(Tiempo de lectura: 2 min)

Debido a la crisis sanitaria de coronavirus, el Reino Unido registró sus peores cifras de empleo desde la crisis financiera del 2009. Se perdieron 220.000 trabajos en el segundo trimestre del año, de acuerdo con los datos ofrecidos por la Oficina Nacional de Estadística (ONS). 

La ONS registró 1,34 millones de personas desempleadas en el Reino Unido durante el segundo trimestre. El descenso fue de 10.000 personas en comparación a los tres meses que le precedieron.

En cambio, la tasa de desempleo se mantuvo en 3,9%, el nivel más bajo en 45 años. No hubo grandes cambios debido al efecto de las medidas de suspensión del trabajo implementadas por el Gobierno. No obstante, dicho porcentaje refleja un aumento de las personas que dejaron de buscar trabajo y que no se consideran desempleados.

Igualmente, 300.000 personas indicaron en junio que tenían trabajo a pesar de no asistir a sus lugares de trabajo y no recibir prestación alguna. Dicho factor también contribuyó a mantener estable la tasa de desempleo. 

Los más afectados fueron los trabajadores jóvenes, de 65 años o más, empleados a tiempo parcial y quienes ejercían actividades manuales. En cambio, el número de trabajadores autónomos aumentó considerablemente.

En comparación a marzo de 2020, el número de trabajadores en el Reino Unido se redujo en unas 730.000 personas para julio de este año. De igual forma, las horas trabajadas cayeron abruptamente hasta alcanzar niveles históricos, al igual que hubo una disminución en los salarios. 

Las proyecciones para el sector laboral en el Reino Unido

Entre abril y junio, la cantidad de trabajadores en el Reino Unido era de 32,92 millones, con un incremento anual de 113.000 trabajadores. La tasa de ocupación fue del 76,4%, superando por tres décimas a la registrada el año pasado, pero ubicándose dos décimas más abajo que el trimestre anterior.

Las estimaciones no son alentadoras. A medida que Reino Unido reduzca el plan de protección de empleo, cuyo cierre está previsto para octubre de este año, la destrucción de puestos de trabajo continuará. 

Según las cifras registradas en junio, 7,5 millones de personas estaban acogidas al programa, de las cuales 3 millones llevaban en esta situación desde hace al menos tres meses.

Rishi Sunak, ministro de Finanzas británico, explicó que los programas de apoyo gubernamentales funcionaban, pero no evitaban la pérdida de puestos de empleo. 

“Siempre he tenido claro que no podemos proteger todos los puestos de trabajo, pero a través de nuestro Plan de Empleos tenemos un plan claro para proteger, apoyar y crear puestos de trabajo para asegurar que nadie se quede sin esperanza”, expresó en un comunicado.

Se espera que la tasa de desempleo suba al 4,2%, pero el Banco de Inglaterra proyectó que llegaría al 7,5% para finales del 2020.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here