(Tiempo de lectura: 3 min)

Por segundo año, Singapur se encuentra entre los dos primeros puestos en el Índice de Libertad Económica. Esta vez, encabezando el mismo. Junto a Hong Kong, Nueva Zelanda, Australia, Suiza e Irlanda, Singapur es uno de los seis países “libres” económicamente, según The Heritage Foundation.

Además de estos “libres”, 31 países son “mayormente libres”, 62 son “moderadamente libres”, también 62 son “mayormente no libres” y 19 se consideran de libertades “reprimidas”. Entre los últimos puestos del ranking se encuentran Corea del Norte, Venezuela, Cuba y Eritrea, en orden de peor a mejor renqueados.

El índice número 26 de la fundación, que fue publicado esta semana en total ha analizado a 186 países en función a 12 factores cuantitativos y cualitativos, los que se agrupan en cuatro categorías o pilares de libertad económica: Estado de Derecho, tamaño del gobierno, eficiencia regulatoria y apertura de los mercados.

Al igual que lo habían defendido desde 1995, este año los resultados del informe han vuelto a arrojar que se observa una alta correlación entre libertad y prosperidad económica, de modo que los países que son más libres en materia económica son más prósperos.

Al contrario, “en los países donde las libertades económicas son coartadas por el Estado, sus economías presentan un pobre desempeño”, según los resultados del informe correspondiente al año 2020.

Los datos del informe de base del informe se han recogido de la información disponible a partir de la segunda mitad del 2018 y hasta la segunda mitad del 2019. Ya que sido realizado previo a la expansión del COVID-19 en el mundo, los analistas han concluido que, para el cierre del año, dependiendo de las medidas que se tomen, se podría ver afectada la libertad económica, sobretodo en la región americana.

 

El milagro de Singapur

Singapur se considera uno de los cuatro “tigres asiáticos”, junto con Hong Kong, Corea del Sur. Tiene un Producto Interno Bruto (PIB) de 364,2 miles de millones de dólares, uno de los más altos del mundo. Pero hace seis décadas, al tras independizarse de Malasia con una guerra de por medio, era un país pobre.

Desde 1965 hasta la fecha ha crecido a un paso constante, de modo que en la actualidad se considera el país en el mundo que más ha aumentado su riqueza. Además de su gran PIB, cuenta con el mejor sistema educativo y disfruta del más avanzado servicio de salud.

De acuerdo con la economista Natalia Motyl, de la fundación de Libertad y Progreso, el crecimiento de este país se debió a una decisión temprana de delinear un plan a largo plazo.

Las reformas iniciadas en la década de los sesenta permitieron que, entre 1976 y 2014, Singapur creciera a un 6,81% por año.

¿La razón? Muy bajos impuestos y una reducción enorme del gasto público.  El impuesto a la renta es 0% para los ingresos inferiores a 20 mil dólares anuales y solo llega al 20% en aquellos ingresos que superen los 320 mil dólares.

Según Motyl, en materia comercial el 99% de las importaciones se encuentran exentas de impuestos y los aranceles al comercio exterior bajaron al 0,5%

Además, el gasto público solo representa el 14% de su PIB (como referencia, el gasto público de España ronda el 33%) y la manutención del sector público no supera el 5%.

 

Una correlación entre la libertad económica y el desempeño

The Heritage Foundation ha concluido este año que se observa una alta correlación entre el grado de libertad económica y el buen desempeño de la economía de los países.

Por ejemplo, mientras que el PIB per cápita de Singapur alcanza los 64.582 dólares, el PIB per cápita promedio para el caso de países “mayormente no libres” es de 7.648 dólares. Estos países “mayormente no libres” tienen ingresos inferiores en un 88,9% que el de países “libres” y 84,7% menor al de países “mayormente libres”.

Por ello, el instituto pro libertariano ha resaltado que la libertad económica y el mejor desempeño económico se traduce a la vez “en una mejora en los indicadores sociales”. Y viceversa: “cuando estas libertades son restringidas o acotadas, se pierde terreno en lo económico y con ello también en lo social”.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here