(Tiempo de lectura: 2 min)

La compañía de transporte y movilidad Uber Technologies alcanzó un acuerdo para comprar la empresa de reparto de comida a domicilio Postmates Inc. por unos 2.650 millones de dólares en acciones. Dicha cifra equivale a 2.340 millones de euros al cambio.

Uber tiene por objetivo ganar mayor presencia en el negocio de reparto de comida a domicilio, puesto que el mercado ha ganado auge por la pandemia de COVID-19. También busca recuperarse del impacto del virus en el sector transporte, su principal fuente de ingreso.

Los consejos de administración de ambas compañías ya aprobaron la transacción. Asimismo, los accionistas, que representan la mayoría de las acciones en circulación de Postmates, se comprometieron a apoyar la operación. La misma está sujeta a su aprobación y de los reguladores. Se estima que la compra pueda efectuarse en 2021. 

Dara Khosrowshahi, consejero delegado de Uber, declaró que ambas empresas comparten la creencia de que sus plataformas pueden impulsar mucho más que solo la entrega de alimentos. Pueden ser una parte muy importante del comercio local y las comunidades, lo que es aún más importante durante una crisis como la actual. 

De igual modo, Bastian Lehmann, cofundador y consejero delegado de Postmates, también demostró optimismo ante esta decisión. Lehmann aseguró que, a medida que su industria continúe creciendo, también lo hará el beneficio de todas las comunidades a las que sirven. 

El interés de Uber en Postmates

Postmates fue fundada en 2011 y su sede está ubicada en San Francisco. Opera en 4.200 ciudades de EEUU repartiendo comida y otros productos de restaurantes y tiendas al domicilio de los clientes.

En mayo, tenía una cuota del 8% del mercado de reparto de comida a domicilio. Solo era superada por DoorDash, con el 44% del mercado, según la consultora Second Measure.

Uber ofreció una prima de alrededor del 10% sobre la última valoración de Postmates, de 2.400 millones de dólares. En septiembre, Postmates recogió 225 millones de dólares en una ronda de financiación entre inversores privados.

Uber emitió 750 millones de dólares (669 millones de euros) en bonos sénior con vencimiento a cinco años con el objetivo de financiar “posibles adquisiciones y transacciones estratégicas”. Para la compra de Postmates, la empresa de transporte calcula que emitirá unos 84 millones de acciones ordinarias. 

Con esta adquisición, Uber se recupera de la fallida adquisición de Grubhub, la cual pasó a Just Eat Takeaway tras un acuerdo de 7.300 millones de dólares.

La consolidación de los servicios a domicilio

Durante los últimos meses, las plataformas de envíos de comida a domicilio han buscado establecerse. A principios de año, Takeaway adquirió Just Eat, ganando así la pugna a Prosus, el brazo inversor de Naspers y accionista de referencia de Delivery Hero.

Igualmente, Delivery Hero cerró en diciembre la compra de la surcoreana Woowa. Uber Eats, por su parte, vendió su negocio en India a Zomato, traspasó sus operaciones en Emiratos Árabes Unidos a Careem y finalizó su actividad en otros siete mercados.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here