(Tiempo de lectura: 3 min)

Toyota Motor reducirá su producción automotriz global en noviembre en un 15 por ciento de su último plan de producción debido a la escasez de semiconductores y los problemas energéticos en China. Equivale a alrededor de 150 mil vehículos,

La medida se produce después de que el fabricante de automóviles japonés redujera su producción en un 40% desde su plan inicial de septiembre a octubre, ya que el resurgimiento de las infecciones por Covid-19 en el sudeste asiático interrumpió la cadena de suministro de autopartes.

Igualmente, la marca mantendrá su plan de producción global para el año fiscal 2021 en 9 millones de vehículos a pesar de los últimos recortes de producción.

La compañía apunta a normalizar sus plantas y completar el plan después de diciembre, pero algunas fuentes vinculadas a la compañía esperan que persista “cierta incertidumbre”.

En Japón, el fabricante de automóviles recortará la producción en alrededor de 50 mil vehículos y la producción fuera de ese país, en hasta 100 mil automóviles, en un pronóstico que hizo a fines de septiembre.

Se espera que el volumen de producción del próximo mes sea de alrededor de 820 mil coches, el mismo nivel que en noviembre de 2020.

Las restricciones de chips y autopartes de los fabricantes de automóviles se endurecieron en septiembre a medida que aumentaron las infecciones por coronavirus. Con la producción ya obstaculizada, Toyota ahora está comenzando a reconocer que la actual escasez de energía en China probablemente hará que las piezas sean aún más difíciles de conseguir.

Ganancias y expectativas de Toyota

En septiembre, Toyota revisó a la baja sus proyecciones de producción para todo el año a 9 millones de unidades. La revisión fue igual al 3% (unos 300 mil vehículos) de su pronóstico inicial.

La compañía mantuvo su pronóstico de ganancias para todo el año basándose en el supuesto de que los recortes de costos compensarían la disminución de las ventas.

Un proveedor de Toyota ha reconocido que la escasez de chips sigue siendo grave.

Si bien el fabricante de automóviles ha reducido la producción durante tres meses seguidos, la atención se centrará en si puede devolver el nivel de producción a la normalidad después de diciembre.

En septiembre, Toyota dijo a algunos proveedores que su producción de automóviles en diciembre sería de alrededor de 1 millón de unidades, un 30% más que el año anterior.

Un problemas de todos

Seis de los grandes fabricantes de automóviles de Japón reducirán los planes de producción para el año fiscal actual en más de 1 millón de vehículos, una disminución en el mismo nivel que el año anterior que experimentó un recorte importante debido a la pandemia de coronavirus.

El impacto del aumento de las infecciones por coronavirus en el sudeste asiático, que es una importante base de suministro de semiconductores para vehículos, es la principal causa de los recortes. También lo están sintiendo los fabricantes de automóviles en Europa y Estados Unidos.

Además de Toyota, compañía sobre la cual ya nos explayamos antes, Nissan Motor también ya ha anunciado un plan para reducir la producción, en este caso en 250 mil unidades. Honda Motor, en tanto, espera que las ventas sean menores en 150 mil vehículos, lo que se debe a recortes de producción.

Honda

Suzuki Motor es la empresa que recibirá el mayor golpe: está reduciendo la producción en 350 mil vehículos (un 10% la cifra del año fiscal pasado). Suzuki está luchando por encontrar un suministro constante de semiconductores y suspenderá sus operaciones en países como Japón, Tailandia y Hungría.

Se espera que la producción en India, que representa la mayor parte de su negocio, opere a solo alrededor del 40 por ciento de la capacidad normal este mes.

Mazda Motor, Mitsubishi Motors y Subaru también han anunciado sus propios recortes. Como resultado, los recortes combinados solo para las seis compañías que los han anunciado suman 1,05 millones de vehículos.

Mitsubishi

Causas

Muchos de los recortes se deben al cierre de una planta de STMicroelectronics en Malasia. La empresa suiza suministra microcontroladores automotrices a proveedores de Toyota y otras firmas, pero el coronavirus ha impedido que los empleados vayan a trabajar.

Debido a que no se fabrican componentes como frenos, tampoco se manufacturan automóviles terminados.

Ingresos de los principales fabricantes de automóviles en todo el mundo en 2020 (en miles de millones de dólares estadounidenses). Statista.

Muchos fabricantes de componentes tienen fábricas en el sudeste asiático, que en los últimos años también se ha convertido en un centro de producción de semiconductores automotrices.

La alemana Bosch tiene siete plantas de componentes eléctricos y otros productos en la región. Su competencia, la también teutona Continental, también produce piezas de esta clase en varias fábricas de ese país.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here