(Tiempo de lectura: 2 min)

Ahora también se podrán compartir tablas de surf. Para este verano la plataforma “share your board”, de iniciativa española, adopta el modelo de “economía colaborativa”.

A partir de una plataforma web que ya está en práctica en Cantabria y País Vasco, los usuarios que disponen de tablas de surf la podrán poner en alquiler para los surfistas que se encuentren de paso.

Su fundador, Koldo Ugarte, ha inspirado la creación de esta página en una experiencia personal cuando viajó a Australia en temporada baja y no pudo conseguir a ninguna academia que alquilara una tabla.

“Hice amistad con un chico en un bar y me dejó la suya, y de ahí surge la idea, ofrecer un espacio para que, de surfista a surfista, puedan compartir”, ha explicado en una entrevista.

También ha agregado que un problema recurrente para los practicantes de este deporte es que muchas veces no encuentran en las escuelas de surf una tabla de calidad o “que se ajuste a las características o necesidades” de quien la solicita.

Sin ánimo de competir con estas escuelas de surf, la idea propone “llenar ese hueco” con la variedad de tablas de la que dispongan los mismos usuarios. Un sistema que funciona por geolocalización, de la misma manera que los alquileres de carros, oficinas o apartamentos.

Hasta ahora la plataforma está disponible únicamente para Cantabria y País Vasco, dos zonas costeras de donde provienen los fundadores de la plataforma. Todos los usuarios que participan en el sistema están identificados con su DNI y se verifica que las tablas que alquilan sean reales.

 

Una base sólida y un plan a futuro

Más adelante Ugarte planea “exigir que cuando se haga un baño se etiquete a los usuarios y se valore, tanto al surfista o al propietario, y vamos a vigilar los hechos fraudulentos”.

En el primer año desde que inició el emprendimiento cuentan con 250 usuarios que se han dado de alta en este verano a pesar de la baja en el turismo causado por el coronavirus y las restricciones que ha implicado. Por ello objetivo es cubrir en este año 250 alquileres y alcanzar un millón de usuarios.

Actualmente tienen un catálogo de 50 tablas entre las dos comunidades en las que trabajan y planean crecer hacia otros países. Bali es el posible aliado próximo, con quienes planean finiquitar los planes antes de la temporada de invierno en España.

A futuro, desean ofrecer una opción más cómoda a los usuarios. En lugar de ponerse de acuerdo entre los proveedores y los clientes de la red, aspiran contar con taquillas en algunas playas donde se almacenen tablas e implementar un sistema de código de barras para registrar con el móvil cuando se contrata el alquiler. De esa misma manera el pago podrá ser digital y tenga incluido un seguro.

Otro de sus sueños es expandir la cartera de productos sin limitarse al préstamo de tablas. Desean ser una aplicación turística que ayude a las localidades que orienten su actividad hacia el surf y así contribuir a la promoción del turismo dentro de los surfistas.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here