(Tiempo de lectura: 4 min)

Apple tiene un problema en el Reino Unido: el gobierno de Boris Johnson, a través de los organismos que regulan la competencia en ese territorio (especialmente la CMA), inició una investigación para analizar si la empresa estadounidense posee una posición dominante respecto del proceso de distribución de apps en su tienda.

Así es, la App Store de la compañía de Cupertino está en la mira.

El proceso busca determinar si Apple hace uso de condiciones y términos injustos y anticompetitivos para algunos desarrolladores por sobre otros.

La App Store es una de las grandes fuentes de ingresos de la compañía fundada por Steve Jobs, más allá del diseño, la fabricación y la comercialización de dispositivos electrónicos como smartphones, tablets y relojes inteligentes.

Cada una de las aplicaciones que están presentes en la App Store están obligadas a la aprobación de la compañía que actualmente dirige Tim Cook.

Para ser aprobadas, deben cumplir una serie de requisitos que incluyen determinadas condiciones que son las que analizará la CMA.

Denuncias contra Apple

Un conjunto de desarrolladores de software denunciaron ante la CMA que Apple les impone términos injustos y desproporcionados para permitirles vender sus aplicaciones en la Store de la compañía.

App Store es la única tienda oficial para poder descargar o adquirir aplicaciones para los iPhone y iPads.

Hay que resaltar que la marca estadounidense cobra una tarifa del 30 por ciento en la mayor parte de las adquisiciones digitales que se hacen a través de su tienda.

La comisión baja al 15 por ciento en algunos casos, especialmente cuando hay una suscripción de por medio.

Según dijeron desde la CMA, miles y miles de personas utilizan apps cada día para ver las condiciones climáticas, jugar o solicitar alimentos, por lo que el organismo se ve “obligado” a analizar si las denuncias contra Apple son correctas en cuanto a la ubicación en el mercado.

El organismo entiende que si Apple está estableciendo términos o condiciones injustas o limitando que se ejercite la libre competencia, el tema merece un análisis “exhaustivo y cuidadoso”.

En las consideraciones para habilitar la investigación, la CMA dice que se han descubierto “tendencias que preocupan” en el mercado de tiendas digitales de aplicaciones. 

También habla de empresas y consumidores que pueden verse afectados de manera directa y grave por “prácticas que no están de la mano con la libre competencia” si es que las gigantes de la tecnología no son debidamente controladas.

De hecho, la CMA avanza en la creación de un departamento especial dentro de su organización que se encargará específicamente de los mercados digitales.

La unidad estará conformada por expertos en la investigación de temáticas relacionadas con, por ejemplo, las últimas denuncias a Apple.

Otras investigaciones

La novedad que llega desde el Reino Unido no es la primera. 

De hecho, la Comisión Europea ya está actuando en varias investigaciones por supuestas prácticas abusivas y anti-monopolio relacionadas con Apple.

Las investigaciones comenzaron en 2020, antes de que se concluyera el proceso de separación del Reino Unido de la Unión europea (Brexit).

En ese conjunto de estudios, tres están relacionados con la tienda de aplicaciones de Apple.

En febrero de 2021, por ejemplo, Epic Games, la empresa propietaria del juego Fortnite, denunció a la marca de Cupertino por no permitir la competencia en libertad en su Apple Store.

Meses antes, había hecho lo mismo en los EE.UU.

De esa manera, la compañía profundizó su enfrentamiento contra Apple por entender que discrimina a sus aplicaciones de juegos en relación con otros productos.

La presentación fue realizada a la Comisión Europea por “práctica desleal” respecto de la libertad de competencia.

Para Epic Games, Apple utiliza su sistema operativo y los diferentes entornos de soft de sus smartphones para imponer un costo imposible de afrontar.

En la presentación, Epic Games habla del 30 por ciento de comisión que Apple cobra por la comercialización de las aplicaciones en su tienda.

Como explicamos, la App Store es la forma exclusiva que las empresas que desarrollan aplicaciones tienen para vender sus productos a los clientes de smartphones marca Apple (iPhone), un universo de casi 990 millones de personas en todo el planeta.

Fortnite y Apple

La disputa entre Fortnite y Apple se inició cuando la empresa desarrolladora del popular juego en línea decidió dejar de pagar el 30 por ciento de tarifa de la App Store y vender por fuera de la tienda con un sistema de pago propio.

Eso determinó que Apple sacara de su tienda la app de Fortnite y le suspendiera las autorizaciones a Epic Games.

Fue en ese momento en que Epic Games efectivizó la denuncia en los EE.UU, donde la causa avanza. El juicio podría tener lugar en junio (o tal vez antes) de 2021.

Para Epic, el esquema de Apple está armado de tal manera que restringe el ingreso de otras compañías que quieran ser parte del negocio.

Es un bloqueo total a la libre competencia, tanto en los Estados Unidos como en todos los países de Europa, dice.

Para la creadora de Fortnite, la compañía de Cook le dispensa un trato de características preferenciales a Apple Arcade, su compañía de juegos propia, evitando a los rivales para que puedan agrupar juegos en paquetes y ser ofrecidos en la Apple Store.

Preocupación

Para los rivales de Apple, el problema es que de la manera en que está funcionando la tienda, un día la compañía de Cook podría exigir, en lugar del 30, el 50 o el 90 por ciento en concepto de tarifa y no habría ningún freno legal para impedirlo, lo que generaría graves complicaciones para el mercado.

Tanto Epic Games como otras denunciantes no le están pidiendo a la justicia (y a los organismos reguladores) que los libere del 30 por ciento, sino que restituya un escenario de libre competencia en el ecosistema de iOS.

La respuesta de Apple siempre ha sido que Epic Games, cuando permitió descargar su programa desde su web, rompió el acuerdo firmado.

Otras compañías, como la japonesa Rakuten, la aplicación de música en streaming Spotify, Telegram, Tinder e incluso Microsoft han objetado la manera en que Apple gestiona su Apple Store.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here