(Tiempo de lectura: 5 min)

Al culminar una semana y un mes intenso para un mercado ávido de noticias alentadoras, cobra vigencia el viejo y conocido Principio de la Entropía de Shannon: “la información reduce la incertidumbre” (Claude Shannon, 1948).

En efecto,  ante la inminente aprobación del proyecto de ley contra el coronavirus por la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, los pronósticos tienden a mejorar. Incide en este panorama alentador el avance de las campañas de vacunación y el aumento de mejores perspectivas para el PIB.

El plan de estímulo del presidente Joe Biden, por un monto de 1.9 billones de dólares, es visto por analistas como una victoria en su estrategia frente al Covid-19. Pero los mercados son cautelosos: aún no mejora significativamente el empleo y, por otra parte, persiste el temor a la inflación.

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Se espera que las decisiones por parte de la Reserva Federal formen parte de las buenas nuevas en este comienzo de año que se ha dilatado medio trimestre, anhelando la reactivación post-pandemia.

En algunos sectores el temor se nutre de la persistencia del virus y el confinamiento. Hasta tanto las vacunas convenzan a los mercados de su efecto favorable y determinante para vencer la pandemia.

El rally global del riesgo se aquieta

El fin de mes coincide con un aumento en el rendimiento de los Bonos del Tesoro estadounidense, que aflora como un dique para los activos de riesgo.

Las semanas previas, mostraban un repunte significativo de estos activos de riesgo a escala global, encabezado por el aumento en el precio de las materias primas, en particular de los metales pesados.

Similar tendencia vivieron los mercados de divisas y los de renta variable. Precisamente a la espera del pulso político, focalizado en las medidas anti Covid-19. El escenario, sensible y volátil, tiende a cambiar a medida que se aproxima marzo.

A más de un año de pandemia, intempestivamente repunta el rendimiento en los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos.

Durante la jornada previa la tasa del bono a 10 años, utilizada como referencia para los créditos hipotecarios, alcanzó su nivel más alto en un año, elevándose hasta 1.6. Posteriormente regresaría a 1,48%, manteniendo aun así, 18 puntos por encima del rendimiento registrado en la última semana.

Su rendimiento a cinco años, mucho más sensible a las variaciones de la economía, se incrementó en 22 puntos.

El escenario estuvo acompañado por un incremento en el índice del dólar (0,6%) que alcanzó su nivel más alto durante la semana  (90,71).

Paquete de estímulo excluye salario de $15,00

La controversia entre quién determina el salario mínimo y a qué monto, oscila entre las necesidades del mercado laboral y el costo político de la medida.

La expectativa para que a través de una decisión legislativa se coloque el listón de lo que deben pagar por hora trabajada los empleadores estadounidenses, se desinfla.

En la jornada previa, la cámara alta dejaba fuera del paquete contra el coronavirus la medida de incremento del salario básico a $ 15.

El aumento del salario mínimo no puede formar parte del paquete contra el coronavirus si se quiere un proyecto de ley a prueba de obstruccionismo”, dijo la senadora Elizabeth MacDonough, responsable de que se cumplan las reglas del Senado.

De esta manera, los intentos para los demócratas de implementar un salario mínimo nacional de $ 15 llegan a un punto muerto.

El dictamen desde el Senado sobre la propuesta contenida en el Plan de estímulo por $ 1,9 billones que se debate en el Congreso, “no puede aprobarse bajo las disposiciones de conciliación presupuestaria, que requeriría de una mayoría simple” (51 en vez de 60 legisladores), lo que cierra cualquier posibilidad de aprobación.

Entre los empleadores, ansiosos por la reactivación y con millares de trabajadores calificados convertidos en especie de “agentes libres”, la discusión es otra. Es un hecho que ante la necesidad de producir cuanto antes, los grandes empleadores saldrán en busca de los mejores talentos.

Por ejemplo, el director ejecutivo de Costco, Craig Jelinek, anunció un aumento independiente del salario de inicial o de enganche de 16 dólares la hora. Esto rebasa en un dólar la tarifa que rige para otros gigantes como Amazon y Target.

Presión por parte de la Casa Blanca

El líder de la mayoría en la cámara baja, Steny Hoyer, confirmó en parte este viernes la votación a la propuesta de estímulo presentada por el presidente Joe Biden, sin duda un alivio. El proyecto requiere de la aprobación en ambas cámaras, previo a su promulgación por parte del Ejecutivo.

Por parte del gobierno hay preocupación que se traduce en la natural presión para que el Congreso apruebe cuanto antes el Proyecto de Ley. Es una crisis global cuyas secuelas por momentos amenazan con desbordarse debido a la incidencia de factores concomitantes.

En la industria automovilística estadounidense, las pérdidas por la falta de semiconductores, provenientes principalmente de Taiwán, podrían superar los 60 millardos de dólares, informó la consultora Alixpartnerts. El hecho obligó a un pronunciamiento de la Casa Blanca.

Tesla paralizó por dos semanas la producción de su principal propuesta, el Model 3, a la espera de microchips. Otras empresas, entre las que destacan Crysler y General Motors, también están afectadas por el déficit de miniconductores. Algo que se agrava por las demoras a nivel portuario.

La salida de los fondos de ARK de Cathie Wood hacia enclaves tecnológicos como Tesla y otros activos que incluyen el bitcoin, constituyen un indicador claro para los operadores e inversionistas. El “parón” automovilístico en Tesla también podría poner ser otro indicativo del efecto amortizador presente entre los inversores.

Se reanuda la liquidación de acciones

La jornada del viernes arrancó de manera heterogénea. En Wall Street el Dow Jones retrocedió 0,07%, mientras que el S&P subía 0,40% y el Nasdaq 1,02%. Muchos optaron por recoger beneficios y esperar a la decisión del Congreso.

La recuperación de las inversiones también fue notablemente mayor en comparación con el inicio de mes. Esto refleja una inclinación hacia una recuperación económica progresiva.

También se observaron variaciones significativas para los mercados futuros. Nasdaq 100 retrocedió 74 puntos (0,6%). El mismo valor en Dow Jones cayó 159 puntos, en tanto que S&P retrocedió 0.4%. Entre las acciones que registran mayor presión de venta se encuentran las tecnológicas.

Airbnb muestra signos de recuperación de su valor. Por su parte, insignias como Salesforce centran la atención, al igual que el gigante AT&T que ha escindido la unidad DirecTV.

Ajustes en el petróleo

El aumento en la cotización del dólar y la expectativa frente a un eventual incremento en el suministro, llevaron a un ligero retroceso en la cotización del crudo.

El West Texas Intermediate (WTI), el crudo de referencia en los EE.UU abrió este viernes con un retroceso a $62,46 el barril (-1,68%). Lo propio ocurrió con las entregas a futuro que perdían 1,07 dólares.

Desde el 4 de marzo la Opep y sus aliados se reunirán para analizar la posible flexibilización de los recortes en la producción que se habían mantenido desde el inicio de la pandemia.

Entre los aliados de la Organización está Rusia que, acosada por ingentes restricciones financieras, presiona para aumentar la producción. Tras un largo año de pesadilla sanitaria, el petróleo alcanzó su tope ideal de mercado en torno a los $60 el barril.

No todo lo que brilla es oro

Es otro adagio que se cumple. Y es que el oro, alternativa fiable de cobertura frente al temor inflacionario, cae por segundo mes consecutivo. No es lo usual en un entorno de estímulo como el que se avizora. Adicionalmente, el panorama de reflación se sigue considerando como un entorno probable.

Los inversionistas fijan su atención en los papeles del Tesoro estadounidense. La razón: las expectativas de deuda contribuyen a aportar mayor retorno, anticipó este viernes Carsten Fritsh, analista de Commerzbank.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here