(Tiempo de lectura: 4 min)

La reunión prevista para este lunes entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia, fue aplazada hasta el jueves 9 de abril, dijeron fuentes del organismo, luego de que la rivalidad entre Arabia Saudita y Rusia se acentuara al inculparse mutuamente por el desplome de los precios petroleros desde hace un mes.

A pesar de la presión que viene ejerciendo el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la reunión virtual programada entre la OPEP y sus aliados (OPEP+), fue pospuesta. El encuentro buscaba iniciar conversaciones para acordar recortes a la producción y estabilizar los deprimidos precios del crudo.

La OPEP+ busca lograr un acuerdo entre todos los países productores, incluyendo a Estados Unidos, para recortar alrededor del 10% de la producción. Esto equivale a 10 millones de barriles diarios.

Después que Arabia Saudita anunció el aumento de su producción a 12,3 millones de barriles por día, los precios del crudo cayeron en barrena hasta tocar mínimos de 18 años el pasado 30 de marzo. El hundimiento de los precios del barril, se debió en buena medida a la caída en la demanda mundial por las medidas de control tomadas para evitar la propagación del coronavirus Cobid-19.

La economía mundial está casi paralizada debido a la pandemia china, lo que ha debilitado significativamente los precios en el mercado, pero también ha jugado un papel importante los desacuerdos dentro de la OPEP+ para extender el pacto de reducción del bombeo que venció el 31 de marzo.

Aunque EE.UU aún no ha dicho si participará en un probable nuevo acuerdo de recorte de la producción, la intervención del presidente Trump tratando de acercar las posiciones de rusos y saudíes, indica que podría tal vez asumir un compromiso en este sentido, pues los bajos precios del barril también perjudican a sus productores y a las finanzas estadounidenses.

Guerra de declaraciones entre rusos y saudíes

Los esfuerzos previos a la reunión del lunes 6 de abril se arruinaron, después que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, acusara al reino Saudí el viernes por el derrumbe estrepitoso de los precios del crudo, inmediatamente Riad respondió con firmeza el sábado.

En un comunicado que publicó la agencia estatal de noticias SPA, el ministro de Energía de Arabia Saudita, príncipe Abdulaziz bin Salman, dijo: “El ministro de Energía ruso fue el primero en declarar a los medios que todos los países participantes quedaban absueltos de sus compromisos a partir del 1 de abril, lo que llevó a la decisión adoptada por los países de elevar su producción”.

Por su parte, Vladimir Putin en una videoconferencia con miembros de su gabinete y ejecutivos petroleros rusos, señaló que el desplome de los precios fue causado principalmente por el fuerte impacto que ha tenido el Covid-19 sobre la demanda.

“La segunda razón tras el hundimiento de los precios es la retirada de nuestros socios de Arabia Saudí del acuerdo de la OPEP+, su incremento de la producción y la información que se conoció al mismo tiempo sobre la disponibilidad de nuestros socios para ofrecer incluso un descuento por el crudo”, sostuvo Putin.

A esto siguió el aplazamiento de la reunión de la OPEP+ hasta el próximo 8 o 9 de abril, según revelaron fuentes del organismo, para dar más tiempo a lograr que rusos y saudíes puedan conciliar para iniciar las negociaciones.

El camino hacia las negociaciones entre Rusia y Arabia Saudita la semana pasada lucía más despejado, pero nuevamente el pulso entre ambos productores se endureció a finales de la semana.

“El primer problema es que tenemos que recortar desde el nivel de producción actual, no volver al previo a la crisis. El segundo asunto son los estadounidenses, que tienen que jugar un papel”, puntualizó una de las fuentes.

Pese a la recuperación de los precios del crudo en los últimos días con un marcador Brent cerrando el viernes en 34,11 dólares, esto es apenas la mitad del precio que tenía el barril a finales del año pasado cuando cerró en 6 dólares.

Arabia Saudita retrasará hasta mayo precios oficiales de su crudo

No obstante, la guerra de declaraciones entre rusos y saudíes, entre bastidores continúan las negociaciones. Una fuente saudí informó además que la estatal petrolera Saudí Aramco retrasará hasta el 10 de abril al menos la publicación de los precios oficiales de venta (POV) para su crudo en mayo, en espera de los resultados de la reunión de la OPEP+

La fuente precisó que esta “es una medida sin precedentes que Aramco no había tomado nunca antes. Los POV de mayo dependerán de cómo concluya la reunión de la OPEP+. Estamos haciendo lo que podemos para que sea exitosa, incluida la medida extraordinaria de aplazar los POV”.

Los 5 de cada mes Saudi Aramco publica sus POV, que sirve como marcador de referencia de los precios para otros productores OPEP como Irak, Kuwait e Irak.

Entre tanto, la televisión estatal rusa transmitió el domingo una entrevista con el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en la que se refiere a las negociaciones entre los grandes productores petroleros en un tono más conciliador.

“El presidente Putin y la parte rusa en general están interesados en entablar negociaciones constructivas, que es la única forma de estabilizar el mercado internacional de la energía”, dijo.

Trump amenaza con imponer aranceles a importaciones petroleras

Las negociaciones aún siguen enfrentando serios obstáculos sobre la capacidad de la OPEP + para resolver las diferencias entre rusos y saudíes. La reunión programada tentativamente para el jueves podría abrir algunos canales de entendimiento para ajustar la producción y llevar los precios del crudo a niveles aceptables para todos.

La propuesta del presidente Trump de reducir el bombeo en un 10 %, es la única que está sobre la mesa hasta ahora, aunque la caída de la demanda triplica esa cantidad. Sin embargo, de lograrse ese objetivo entre los productores, será la reducción acordada más grande de la historia.

Arabia Saudita y Rusia esperan que Estados Unidos, el mayor productor de petróleo del mundo debido al fracking, se sume a las negociaciones. Pero ante el desacuerdo de Moscú y Riad para negociar un acuerdo, Trump solo lanzó palabras hostiles contra los productores de la OPEP + y amenazó con imponer aranceles a las importaciones petroleras, alegando que debe proteger a los productores estadounidenses.

El desacuerdo entre Rusia y Arabia Saudita no solo es por quién provocó la caída de los precios del crudo, sino también sobre cómo calcular los recortes.

Se espera que los desencuentros dentro de la OPEP + disminuyan esta semana entrante, antes de la reunión del jueves. La debilidad de los precios que ya está pasando factura a todos los productores, y el enemigo común que los congrega, el Covid-19, seguramente logrará que se firme un armisticio petrolero, por ahora.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here