(Tiempo de lectura: 3 min)

La aplicación que Twitter utilizó para testear nuevas funcionalidades queda en el pasado.

Así es, la red social que conduce Jack Dorsey cierra una app que vio la luz inicialmente en el CES de 2019, y que luego se lanzó al público unos meses más tarde.

Su objetivo fundamental era testear novedades y diseños para los conjuntos de tuits enhebrados, incluidos detalles como segmentar réplicas, introducir etiquetas y responder con marcas en color, entre otros.

Un grupo de esos testeos se transformaron en características de la red social. Otras no llegaron jamás a la app madre.

Twitter y sus pruebas en público

La intención de probar diseños con el público observando en tiempo real fue una experiencia altamente innovadora por parte de Twitter.

En general, las compañías llevan adelante este tipo de pruebas de forma interna, nunca públicas. 

Luego, siguen testeos a una escala acotada utilizando un grupo de usuarios reducido para recibir feedback y otras propuestas.

Sin embargo, con Twttr, la compañía de Dorsey hizo algo innovador y disruptivo al invitarlos directamente a ser parte de la optimización en un estadio mucho menos avanzado.

Cambios y más cambios

La conformación de Twttr fue ideado por quien por ese tiempo era directora de Gestión de Productos en la red de Dorsey: Sara Beykpour.

Pero la desarrolladora anunció en 2019 que se iba a otras funciones en la compañía y que la reemplazaría quien estaba en la Dirección de Productos, Suzanne Xie. Ella se iba a quedar con la responsabilidad de avanzar con Twttr.

Xie llegó a Twitter cuando la red social del pajarito azul adquirió Lightwell.

Según los medios especializados en tecnología, los trabajos en Twttr se detuvieron cuando Xie arribó al cargo. Fue evidente porque desde ese momento ya no se analizaron más potenciales actualizaciones relevantes.

Luego Xie se fue: dejó Twitter por Stripe en septiembre de 2020.

Finalizando el año, ya no parecería que tenga sentido mantener esta aplicación activa, en gran medida, porque ya no estaba en uso.

Nada es para siempre 

Twitter dio a conocer su plan de “matar” a Twttr el jueves 3 de diciembre al mismo tiempo que confirmó que está analizando nuevas ideas para las conversaciones que se realizan en Twitter.

Es seguro que Twttr ya no tenía una gran cantidad de usuarios, en especial porque no incluía agregados de Twitter como los Temas y los Fleets, por ejemplo, y ya no ponía en consideración de los usuarios nuevas ideas para testear.

Igualmente, la red social dijo que no ha desechado seguir usando Twttr más adelante, sólo la ha pausado hasta nuevo aviso. La compañía dijo que está explorando próximos pasos, pero no proveyó detalles sobre los mismos.

Soluciones que no fueron aceptadas

La empresa había empezado a testear la aplicación Twttr en una versión para iOS y luego lanzó la extensión a la versión de escritorio. 

El objetivo siempre fue aclarar el hilo de las conversaciones para que pudieran seguirse con mayor comodidad por parte de los usuarios.

En realidad, el nacimiento de Twttr era un “problema bueno” para Twitter, porque las conversaciones habían crecido exponencialmente y necesitaba organizarlas.

Muchas de las ideas que la red social volcó en la aplicación fueron rechazadas por los usuarios, en general diciendo que hacía a las conversaciones más complicadas de seguir.

En definitiva, los cambios lograron el resultado inverso al buscado.

La idea de Twitter era darle mayor relevancia a las respuestas en las conversaciones, pero en ese intento, los usuarios se perdían.

Junto con la desaparición de Twttr, Twitter también dejará de lado las conversaciones enhebradas que se lanzaron en la plataforma a principios de 2020.

Los comentarios que recibió la empresa sobre el nuevo diseño no fueron muy positivos.

Las conversaciones enhebradas se podían ver como respuestas con delgadas líneas grises desde la publicación original. 

Buscó hacer algo parecido a lo que hace Reddit, pero le salió mal.

Vuelve la verificación

Otra de las novedades que se conocieron esta semana relacionadas con Twitter es el regreso de la verificación de cuentas. Una posibilidad que había dejado de funcionar en 2017 para sus usuarios.

El retorno del sistema trascendió de distintas fuentes de Silicon Valley e incluso ya hay un borrador.

Para poder tener la preciada marca azul, las cuentas deberán ser muy activas, de relevancia y pertenecer a individuos o marcas reconocidas.

Podrán solicitarla gobiernos, compañías, marcas, ONG, sitios de noticias, de entretenimiento y de deportes. También otras organizaciones y personas consideradas influyentes.

Cuando se suspendió en 2017, Dorsey dijo que se tomaba esa decisión porque el procedimiento tenía defectos.

La idea ahora es dejar bien en claro cuáles cuentas se pueden verificar y cuáles no. Los pasos que se deben seguir y las razones por las que se habilita o no la marca azul.

También Twitter podría ahora quitar la insignia de verificación si un usuario permanece inactivo cierto tiempo o su infringe normas de la empresa.

En este sentido, se espera que la red social deje de darle a la cuenta de Donald Trump un tratamiento diferenciado cuando deje de ser presidente de los Estados Unidos.

Es que si bien el magnate ha violado las reglas en numerosas ocasiones, Twitter dijo que al ser el titular del Poder Ejecutivo de ese país, sus tuits son relevantes periodísticamente.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here