Tecnología Twitter quiso (y no pudo) comprar Clubhouse por U$S 4 mil millones 

Twitter quiso (y no pudo) comprar Clubhouse por U$S 4 mil millones 

Twitter hizo el intento para comprar la plataforma de audio en vivo Clubhouse, de acuerdo con informes de Bloomberg y de otros medios especializados.

0
(Tiempo de lectura: 3 min)

La red social Twitter, de la mano de su cofundador Jack Dorsey, hizo todo lo posible para adquirir la plataforma de redes de audios en vivo Clubhouse hace unos meses, según reporta Bloomberg y TechCrunch.

Sin embargo, los planes se vieron frustrados y las conversaciones terminaron en la nada.

De acuerdo con las versiones periodísticas, fundadas en distintas fuentes con acceso a ambas empresas, el acuerdo que se estaba analizando era cercano a los 4 mil millones de dólares.

Al parecer, negociaron a lo largo de varios meses entre finales de 2020 e inicios de 2021, pero no concluyeron de forma positiva. En la actualidad ya no se estarían llevando a cabo.

De acuerdo con los informes, no están confirmadas las razones por las que el acuerdo entre Twitter y Clubhouse no llegó a buen puerto.

Clubhouse en la mira de Twitter

La novedad se produce cuando Clubhouse está tratando de recaudar en una nueva ronda de financiamiento un monto similar, cerca de 4.000 millones de dólares.

De acuerdo con Bloomberg, las negociaciones con Twitter finalizaron antes de decidir ir en busca de esta financiación externa para sumar capital, lo que hace suponer que el acuerdo se cayó antes de esta nueva iniciativa.

Twitter ya ofrece su propia herramienta, muy parecida a Clubhouse. Se llama Spaces, una sala de chats de audios directos que se ha estado abriendo de forma gradual para un número acotado de usuarios desde comienzos de 2021.

Clubhouse, en paralelo, lanzó Clubhouse Payments con la idea de darle impulso a su monetización.

Jack Dorsey (Twitter)

Esta herramienta les permite a los usuarios de Clubhouse hacer pagos de manera directa a otros creadores de audios en la misma plataforma. Esto es posible hacerlo si el receptor también tiene habilitada la función en sus configuraciones.

Esta funcionalidad de monetización no le posibilita obtener fondos a Clubhouse. Es una forma para que los usuarios paguen a otros por los servicios de manera directa.

Todo lo depositado va a la cuenta del receptor, menos una pequeña porción que se utiliza para pagar la comisión del sistema de procesamiento de pagos, en este caso, Stripe.

Cómo hará Clubhouse para monetizar

Aunque no se dieron detalles sobre cómo se desenvolvieron las negociaciones, lo que parece más probable es que Twitter no haya podido llegar a un precio considerado alto por la compra de Clubhouse.

Más aún si se tiene en cuenta que tenía en paralelo su propia iniciativa en avance (Spaces).

Si bien el impulso inicial de Clubhouse es notable e innegable, aún hay muchas dudas respecto de su consistencia en el tiempo y, más aún, si podrá monetizar la plataforma. 

Por otra parte, distintas redes y proyectos ya están imitando su desarrollo, lo que genera muchas preguntas en relación con que si es un producto en sí mismo o sólo una herramienta más de las tantas que nacen en la red.

Por qué se fue Twitter

La difusión de las negociaciones frustradas puede generar un efecto positivo en la intención inmediata de sumar inversores en Clubhouse. “Si Twitter quiso comprar, debe ser una buena inversión”, piensan algunos.

Por otra parte, puede ocurrir todo lo contrario. “Si Dorsey dejó la mesa de negociaciones debe haber advertido algo que no le gustó”, podrían pensar otros.

En los últimos meses, Twitter está de compras. De hecho, mientras estaba negociando con Clubhouse, anunciaba un acuerdo para adquirir la plataforma de boletines Revue.

La incorporación de Revue fue el primer intento de la red de Dorsey para hacer pie en proyectos relacionados con contenido de “formato largo”.

Por otra parte, evidencio que la compañía californiana está intentando por todos los medios un nicho de mercado que le aporte ingresos, en este caso, por medios de suscripciones.

Revue, una firma de los Países Bajos nacida en 2015 y con 10 empleados, ha logrado grandes recaudaciones en Europa, en total, unos 350 millones de euros.

¿Qué buscó Twitter con la adquisición de Revue? Revue centra su modelo de negocio en la producción de boletines informativos bajo dos versiones: unos son gratuitos; y otros, pagos.

La alternativa gratis posibilita enviar boletines para un máximo de medio centenar de personas. Con la versión por suscripción se puede llegar hasta más de 30 mil destinatarios y hay más posibilidades de diseño.

Revue se queda con el 6 por ciento de los ingresos que provengan de los boletines que en esencia son producidos por expertos en temas puntuales, curadores, periodistas y editores.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil