(Tiempo de lectura: 4 min)

Varios elementos han convergido este jueves para que los inversionistas de Wall Street hayan tenido una jornada marcada por el pesimismo. El S&P 500 y el Dow Jones cayeron ante los temores de que el crecimiento económico de los Estados Unidos se estanque.

Las nuevas restricciones debido a los picos de coronavirus en todo el país, junto con el aumento inusitado de las solicitudes semanales de desempleo y la ausencia de nuevos estímulos, dominaron la escena bursatil.

El esperado informe del Departamento de Trabajo, mostró un panorama nada alentador en medio del rebrote de covid-19. Alrededor de 20,3 millones de personas a finales de octubre recibieron prestaciones por desempleo. Lo que indica que los daños ocasionados por la pandemia que golpeó por primera vez a EE.UU hace siete meses, aún están lejos de finalizar.

El socio gerente de Kace Capital Advisors en Florida, Kenny Polcari, dijo que “la disminución en las cifras de solicitudes de desempleo durante los últimos meses ha cambiado de rumbo repentinamente”. De manera que los analistas están presagiando un empeoramiento de la economía para los próximos meses.

Anuncios de efectividad de la vacuna no calma a los mercados

A pesar del anuncio de que la vacuna de AstraZeneca y Oxford provoca una respuesta inmune del 99%, índices cayeron. El S&P 500 siguió con pérdidas considerables en su tercera sesión consecutiva este jueves. Esto provocó un retroceso de las ganancias récord obtenidas al cierre de la jornada del lunes, luego de que varios laboratorios anunciaran avances positivos en sus investigaciones sobre la vacuna contra el covid-19.

Los inversores igualmente han mostrado mucha cautela respecto a las pérdidas que están causando las fuertes restricciones sanitarias y comerciales implementadas tras el aumento de los casos de coronavirus en el país.

Tanto así que las escuelas públicas de Nueva York, la mayor red de educativa del país, tuvieron que cerrar nuevamente. La enseñanza en las aulas neoyorquinas se detuvo este jueves ante el peligroso ritmo de propagación de la pandemia en la ciudad. En EE.UU la cifra de muertos por coronavirus superó esta semana 250,000 casos.

Nuevos estímulos son claves

Los analistas esperan que pronto haya un acuerdo en el Congreso para la aprobación de un nuevo paquete de estímulo financiero. “El estímulo será la clave”, declaró sobre el tema el codirector de operaciones de Themis Trading en Nueva Jersey, Joe Saluzzi.

Dijo que incluso no tiene que ser un paquete de 2 billones como se espera sino “un paquete más pequeño, medio billón, será bien recibido”.  “Ese es el truco correcto para mantener abiertos ciertos negocios y que la gente pague el alquiler antes de que comience a llegar la vacuna”, agregó.

El mercado tiene su atención puesta en la Reserva Federal, que luce preocupada por la situación. Pero hasta ahora no ha ofrecido nuevas señales sobre su intervención en un nuevo estímulo monetario.

Comportamiento de los índices y las acciones

Al mediodía (ET) el Dow Jones Industrial Average disminuyó un 0,41%, mientras que el S&P 500 cayó un 0,13%. En tanto que el Nasdaq Composite obtuvo una ganancia de un 0,55%, junto con las acciones de los gigantes tecnológicos. Tesla, Alphabet y Amazon.com, vieron una subida de entre un 0,4% y un 3,1%.

Las acciones de valor, incluyendo a bancos y compañías industriales, en cambio bajaron un 0,6%. Pero en las acciones vinculadas al crecimiento, que fueron percibidas como de menor riesgo, se reportaron algunas ganancias.

Las pérdidas más significativas fueron las de los índices industriales (0,9%) y de transporte Dow Jones (0,2%). Este retroceso siguió después de que cada uno de estos índices alcanzó el miércoles un máximo histórico.

L Brands Inc creció un 14,5% luego de la publicación de sus resultados del tercer trimestre que superaron las expectativas. La minorista estadounidense fue favorecida por la ventas récord en Bath & Body Works y un aumento de la compra de lencería de Victoria’s Secret.

A las acciones de Nvidia Corp no les fue bien, pues cayeron un 1,2%. Luego de que voceros de la compañía anunciaran que prevén para el cuarto trimestre una leve caída en las ventas de chips destinados a los centros de datos.

En cuanto al índice S&P, se registraron otros dos máximos de 52 semanas sin ningún nuevo mínimo. El Nasdaq mientras tanto obtuvo 64 nuevos máximos y otros seis nuevos mínimos.

Preocupación por ausencia de ayuda fiscal y aumento de contagios

Aunque la economía de EE.UU mostró signos de mayor recuperación en el tercer trimestre por encima de lo esperado, la Reserva Federal está preocupada por el aumento de los contagios de covid-19.

La presidente del Banco de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester, dijo que ante el aumento de las infecciones, las pequeñas empresas y las familias necesitarán mayores apoyos fiscales para superar esta coyuntura.

En declaraciones a la televisión, Mester dijo que “el hecho de que no tengamos un paquete fiscal es muy preocupante”. Añadió que debido al impacto dispar de la pandemia, la política fiscal es clave porque se puede dirigir “a los hogares y pequeñas empresas que realmente necesitan la ayuda”.

La funcionaria afirmó que la política monetaria de la FED seguirá adaptándose a los vaivenes económicos de la pandemia. Hasta que el país se recupere totalmente de los estragos causados por el virus.

En la primavera, la Fed recortó las tasas de interés y las llevó casi cero y ahora está enfocada en la compra mensual de unos $ 120 mil millones en bonos del Tesoro y otros valores respaldados por hipotecas. Los legisladores han dicho que estas compras son necesarias para ayudar a que el mercado se mantenga operando, pero ahora sirven como estímulo monetario.

Ayuda concreta para trabajadores y dueños de negocios

Sin embargo, para Mester se requiere en realidad de una política fiscal concreta dirigida a trabajadores y dueños de negocios para que se queden en casa y no se expongan al virus. “No me queda claro que la política monetaria sea necesariamente la herramienta adecuada para abordar esas preocupaciones”, señaló.

Para algunos inversores la FED debe ofrecer más estímulo debido a la rápida propagación de los contagios en todo el país. Consideran que el aumento de los riesgos para la salud de los trabajadores, también es una amenaza seria para la recuperación económica.

Sobre la política monetaria de la FED, Mester dijo que es conveniente para el organismo aclarar la orientación que tendrán las futuras compras. “Creo que estamos en un buen lugar con nuestra política monetaria porque somos muy acomodaticios”, precisó.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here