(Tiempo de lectura: 4 min)

Mientras sus rivales avanzan en la compra de medios de comunicación, Verizon ha decidido tomar el camino opuesto: centrará sus operaciones en el negocio de la provisión de Internet.

Para lograrlo, la compañía estadounidense anunció que ha decidido vender a Apollo Global Managment dos grandes compañías relacionadas con la comunicación en Internet, AOL y Yahoo.

Con esta venta, las marcas de medios que hasta ahora estaban bajo la órbita de Yahoo y AOL, como TechCrunch, YahooFinance y Engadget, pasarán a formar parte del ecosistema de Apollo.

AOL había sido adquirida por Verizon en 2015 por U$S 4.400 millones y Yahoo en 2017 por U$S 4.500 millones. Entre ambas, U$S 8.900 millones, casi el doble de lo que obtendrá ahora por la venta.

Efectivo y participación de Verizon en la nueva empresa

De acuerdo con lo informado por Verizon, obtendrá U$S 4.240 millones en efectivo por la venta de ambas empresas, además de una participación del 10 por ciento en la compañía en manos de Apollo.

El objetivo de ambas empresas, la compradora y la vendedora, es que la operación pueda finalizarse en el segundo semestre de 2021.

No es una novedad que Verizon quiera vender sus compañía de medios. Desde hace al menos tres años está intentando centrarse en el negocio de sus redes inalámbricas y otros negocios relacionados con los proveedores de Internet.

En 2020, por ejemplo, Verizon le había vendido HuffPost a BuzzFeed.

En los últimos meses también había vendido Tumblr y cerró el tradicional espacio Yahoo Answers.

El objetivo que Verizon jamás logró

Pero no siempre Verizon quiso dejar el segmento de los medios de lado. 

A mediados de la década pasada, la idea original era transformar a Yahoo y a AOL en dos gigantes de los medios online con el objetivo de que asumieran el dominio de la publicidad de Google y Facebook.

Bajo el comando del exdirector ejecutivo de AOL, Tim Armstrong, Yahoo y AOL llegaron a fusionarse en una división de medios online especial en el interior de Verizon llamada Oath.

Sin embargo, Oath fue un fracaso y nunca pudo salir a flote.

Esa fue una de las causas por las que Armstrong abandonó la compañía en el año 2018.

En ese momento, Oath cambió nuevamente de denominación para llamarse Verizon Media Group. Era a finales de 2018 y bajo la dirección de Guru Gowrappan.

Gowrappan seguirá en esa forma, ahora bajo el paraguas de Apollo.

Cambio de rumbo en Verizon

Con las ventas de Yahoo y de AOL, Verizon termina de confirmar que ya no está para nada interesada en el ecosistema mediático, a diferencia de sus rivales.

En efecto, AT&T aún intenta convertir a Warner Media en una competencia en el universo streaming que dispute mercado con Netflix y Disney.

Lo está intentando aun cuando arrastra una deuda enorme por haber adquirido medios que le dan pérdida.

Otro de los rivales proveedores de Internet como Verizon, Comcast, también está intentando hacer pie en el negocio de los medios de comunicación. Lo hace de la mano de NBC Universal.

Yahoo y un fracaso anunciado

Con estas ventas, el destino AOL y Yahoo sigue subido a una incertidumbre que arrastran desde hace dos décadas.

Ambas fueron clave en el nacimiento y la masificación de Internet y llegaron a ser sinónimos de éxito en esos años.

Sin embargo, el permanente cambio de manos, sumados a los problemas de reenfoque de sus negocios, terminaron por derrumbar todos sus años previos de éxitos.

Luego de separarse de Time Warner, AOL luchó por mantenerse, incluso haciendo apuestas arriesgadas como comprando medios digitales como HuffPost y las redes de sitios de noticias con focos locales Patch.

Yahoo, en tanto, tuvo sus propios problemas. Luego de despedir a varios (muchos, por cierto) directores ejecutivos, apeló a la dirección de Marissa Mayer, ex Google, para tratar de encarrilar a la compañía.

Mayer apostó en grande. Una de esas iniciativas fue cambiar el formato de Yahoo Finance y la adquisición de la popular plataforma de blogs Tumblr. Lo hizo por más de 1.100 millones de dólares.

Pero Yahoo no levantó cabeza de la mano de Mayer. Su valoración se hundió en lo más profundo de la bolsa de Nueva York y finalmente terminó vendida a Verizon.

Con el liderazgo de Apollo, AOL y Yahoo lo intentarán de nuevo. Ya no hay mucho tiempo ni demasiadas opciones: es volverse rentable o desaparecer.

Verizon y nuevos objetivos

A pesar de la pandemia de coronavirus, los números le han sonreído a Verizon, que en los dos últimos trimestres ha reportado un crecimiento en su facturación a partir de una estrategia de ofertas en publicidad innovadora, e commerce centrado en el consumidor y suscripciones.

En el primer tramo trimestral de 2021, esa división logró una facturación neta de 1.910 millones de dólares, un 11 por ciento más que en igual trimestre de 2020.

Luego de hacerse pública la compra de AOL y de Yahoo, las acciones de Verizon subieron alrededor de 0,8 por ciento en las operaciones previas a la apertura de Wall Street. Apollo, en tanto, mejoró la cotización de sus acciones en un 0,4 por ciento.

Yahoo es la muestra clara de que los negocios en Internet no duran para siempre.

En sus años de apogeo, allá por el año 2001, la compañía valía 125 mil millones de dólares en la bolsa y concentraba una amplia variedad de servicios, desde buscadores y chats hasta geolocalización y traducción en línea.

Fue un pionero en el universo digital, pero no pudo renovarse a la hora de las innovaciones y Google y las redes sociales lo pasaron por arriba. Literalmente.

Invirtió mal y a destiempo y sus acciones cayeron en picada. 

Hizo una enorme cantidad de compras tan multimillonarias como inservibles, como el servicio de alojamiento web GeoCities en 1999 y Tumblr en 2010.

Incluso pudo haber adquirido Facebook y Google, y no lo hizo.

En 2014, fue víctima de un hackeo en el que le robaron 500 millones de datos de cuentas de clientes y sus password, algo que terminó de delinear el final de la marca.

También perdió la oportunidad de sumarse a Microsoft, En 2006, la firma de Bill Gates ofreció casi 40 mil millones por Yahoo.

Una década después, se vendió por apenas 4.400 millones a Verizon.

Qué le queda a Yahoo

Yahoo fue fundada por Jerry Yang y David Filo en el año 1995. Hoy, sus mayores activos son su buena presencia en Japón y el 15 por ciento que tiene del gigante chino de Internet Alibaba.

Para muchos, Yahoo ya no es una empresa, sino sólo una marca que fue un clásico y que ahora sólo busca sobrevivir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here