(Tiempo de lectura: 4 min)

En un mensaje dirigido a los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas del país, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, informó que el primer pago del fondo de 16.000 millones de euros (no reembolsable) se hará efectivo en julio. Fuentes autonómicas indicaron que el resto del dinero será abonado en los meses de septiembre, noviembre y diciembre.

Durante una videoconferencia sostenida este domingo con los representantes autonómicos, Sánchez Castejón justificó la medida al insistir en la magnitud de la crisis generada por el coronavirus en España.

Poco después en una conferencia de prensa, la ministra portavoz, María Jesús Montero, dijo que el Ejecutivo comenzará a negociar a partir de esta semana con los Gobiernos autonómicos y las formaciones de gobierno cómo será repartido este fondo de ayuda.

El balón a la chancha de las autonomías

A principios de mayo, Sánchez dijo que el gasto sanitario para enfrentar la pandemia sería de unos 10.000 millones de euros. Otros 5.000 millones de euros se destinarían a amortiguar el impacto económico de la crisis y los restantes 1.000 millones de euros serían empleados en gasto social.

Sin embargo, en la undécima videoconferencia realizada este domingo, Pedro Sánchez instó a los presidentes autonómicos a “resolver cuanto antes” la forma como dichos fondos serán distribuidos para así poderlos “transferir cuanto antes”.

El encuentro sirvió para que el presidente informara a los representantes de las comunidades, acerca de las discusiones que tienen lugar dentro de la Unión Europea (UE), en relación con las estrategias y las acciones para enfrentar la crisis provocada por el virus.

Sánchez aludió al marco financiero plurianual y también al fondo de recuperación, al tiempo que calificó de un positivo este primer paso. Señaló que los países europeos del este prefieren hablar del marco financiero. En tanto que otros como Dinamarca, Países Bajos, Austria y Suecia (los llamados países frugales), prefieren no mutualizar la deuda.

Este grupo de países es partidario además de que el fondo europeo de recuperación de la pandemia tenga carácter temporal, que se administre a través de préstamos y no suponga para los países un aumento en sus contribuciones.

Aunque el presidente español cree que la mutualización de la deuda europea por el coronavirus, ya es un hecho. Recordó que en junio la Presidencia de la Unión Europea pasará a manos de Alemania que ya ha mostrado deseos de dar por concluido este debate.

Líneas de acción a partir de junio

El jefe del Ejecutivo español dijo que a partir del 1 de junio se activarán tres líneas de acción para ayudar a los países a paliar las consecuencias derivadas de la crisis. Garantizar la liquidez a las empresas, el reaseguro de desempleo y la cobertura de gastos relacionados con el covid-19.

En tal sentido, Sánchez Castejón instó a los presidentes autonómicos a evaluar todos estos temas en la próxima reunión que sostendrá el Gobierno con las comunidades autónomas, durante la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea (CARUE) el 28 de mayo.

Sobre el polémico acuerdo entre su partido (PSOE) y Unidas Podemos con el nacionalista vasco EH Bildu, apuntó que el PP ha preferido votar “a la España del no aunque se ponga en riesgo la salud de los ciudadanos”. Apuntó que en lugar de estar preocupado por el bienestar general de España prefiere ocuparse de los asuntos de la ultra derecha.

“Si (la votación de la prórroga del estado de alarma) hubiese salido en los términos que votó el PP, este mismo domingo se habrían producido salidas sin respetar la distancia, los movimientos entre provincias... El PP votó esto y lo votó con la ultraderecha”, precisó Sánchez.

Varias autonomías saldrán pronto del estado de alarma

El Gobierno informó que actualmente está trabajando en algunos cambios al plan de desescalada. Refirió que aquellas autonomías menos afectadas por el coronavirus podrán salir del estado de alarma en los próximos días.

A partir de este lunes comienza la fase 2 del plan con la posibilidad de que se reduzca a dos semanas solamente la duración de cada fase. Para ello serán monitoreadas las zonas del país donde mejor funcione el programa sanitario para combatir el virus.

Según la evolución epidemiológica de cada zona, el período de 15 días entre una fase y otra puede reducirse o ampliarse.  “Hay que permanecer los 14 días en cada fase, es lo que está en vigor. Pero en función de la evolución epidemiológica de cada territorio vamos a estudiar si hay opciones de modificar esto”, explicó el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

“La voluntad es mantener el estado de alarma allí donde sea necesario el mínimo tiempo necesario”, agregó.

Lo que piensan las autonomías

Se prevé que para finales del próximo  mes y principios de julio ya toda España haya salido del estado de alarma. Sin embargo, el presidente de la Junta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, pidió que la región salga en los próximos 15 días, pero Sánchez le pidió prudencia.

Aunque el presidente está abierto a revisar la flexibilización de la fase 3 de la desescalada en ciertas áreas rurales donde comience la fase 2. Tal como lo solicitó el presidente de Aragón, Javier Lambán (PSOE). La propuesta es compartida por el representante de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP).

El presidente de Andalucía Juan Manuel Moreno, pidió a Sánchez actuar con “equidad” y rectificar la decisión del gobierno de atrasar el proceso de desescalada en las provincias de Granada y Málaga. Ambas provincias entran en la fase 1 este lunes, el resto de Andalucía entrará en la fase 2.

La comunidad de Madrid, donde gobierna el PP en cambio prefiere esperar y no pasar aún a la fase 2. Mientras que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, comparte el criterio de que en junio se flexibilice la interconexión entre provincias.

El gobierno central no ha manifestado ninguna intención de cambiar la medida. Por lo que los viajes entre provincias se mantendrán bloqueados hasta que finalice el estado de alarma en todo el país.

Pero García-Page insiste en que “sabiendo que la provincia ha sido un elemento de aproximación al problema, creo que no pasaría nada por estudiar la relativa conectividad de las provincias”.

Fondo de ayuda insuficiente

Cataluña, por su parte, condicionó el apoyo al estado de alarma si le son devueltas todas sus competencias. Así lo hizo saber el presidente catalán, Quim Torra, quien además considera insuficiente el fondo no reembolsable. Solo Cataluña está pidiendo 4.000 millones y reclama mayor capacidad de endeudamiento.

Sánchez respondió que esta situación “está al margen y por encima de la política y de los intereses partidistas”. Y acentuó que el estado de alarma “nada tiene que ver ni con competencias, ni con transferencias, ni con financiación ni con la promulgación de leyes. Es un asunto de salud pública pura y simplemente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here