(Tiempo de lectura: 2 min)

De acuerdo con la Seguridad Social, España tuvo un déficit de 14.979,85 millones de euros en 2020. Dicho monto equivale al 1,36% del PIB, según los datos divulgados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

La cifra registrada por la Seguridad Social es la diferencia entre unos ingresos por un valor de 164.375,8 millones de euros, los cuales aumentan un 12,95% interanual, y unos gastos por importe de 179.355,73 millones. Esta última cifra es un 10,62% superior a la del período del año pasado.

El 89,56% del volumen total de ingresos corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social. El 10,44% restante es de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. Respecto a los gastos, el 88,77% fue reconocido por las entidades gestoras y el 11,23%, por las mutuas.

En cuanto a la caja, la recaudación líquida del sistema alcanzó los 162.005,7 millones de euros en 2020, con un incremento interanual del 12,65%. Por otro lado, hubo un incremento del 10,63% en los pagos, hasta alcanzar un total de 179.203,87 millones de euros.

Los ingresos por cotizaciones disminuyeron casi un 3,5% en el conjunto del año, hasta los 119.955,59 millones de euros. La recaudación por cotizaciones de los ocupados bajó un 5,7%, mientras que las cotizaciones de los desempleados subieron un 33,7%, hasta los 2.408,7 millones de euros.

Bajas en las cotizaciones

El descenso en la cotización de ocupados se debe a las medidas que se han aplicado para contener la pandemia de coronavirus. Una de ellas fue la exoneración de las cuotas a las empresas que recurrieron a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). 

Muchas compañías acudieron a este mecanismo por suspensión de contratos y reducciones de jornada por fuerza mayor. También por motivos económicos, técnicos, organizativos y de producción por el COVID-19 o por impedimento o limitaciones de actividad.

Las transferencias corrientes cerraron el año en 43.317,09 millones, lo que representa un incremento del 120,89% en comparación al año pasado. La suma más significativa es la que corresponde a las transferencias del Estado y Organismos Autónomos, sumando un total de 35.792,28 millones. El aumento interanual fue del 128,78%.

Esto se debe a las transferencias que el Estado le otorgó a la Seguridad Social para equilibrar el impacto del coronavirus en las cuentas. Al 31 de diciembre de 2020, llegaron a los 20.002,59 millones de euros.

Mayor gasto en pensiones, según Seguridad Social

Por el lado de los gastos, hubo un incremento del 7,9% respecto al ejercicio del año anterior. Las prestaciones económicas a familias e instituciones alcanzaron los 164.249,19 millones de euros. Dicha cifra representa el 92% del gasto total hecho en el sistema de Seguridad Social. 

Sin embargo, la mayor partida es del sistema de pensiones y prestaciones contributivas, cuyo aumento interanual fue del 8,21%, En total, sumó 152.403,38 millones de euros. 

El gasto en pensiones contributivas de invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares aumentó casi un 3%, hasta los 131.933,27 millones. La razón detrás de esto es el incremento del 0,08% en el número de pensionistas. También la elevación del 2,23% de la pensión media y la revalorización del 0,9% de las pensiones contributivas en el ejercicio 2020.

En lo que respecta a las prestaciones en concepto de nacimiento y cuidado de menor, corresponsabilidad en el cuidado del lactante, riesgo durante el embarazo y durante la lactancia natural y cuidado de menores por cáncer u otra enfermedad, el gasto se elevó hasta los 3.015,82 millones. El aumento fue un 14,3% más que hace un año, gracias a la extensión del permiso por paternidad de 8 a 12 semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here