(Tiempo de lectura: 3 min)

Desde distintos países del mundo, pero muy especialmente desde los Estados Unidos, la aplicación para compartir videos de origen chino, TikTok, está siendo acusada de tener vínculos con el gobierno de Xi Jinping.

En rigor, se la señala como una “proveedora” de datos a Beijing.

TikTok había soportado las acusaciones sin responder a las críticas, hasta ahora.

Theo Bertram, jefe de política pública de TikTok para Europa, Medio Oriente y África, salió a hablar del tema y dijo que la compañía dueña de la app rechazaría cualquier solicitud de China de entregar datos.

En una entrevista con la BBC, Bertram dijo que las versiones sobre que están, de alguna manera, bajo el control del gobierno chino, “son completamente falsas”.

Estados Unidos presiona a TikTok

La necesidad de TikTok de aclarar este punto tiene una explicación: Washington está presionando a la app para que demuestre que no tiene vínculos con Beijing bajo la amenaza de prohibir su uso en los Estados Unidos.

La compañía dueña de la marca, ByteDance, tiene por ahora su sede en Beijing, pero un domicilio clave en el paraíso fiscal de las Islas Caimán.

Todo es oscuro en este sentido, y por eso está en negociaciones con Londres para llevar la base de operaciones al Reino Unido. Algo que ahora estaría en suspenso.

Donald Trump no estaría muy conforme con esto. Según algunas versiones, habría amenazado con no prohibir a TikTok sólo si se convierte en una empresa estadounidense.

Esta información no parecería infundada. Basta decir que el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo la semana pasada que los usuarios de TikTok en ese país corren el riesgo de que sus datos terminen en manos del Partido Comunista Chino.

La nueva sede

Según Bertram, la compañía todavía no tomó una decisión respecto de donde estará ubicada la sede internacional de TikTok, por lo que la incógnita permanece.

Además, negó terminantemente las acusaciones relacionadas con que TikTok es indulgente con los pedófilos que intentan captar niños a través de la aplicación.

Según una denuncia del Daily Telegraph, con información supuestamente filtrada del centro de operaciones de TikTok, enviar mensajes sexuales a niños suponen una prohibición permanente en la aplicación recién a la tercera vez.

Bertram dice que TikTok cambió esa política “hace tiempo” y que ahora hay “tolerancia cero” para ese tipo de comportamiento. También asegura que esas publicaciones son eliminadas de manera inmediata y que se informa a las autoridades.

TikTok emplea a unas mil personas en Europa, la mayoría de las cuales se encuentran en el Reino Unido e Irlanda. 

Si la nueva sede central se ubicara en Londres, significaría unos 3.000 puestos de trabajo extra, de acuerdo con un cálculo de Sunday Times.

Tensión entre Londres y China (Huawei en el centro de la escena)

La relación entre Londres y Beijing no pasa por el mejor momento. La semana pasada se conoció la decisión del gobierno de Boris Johnson de impedir que Huawei participe en la construcción de la red de infraestructura de telecomunicaciones de nueva generación, las 5G.

Según lo determinó el Ejecutivo británico, las compañías operadoras sólo podrán incorporar tecnología de la compañía china hasta fin de 2020 y, para 2027, los equipos marca Huawei deberán haber desaparecido de toda la red.

La novedad fue una pésima noticia para la compañía de origen chino y una bocanada de aire fresco para sus rivales, las nórdicas Ericsson y Nokia, que ahora tienen el camino libre para extender sus tentáculos en la nueva generación de redes en el Reino Unido.

Gran Bretaña es clave porque lo que allí se disponga respecto de Huawei sería tomado como ejemplo para decenas de otros países del mundo que están decidiendo qué hacer con la infraestructura de las redes 5G.

Es sabido que los Estados Unidos viene presionando a todos sus aliados para que no utilicen la tecnología de Huawei por la sospecha de que, como en el caso de TikTok, podría ser un vehículo de espionaje chino. 

En este sentido, el embajador chino en el Reino Unido, Liu Xiaoming, dijo que teme que el baneo de Huawei pueda generar una guerra económica entre los dos países, aunque aseguró que por ahora sólo están evaluando las consecuencias.

Sin embargo, calificó a la decisión como “muy mala”.

Esto fue antes de conocer la posibilidad de que TikTok no se asiente en Londres, como se esperaba.

La plataforma china para compartir videos es muy popular y la aplicación se ha descargado 2.000 millones de veces.

En la India, por ejemplo, TikTok ya fue bloqueada, al igual que otras aplicaciones chinas.

Australia, por caso, también prohibió a Huawei y al fabricante de equipos de telecomunicaciones chino ZTE, y también está considerando evitar el uso de TikTok.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here