(Tiempo de lectura: 2 min)

El coronavirus no distingue entre pacientes desconocidos y encumbrados magnates, entre ilustres artistas o políticos de las más altas esferas gubernamentales. Todos tienen grandes posibilidades de ser contagiados y, en algunos casos, de padecer cuadros graves.

Es el caso del primer ministro británico, Boris Johnson, que fue trasladado este lunes a una unidad de cuidados intensivos de un hospital londinense debido a un agravamiento en las condiciones de salud del cuadro de Covid-19 que padece.

Por esto, dejó de ejercer sus tareas de máximo responsable del gobierno británico para delegar todo en manos del secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab.

Johnson, de 55 años, ingresó el domingo 5 de abril en el Hospital St. Thomas de Londres para hacerse una serie de exámenes porque los síntomas del virus no habían desaparecido.

La situación empeoró este lunes 6, por lo que debió quedar internado en una unidad de cuidados intensivos, dio a conocer el Reino Unido.

Si bien no se aclaró específicamente, es probable que Johnson necesite recuperarse con la colocación de un respirador artificial, o módulo de ventilación asistida, uno de los insumos médicos clave para el tratamiento de los pacientes con síntomas más graves de Covid-19.

Apenas conocida la novedad, la libra cayó en relación con el dólar y con el euro, demostrando la fragilidad de un país que a los problemas por el Brexit, debe sumar ahora la lucha frente al brote de coronavirus.

Raab dio entrevistas a los canales de TV británicos con la idea de llevar tranquilidad a la población. “Hay un gran espíritu de equipo detrás del primer ministro, nos aseguramos de que todos los planes se sigan cumpliendo como él nos indicó para implementarlos lo antes posible”, dijo el actual encargado del poder ejecutivo británico.

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos y otro de los jefes de estado que, como Johnson, subestimaron en un principio el impacto de la pandemia, dijo minutos después de que se conociera la condición de su par que “todos los estadounidenses están orando por su recuperación”.

Estados Unidos, Reino Unido y Brasil cambian de estrategia ante el coronavirus

El empeoramiento de la enfermedad del primer ministro llega en un momento muy complicado para el Reino Unido ya que los infectólogos y virólogos más importantes dicen que desde esta semana y por unos 10 días se producirá el pico del brote de coronavirus.

La salud de Boris Johnson: tos y fiebre

Boris Johnson dio a conocer el pasado 27 de marzo que había dado positivo en la prueba de coronavirus; el 5 de abril, incapaz de superar los síntomas (tos y fiebre), ingresó en St. Thomas.

Si bien a lo largo del lunes sus funcionarios dijeron que seguía a cargo del gobierno, por la noche debieron admitir la gravedad de la situación y anunciaron su internación en cuidados complejos.

Luego de reconocer que falló en su primer análisis, uno de los objetivos del primer ministro antes de enfermarse era aumentar el stock de respiradores del país. Inicialmente, se anunció que se disponían de 8.000 aparatos, pero que estaban adquiriendo nuevos.

 

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here