(Tiempo de lectura: 2 min)

El Dow Jones anunció el lunes 16 de noviembre que Tesla se unirá al S&P 500 a partir del próximo 21 de diciembre.

Desde entonces, las acciones del fabricante de vehículos eléctricos no han dejado de subir porque ahora se especula que no pasará lo de septiembre pasado, cuando la incorporación fue rechazada sorpresivamente porque el comité del índice dijo que no cumplía con una serie requisitos

De acuerdo con las cotizaciones actuales, cuando se sume, Tesla será una de las 10 compañías más valiosas del índice.

La nueva oportunidad para Tesla

La compañía, dirigida por su fundador, Elon Musk, ha sido durante mucho tiempo lo suficientemente valiosa como para ser incluida en el S&P 500, pero una serie de factores han impedido esa incorporación.

La composición del S&P 500 está determinada por la capitalización de mercado (un mínimo de 8.200 millones de dólares), pero también por factores cuantitativos y cualitativos que analiza el comité y que Tesla no había cumplido. Hasta ahora.

Entre otras condiciones, las empresas deben informar cuatro trimestres consecutivos de ganancias, según lo determinado por un conjunto de normas de los Estados Unidos. Las llamadas Gaap por sus siglas en inglés.

Igualmente, era cuestión de tiempo para que Tesla desembarcara en el S&P 500. En efecto, la compañía informó hace 20 días su quinto trimestre consecutivo de ganancias y la venta de más de 139 mil vehículos en el tercer trimestre fiscal de 2020, un nuevo récord.

El comité se reúne trimestralmente para analizar al conjunto de empresas que componen el índice, aunque –en rigor– se pueden agregar o eliminar compañías del S&P en cualquier momento.

En general, las empresas que están programadas para sumarse no reciben ninguna advertencia previa.

En la historia

Agregar a Tesla no será una tarea fácil después de que las acciones crecieran exponencialmente (se dividieron por cinco este año) y empujaran a la firma a una capitalización de mercado arriba de los 380 mil millones de dólares.

La incorporación representa un hito histórico para Musk y su compañía de automóviles eléctricos, que ha experimentado altibajos pero que, en realidad, no ha dejado de crecer en una década.

Las acciones de la compañía de California han subido casi un 20 oor ciento desde el anuncio porque el cambio obligará a los fondos indexados a comprar alrededor de 50 mil millones de dólares de su stock.

¿Conviene invertir ahora?

Si piensa invertir en Tesla ahora, debe saber que si bien la inclusión en el S&P 500 es un dato notable, no supone luz verde para un crecimiento exponencial.

Tesla es una acción tan interesante como controvertida. El fabricante se ha convertido en un creador de automóviles casi tradicional, pero al mismo tiempo sigue siendo una empresa de tecnología.

Esa dualidad hace que sea muy complicado predecir el comportamiento futuro.

Los debates sobre el valor de mercado de las acciones de Tesla son más acalorados desde las últimas elecciones en los Estados Unidos.

No es que Tesla sea una compañía que se pueda ver perjudicada por la administración de Joe Biden (asumirá en enero 2021), pero hay que tener en cuenta que se está pagando mucho por el crecimiento futuro que puede experimentar, o no.

Si bien es verdad que las acciones de Tesla aumentarán debido a la demanda de los fondos indexados, a largo plazo puede ser muy peligroso comprar ahora sin diversificar carteras, dicen los analistas que siguen los números finos de la empresa de Musk.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here