(Tiempo de lectura: 2 min)

La tasa de paro aumentó un 0,6% en noviembre con 25.269 desempleados, la cifra más alta desde el año 2012. En aquel entonces, más de 74.000 personas quedaron sin trabajo, de acuerdo con los datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Con esta subida, el total de parados llegó a 3.851.312 desempleados. En comparación al año pasado, la tasa de paro incrementó un 20,4%, con 653.128 desempleados más. Sin embargo, el Ministerio resaltó que el alza de noviembre es apenas la mitad de la registrada en octubre, cuando se registraron 49.558 parados.

Según la serie histórica, la tasa de paro ha subido en casi todos los meses de noviembre, excepto en los años 2013, 2014, 2015 y 2018, cuando tuvo bajas. El mayor incremento se registró en 2008, cuando la cifra llegó a 171.000 personas. En cambio, en noviembre de 2019 hubo 20.525 desempleados. 

Así como en meses anteriores, el dato de noviembre no incluye a aquellos empleados en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE. La definición de paro registrado no los cuenta como desempleados.

En lo que respecta a contratación, en noviembre de este año hubo un 17,8% menos que en 2019, con 1.449.810 contratos hechos. De acuerdo con el Ministerio, esta cifra representa el 82,2% de los contratos firmados el año pasado. Solo el 8,8% fueron indefinidos, con una baja del 25,3% en comparación al ejercicio anterior. 

En cambio, noviembre registró 77.086 contratos a tiempo completo, un 23,9% que en noviembre de 2019. Por su parte, los contratos indefinidos a tiempo parcial tuvieron un retroceso anual del 27,2%, llegando a 51.103 contratos. 

Más de 1,3 millones fueron contratos temporales. De ese total, el 27,9% fueron eventuales por circunstancias de la producción a tiempo completo. Por su lado, el 31,7% fueron de obra o servicio, también a tiempo completo, mientras que el 25,3% fueron contratos temporales con jornada parcial.

Tasa de paro subió en las comunidades

Galicia tuvo el mayor repunte mensual de desempleo, con 6.165 parados. Le siguen Canarias, con 5.832 desempleados, y Castilla y León, con 5.103 desempleados. En cambio, País Vasco registró una baja, con 6.035 desempleados. Además, la contribución de Castilla-La Mancha y Madrid al aumento de la tasa de paro fue mínima, puesto que registraron 1.662 y 612 parados, respectivamente.

En cuanto a las provincias, Jaén (-6.237 desempleados) y Almería (-2.879) tuvieron descensos. Por su parte, el paro subió en Cádiz (+4.183 desempleados), Málaga (+3.732 parados) y Huelva (+3.693).

Por otro lado, el desempleo entre los extranjeros incrementó un 2% en noviembre, con 11.353 desempleados más respecto a octubre. El total de inmigrantes en situación de desempleo es de 558.740, un 38,3% que en 2019.

En lo que respecta a los sectores, la agricultura tuvo un 2,4% menos, con 4.624 personas menos. Igualmente, la industria tuvo un descenso del 0,1%, con 302 desempleados. El resto de las áreas sí tuvieron incrementos. Los servicios registraron 24.959 desempleados más (+0,9%), mientras que la construcción tuvo 1.482 desempleados (+0,5%).

El crecimiento de la tasa de paro es en su mayoría femenino. En noviembre, 18.969 mujeres quedaron desempleadas. Un 0,8% más que en octubre. En cambio, hubo 6.300 nuevos desempleados varones, un 0,4% que el mes anterior. Entonces, el total de mujeres en paro subió a 2.222.254 y el de hombres a 1.629.058.

Cifra de trabajadores en ERTE vuelve a subir

Debido a la segunda ola de COVID-19, el número de trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo llegó a 746.900 personas. Aumentó 18.487 trabajadores más en comparación a octubre y 40.650 más respecto a noviembre. 

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones asegura que, en comparación a abril, la cifra de trabajadores en ERTE se redujo un 80%. Asimismo, dicho número ha permanecido estable, en torno a los 700.000 trabajadores, durante semanas. 

Esto se debe a que se produjo un “trasvase” de los ERTE vigentes antes de la última prórroga a los nuevos esquemas incluidos en la nueva regulación que extendió los ERTE hasta el 31 de enero de 2021.

Entonces, del total de empleados en ERTE que se registró en noviembre, 326.296 forman parte de los antiguos ERTE. Por su parte, 420.604 trabajadores están incluidos en los nuevos ERTE. Cuentan con exoneraciones especiales para sectores ultraprotegidos y cobertura para las empresas afectadas por las restricciones administrativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here