(Tiempo de lectura: 2 min)

Trajes hazmat, esta es la nueva tendencia privada ideada en Indonesia para ayudar en el combate contra el Covid-19. La historia es simple, y vital e involucra a la empresaria indonesia Maryati Dimursi, quien a comienzos de abril del 2020 decidió sumarse a la lucha contra esta pandemia.

Dimursi es dueña de una fabrica de ropa que tiene su asiento en Depok, una ciudad de Java Occidental en el archipiélago de Indonesia. Constantemente había estado recibiendo quejas de sus amigos que trabajaban en hospitales tratando pacientes de coronavirus.

La queja repetitiva era que no tenían suficientes trajes de protección. Los médicos, enfermeras y, en general, todo el personal del hospital trabajaba bajo riego de infección. Muchas medidas desesperadas, como el uso de impermeables, se estaban implementando, pero eso no era suficiente ya que el peligro persistía.

A inicios del 2020, Maryati Dimursi decidió involucrase en la solución del problema. Así pues, fundo un crowfunding para colectar dinero y empezar un proyecto. En los inicios de su proyecto, aún no tenía claro el tipo de traje que confeccionaría, pero la respuesta le llegó casi inmediatamente.

Un amigo le trajo como modelo un traje especial hazmat que era usado por trabajadores que manipulan sustancias peligrosas y allí nació la idea. Ya con el panorama completo en mente, Dimursi fue de puerta en puerta buscando socios en Depok que se unieran a ella en su proyecto.

Encontró cinco empresarios que manejaban negocios de ropa. Acordaron comenzar la producción de los hazmat cobrando solo por el costo de la mano de obra y se pusieron en movimiento. Ahora, Dimursi ha diseñado varios prototipos del traje y su objetivo es fabricar cientos de ellos y proporcionarlos a los hospitales de forma gratuita.

El proyecto hazmat de Indonesia

En la actualidad, el proyecto hazmat se encuentra en febril desarrollo. Los cinco empresarios socios de Dimursi cuenta con una red de sastres que laboran solo por el pago de la mano de obra. El entusiasmo es tal que todos ellos han diferido ordenes de confección de otros trajes para dedicarse completamente al proyecto de Dimursi.

Uno de los socios, Tating, confió a los medios que se sentía muy satisfechos con el trabajo que estaba realizando. Recalcó en sus declaraciones que sentía que era lo menos que podía hacer siendo el una persona que trabaja en la industria de la moda.

Por otro lado, Dimursi comentó que ya algunos hospitales y clínicas pidieron comprar los trajes. No obstante, ella se mantiene en la idea inicial de que los recibirán gratis. Su anuncio de recaudación de fondos en las redes sociales fue respondido con donaciones y voluntarios para ayudar a producir y distribuir los hazmat.

En los inicios del proyecto, ella pensó que podría confeccionar 50 trajes hazmat, pero se donó suficiente para producir 1.000 de ellos. Dimursi tiene en sus manos una lista de 20 hospitales que los necesitan con urgencia. Al comienzo de dicha lista, ocupando la posición más alta, destaca al inicio el Hospital GMZ, de la provincia de Lampung. En este centro de atención, su personal esencial se protege solo con impermeables plásticos.

En el curso de su conversación con los medios Dimursi confesó que tuvo muchas dudas. La causa estuvo en los comentarios negativos que personas comenzaron a hacer en Instagram en relación a la calidad de los trajes. Sin embargo, algunos médicos comentaron que, si bien era cierto que los hazmat no se ajustaban a las especificaciones de trajes quirúrgicos, eran muy útiles y resolvían en casos de emergencia.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here