(Tiempo de lectura: 3 min)

Con dos decretos ley (órdenes ejecutivas, como se llaman en los Estados Unidos) el gobierno de Donald Trump le puso plazo a las aplicaciones chinas TikTok y WeChat.

Les dio 45 días a las empresas matrices para vender sus filiales en los Estados Unidos.

De no ser así, prohibirá “cualquier transacción” por parte de “cualquier persona o empresa” con ByteDance Ltd y Tencent, las compañía chinas propietarias de TikTok y WeChat, respectivamente.

La medida presiona aún más las negociaciones que se están llevando a cabo para que la popular aplicación de video le venda su negocio en ese país a Microsoft.

Fue la misma Microsoft la que confirmó el domingo 2 de agosto que estaba avanzando en las conversaciones con ByteDance para adquirir la aplicación. También dijo que su CEO, Satya Nadella, había estado reunido con Trump.

Un día después, el presidente de Estados Unidos estableció al 15 de septiembre como la fecha límite para que TikTok encuentre un comprador en ese país. De no hacerlo, dijo, le impediría funcionar.

Trump estableció el 15 de setiembre como fecha límite para cerrar la venta de TikTok.

El argumento de Trump para prohibir TikTok

La nueva orden ejecutiva dice que TikTok “captura grandes cantidades de información de sus usuarios”, como los datos de ubicación y los historiales de búsqueda, lo que “amenaza con permitir que el Partido Comunista Chino acceda a datos privados de los estadounidenses y podría permitir a China rastrear las ubicaciones de los empleados y contratistas federales, crear expedientes de información personal para chantajear y realizar espionaje corporativo”.

Poco después de emitir el decreto ley respecto de TikTok, Trump emitió una orden similar para WeChat, el “Whatsapp chino” propiedad de Tencent, una mega compañía con base en el gigante asiático.

En este caso, como WeChat permite a sus usuarios transferir fondos entre sí, la orden establece que prohibirá las transacciones financieras con la matriz en Asia.

Además de tener WeChat, Tencent también es una compañía líder de videojuegos y sus inversiones incluyen una participación del 40 por ciento en Epic Games, la empresa detrás del popular Fortnite.

El argumento de la seguridad nacional ya fue empleado antes por la Casa Blanca en el caso de las limitaciones para Huawei, compañía china con la que Trump mantiene un disputa desde 2018. 

El nuevo decreto también asegura que TikTok censura y difunde contenido de acuerdo con la agenda del Partido Comunista Chino.

La respuesta 

TikTok dijo en un comunicado publicado este viernes dice que esto “sienta un precedente peligroso” socavando la “confianza de las empresas globales en los Estados Unidos” y promete buscar todos los “remedios disponibles”, incluidas las acciones legales.

“Estamos conmocionados por la reciente orden ejecutiva que se emitió sin el debido proceso”, dijo la compañía.

“Durante casi un año, hemos tratado de relacionarnos con el gobierno de Estados Unidos de buena fe para lograr una solución constructiva a las preocupaciones que se han expresado. En cambio, lo que encontramos fue que la administración de Donald Trump no prestó atención a los hechos, dictaminó los términos de un acuerdo sin pasar por procesos legales estándar y trató de inmiscuirse en las negociaciones entre empresas privadas”.

Desde Tencent dijeron que están “revisando la orden ejecutiva” para avanzar en una estrategia de defensa. 

Después de la amenaza de Trump del viernes pasado de cerrar TikTok, los usuarios de la app en ese país comenzaron a transmitir en vivo y a publicar videos en homenaje a lo que temen sea el final de la aplicación.

Otros dicen que están buscando maneras de evitar la prohibición, como por ejemplo engañando a los servidores para que crean que están navegando desde un país diferente a los Estados Unidos.

TikTok

¿Por qué tanto rencor con TikTok?

Hay que recordar que en junio pasado, un truco organizado principalmente a través de la plataforma TikTok generó problemas a los organizadores de un encuentro político de Trump en la ciudad de Tulsa, Oklahoma.

En los días previos a la concentración, distintos grupos en TikTok alentaron a usuarios a registrarse en línea para el evento gratuito para luego no presentarse.

Creyendo que iban a asistir más de 15 mil personas, los organizadores dispusieron de muchos más lugares y hasta pantallas gigantes afuera del lugar, algo que fue innecesario luego, cuando la asistencia fue mínima si se compara con las expectativas falsamente creadas.

En relación con la prohibición, expertos en derecho aseguran que la redacción es “vaga y apresurada”, por lo que entienden que lo que en realidad busca es, por un lado, amenazar, pero por otro, evitar que las app figuren en las tiendas de descarga de Apple y Google.

Al no figurar en AppStore y Google Play, se frenaría de hecho la distribución de TikTok en los Estados Unidos.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here