(Tiempo de lectura: 3 min)

Una de las cadenas más importantes de occidente de tiendas de conveniencia, Alimentation Couche-Tard, de Canadá, estudia la posibilidad de comprar Carrefour.

El acuerdo recién está en su etapa inicial, pero la idea del grupo norteamericano es hacerse del gigante francés para extender sus débiles tentáculos en Europa.

El holding, con sede central en Québec, confirmó las negociaciones que habían sido adelantadas por agencias de noticias de los Estados Unidos, como Bloomberg.

Alimentation Couche-Tard dijo que ha comenzado a estudiar una adquisición, pero que no hay seguridad que se vaya a concretar. Buscan una compra en buenos términos, nada compulsivo, según dijeron.

Desde el gigante francés confirmaron que se han iniciado tratativas, pero que éstas son iniciales. También dijeron que está abierta la posibilidad de que se combinen los negocios de ambas empresas.

Cuánto vale Carrefour

El actual valor de Carrefour teniendo en cuenta la bolsa de valores es de poco más de 14.100 millones de euros. La compañía canadiense no llega a los 7.000 millones.

En total, la empresa francesa tiene más de 12.400 tiendas y emplea a 321.000 personas en más de 31 naciones.

Uno de sus mercados clave es el español, país en el que Carrefour tiene 204 hipermercados, 111 supermercados (Carrefour-Market), 821 tiendas de cercanía (Express) y más de 140 estaciones de servicio.

Sorprende la decisión de Couche-Tard porque, de concretarse, el acuerdo sería cambiar su estrategia de negocio actual.

Desde su creación, a comienzos de la década de los años ochenta, la compañía canadiense ha enfocado su negocio en la tienda de conveniencia y en las estaciones de servicio. Nunca apuntó a crecer en el supermercadismo de gran envergadura.

Con el paso del tiempo ha comprado a la competencia, pero siempre han sido rivales de menor volumen.

Al comienzo creció en Canadá, y luego lo hizo en los Estados Unidos, donde desembarcó en 2002.

A Europa llegó en 2011.

En los últimos años concentró sus esfuerzos comerciales en Estados Unidos y en Asia, principalmente en la región del Pacífico. Allí intentó adquirir el año pasado Caltex Australia, pero la pandemia congeló esas intenciones.

La compra de Carrefour le permitiría fortalecer su pie en la Unión Europea, continente en el que la compañía de origen francés tiene 2.850 supermercados y algo más de 700 hipermercados.

También desembarcaría en Latinoamérica.

Carrefour está presente en Brasil y en la Argentina, donde es una de las cadenas más fuertes, junto con la estadounidense Walmart, el también francés Grupo Casino, el consorcio empresarial chileno Cencosud (Disco, Vea, Jumbo) y el local Coto.

Una estrategia sobria

Couche-Tard ostenta una imagen de gestionar sus marcas con sobriedad. Es reconocida su estrategia de hacer un exhaustivo scouting antes de adquirir para identificar oportunidades y debilidades de los mercados.

En el año 2016, compró el operador de estaciones de servicio de los Estados Unidos CST-Brands. La adquisición se hizo por 3.400 millones de euros.

También fortaleció su presencia en los países escandinavos con la adquisición de Statoil Fuel and Retail.

En 2020, en plena pandemia de coronavirus, estuvo en la lista de potenciales compradores de las tiendas de las gasolineras de origen estadounidense Speedway. Se trataba de un negocio de 21.000 millones de euros.

Dos gigantes muy diferentes

En la actualidad, Couche-Tard posee algo más de 9.100 tiendas de conveniencia en Canadá y Estados Unidos. En la mayor parte de los casos están ubicadas en estaciones de servicio.

En Europa, hasta noviembre de 2020, poseía 2.750 tiendas.

Mientras la empresa canadiense crece, Carrefour va en el sentido contrario.

Si bien fue de las primeras cadenas internacionales en desarrollar el modelo de hipermercados, en la última década ha perdido presencia frente a rivales como Leclerc, en su país natal, y por el avance de las low cost alemanas (Lidl y Aldi).

Desde hace casi un lustro, Carrefour está en pleno proceso de recorte de gastos. Lo está haciendo fundamentalmente vendiendo hipermercados, que es el punto de venta con menor rentabilidad de ese segmento del retail.

A comienzos de 2019, la empresa francesa se fue de China luego de fracasar en su intento de hacer pie en el gigante asiático.

Algunos especialistas del sector entienden que es muy complicado que esta operación se lleve adelante básicamente por las grandes diferencias que separan a Carrefour de  Couche-Tard.

Por otra parte, advierten que Carrefour podría intentar fortalecer su estrategia de reestructuración y busque comprar otras compañías, como su rival francés Casino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here