(Tiempo de lectura: 2 min)

¿Alcanzará el mayor acuerdo de recorte de producción de la historia para sostener el precio en medio del consumo paralizado por el coronavirus?

¿Le interesará a Rusia y a Arabia Saudita (el verdadero líder de la Opep) reducir realmente su producción para permitir que suba el precio y volver a posicionar a Estados Unidos como el mayor productor mundial?

¿México se sumará al “mega” acuerdo de recorte o, como anunció su ministra de Energía, Rocío Nahle García, sólo dejará de producir un 10 por ciento del total de su país?

ARTÍCULO RELACIONADO

5 razones por las que deberías invertir en Amazon hoy mismo

Las acciones de Amazon, desde que la empresa salió a bolsa en 1997, han acumulado un constante y fiable crecimiento que ha hecho que...

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y Rusia acordaron hacer profundos recortes en la producción de crudo, poniendo fin a casi dos meses de derrumbe de precios. Al menos, a una de las causas.

Sin embargo, por ahora, los mercados no reaccionan todo lo bien que podría esperarse porque los inversionistas entienden que la reducción de 10 millones de barriles por día no compensará el colapso récord de la demanda debido a la pandemia.

La demanda de petróleo cayó aproximadamente un tercio ya que algunas de las economías más grandes del mundo se cerraron para tratar de detener la propagación del virus, llevando los precios del crudo a su nivel más bajo en 18 años y amenazando a millones de empleos en el sector energético.

En las primeras horas de este viernes, La Opep y Rusia acordaron recortar 10 millones de barriles por día de la extracción global, la mayor reducción jamás realizada. Horas después, llegó el aval del país de Donald Trump y de los miembros del G20 en general.

La industria petrolera mundial enfrenta el mayor desafío de su historia
Saudi Aramco, la petrolera estatal saudita que decidió multiplicar su producción justo cuando cae la demanda.

Sin embargo, no debe esperarse una reacción rápida. Es que el efecto del confinamiento para evitar la propagación del Covid-19 todavía no cede.

Por ahora, la única traba sería México, ubicado en el puesto diez de los mayores productores de crudo. Sin embargo, los analistas entienden que podría solucionarse.

La firma del líder saudita Mohammed bin Salman ya está lista, lo mismo que la del presidente ruso, Vladimir Putin, que considera que el acuerdo ya está sellado, según dijeron desde el Kremlin.

Estados Unidos también recortará su producción, según confirmó Dan Brouillette, el secretario de Energía de ese país.

En una conferencia de prensa luego de la teleconferencia que reunió a los responsables de Energía del G20, el funcionario estimó que la extracción de crudo de Estados Unidos se reduciría en casi 2 millones de barriles diario, lo que representa cerca del 10 por ciento de la producción del país.

Acuerdo Opep y Rusia: ¿se recuperarán los precios?

El precio del crudo de referencia mundial, el Brent del Mar del Norte, revirtió en los últimos días una fuerte caída de más de un mes, en la que cayó hasta los 25 dólares por barril.

Una suba del 10 por ciento lo llevó a 31 dólares, un valor que sigue siendo muy bajo para toda la industria.

Según el nuevo acuerdo, recorte de producción de 10 millones de barriles diarios disminuiría con el tiempo hasta finalizar en abril de 2022.

La semana que comienza será clave para ver cómo reaccionan los valores internacionales del crudo. Se espera que, al menos, tanto el WTI (petróleo “tejano”) y el Brent vuelvan a valores por arriba de los 40 dólares en los próximos dos meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here