(Tiempo de lectura: 2 min)

La factura de la crisis en el sector turístico español se ubica en torno a 30.000 millones de euros por los efectos del coronavirus en el mercado. 

Debido al cierre de fronteras, España no recibió a los 18 millones de turistas extranjeros que suelen visitar anualmente el país. Asimismo, los gastos de los nacionales en sus viajes fue mínimo por la prohibición de los desplazamientos y las medidas de confinamiento. 

El Instituto Nacional de Estadística (INE) reportó una baja de 18.977 millones de euros de los extranjeros que hacen turismo en España durante los primeros cinco meses del 2020.  En la segunda quincena de marzo, el número de viajes cayó el 95,6% y el gasto, un 92,1%.

El gasto pasó de los 30.884 millones computados entre enero y mayo de 2019, a 11.707 millones al cierre de marzo de este año. La cifra no ha variado desde entonces. Asimismo, los 30 millones de foráneos registrados en esos meses del 2019 quedaron en poco más de 10 millones este 2020.

En cuanto a los nacionales, las estimaciones apuntan a una caída del gasto de más de 10.000 millones de euros. El año pasado, el gasto sumó 4.000 millones de euros, coincidiendo con Semana Santa. Este 2020, la celebración ha pasado sin un sólo euro de gasto.

Desde que inició el confinamiento, los ceros han sido una constante en las estadísticas del sector turístico español. También por el cierre de fronteras, la prohibición de movimientos nacionales y la clausura de establecimientos hoteleros.

En mayo, con la reapertura de la economía, se registró un leve movimiento. En junio, con los avances en las fases de la desescalada y la reapertura de fronteras con los países del espacio Schengen, no hubo ceros en las cifras del turismo. 

Más de 350 mil empleos al aire en el sector turístico

El virus también ha impactado en el empleo. De los 249.885 trabajadores en hoteles computados en mayo de 2019, la cifra se redujo a 5.526 al cierre de ese mes de este año. 

Aunado a esto, la ocupación en los establecimientos extrahoteleros (apartamentos, campings, casas rurales y albergues) pasó de 67.126 a 7.320 personas, según el INE.

Las cifras de afiliación a la Seguridad Social reflejan un retroceso aún mayor. En mayo de 2020 los afiliados vinculados a actividades turísticas bajaron en 355.110. El descenso afectó a todas las ramas turísticas, pero fue especialmente intenso en hostelería, con 284.000 empleados menos.

Noches perdidas en los hoteles

Pese a que en enero-mayo de 2019 se registraron más de 113 millones de pernoctaciones, este año bajaron a 42,3 millones, un 62,4 % menos.

Este año había iniciado con datos algo más débiles que en 2019, pero la pandemia dejó las cifras acumuladas desde marzo estabilizadas en torno a los 42 millones de pernoctaciones.

Mayo tuvo 259.000 hospedajes en hoteles, lo cual resulta insignificante en comparación a los 31,9 millones de ese mes del ejercicio pasado. Los números remontarios gracias a que los alojamientos turísticos pudieron abrir con ciertas restricciones a partir del día 11 de ese mes.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here