(Tiempo de lectura: 1 min)

Shell registró en los primeros tres meses del año una pérdida neta de 24 millones de dólares.

Pero esa no es la noticia más importante respecto de los últimos estados contables de la petrolera anglo-holandesa.

Lo más llamativo es que por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, Shell recortó el pago de dividendos, una decisión sin precedentes cercanos que demuestra la gravedad de la crisis derivada de la pandemia de coronavirus y la violenta caída de los precios del crudo.

ARTÍCULO RELACIONADO

Invertir en bolsa guía

Invertir en bolsa con éxito: Los 4 pasos cruciales para ser un gran inversor

Invertir en bolsa es una actividad que siempre ha estado rodeada de una aura de cierto misticismo e inaccesibilidad. Muchas veces la cultura popular...

Además, Shell anunció que quedará suspendido el próximo paso en su programa de recompra de acciones y que recortará la producción de petróleo y gas más de un 20 por ciento.

Minutos después de conocidas las noticias de la petrolera, sus acciones en la bolsa de Londres retrocedieron un 7 por ciento, una caída más profunda que la de su competencia, BP, que perdió 2,2 por ciento de su valor.

Desde 1940 Shell no recortaba dividendos, ni aún en la crisis del petróleo de la década de 1980. Esa era una bandera que Shell siempre agitaba a la hora de hablar de la conveniencia de apostar por sus acciones.

Pero los tiempos han cambiado, el petróleo cayó de 50 dólares a menos de 20 en las últimas semanas, incluso los futuros del West Texas Intermediate llegaron a valer menos que “cero”, y esto está afectado de manera inédita en las economías de las compañías de energía.

Nada que vender

El problema es muy simple: no hay consumo.

Sin aviones ni automóviles circulando, con las industrias detenidas y el comercio en stand by, la demanda de crudo cayó estrepitosamente. 

Además, una complicación adicional: ya no hay lugar físico donde almacenar el excedente de producción, lo que está generando un colapso en la industria. 

Shell advirtió también que reducirá todas sus actividades de refinado y de la industria química, lo que impactará en sus resultados financieros del segundo trimestre de 2020.

En concreto, Shell dijo que reducirá sus dividendos trimestrales de 47 a 16 centavos de dólar por acción. De mantenerse ese valor para todo el 2020, se ahorraría unos 10.000 millones de dólares.

El informe completo de Shell para el primer trimestre de 2020.

Entre las grandes petroleras, las llamadas “Oil Majors”, Shell es la primera en recortar el pago de dividendos por la crisis actual. BP y Exxon Mobil ya dijeron que, por ahora, no lo harán. Total y Chevron aún no han dado a conocer sus resultados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here