(Tiempo de lectura: 3 min)

El avance logrado por España el año pasado en materia tributaria, se perderá en 2020 debido a la pandemia de coronavirus Covid-19. El país durante 2019 batió récords al obtener ingresos por impuestos por un total de €212.808 millones.

Esta cifra elevó la recaudación en un 2% con respecto a 2018, cuando los ingresos ascendieron a €208.685 millones, un 7 ,6% más que el año anterior. Al mantenerse el incremento del Producto Interno Bruto (PIB), todo indicaba que la economía este año podría avanzar al menos 1,6%.

Pero el coronavirus borró cualquier signo económico alentador este año para España. En cambio el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó que la actividad económica se hundirá un 8% en 2020.

Mientras que organizaciones como el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) y el Consejo General de Economistas, adelantaron una caída del 5% del PIB y anunciaron una disminución de 40.000 millones de euros en la recaudación fiscal de este año.

El secretario técnico del REAF, Luis del Amo, dijo que esto “es un desplome tremendo”, durante una conferencia de prensa telemática. Al referirse a la situación fiscal en 2020, explicó que el estado español sufrirá un duro retroceso en sus ingresos. De modo que la recaudación tributaria volverá a los niveles más bajos registrados en 2013.

Tanto la caída del PIB como la disminución vertical de los ingresos, están estableciendo hitos históricos en el período democrático español. Si se cumplen los vaticinios del REAF, la pérdida neta de 40 billones de euros equivale a una disminución de la recaudación fiscal de alrededor de 18,8% en comparación con el año 2019.

Elevado déficit fiscal para este año

El precedente histórico más reciente de caída del PIB y de la recaudación tributaria se registró en 2009. La crisis financiera generada por la burbuja inmobiliaria, redujo la recaudación en un 17%, es decir €29.430 millones menos. Superando así el récord de 2008 cuando se produjo una caída del 13,6% (€27.223 millones), que siguió a las cifras récord alcanzadas en el año 2007, cuando la realidad puso fin al espejismo financiero.

El Consejo General de Economistas recordó paralelamente los anuncios del Gobierno de Sánchez Castejón de movilizar más de €120.000 millones de euros. De los cuales, unos €100.000 están representados en avales para apoyar a las empresas, que estarán depositados en un fondo.

Este dinero no será desembolsado a menos que se produzca un impago de las empresas auxiliadas con los bancos. Además, la expansión del gasto público elevaría el déficit del estado de 2,6% en 2019 a un 11,88 (€142.800 millones) este año.

La organización señaló que a esto hay que sumar la caída de “la recaudación, por la disminución de actividad y de rentas”, que estará rondando los 170.000 millones de euros. El resultado sería un elevado déficit fiscal de €182.800 millones aproximadamente, lo que equivale al “15,21% del PIB, con el consiguiente incremento de deuda pública”.

El siguiente cuadro muestra el déficit fiscal español previsto para 2020 y 2021 con respecto a otros países.

El incremento del déficit dejará secuelas

En su informe “Perspectivas de la Economía Mundial” el FMI ya había pronostica una disminución del 8% del PIB para este año. Pero indicó que el sombrío panorama a corto plazo cambiará en 2021, cuando se espera una recuperación parcial de la economía. El organismo señaló que habrá un repunte del 4,3%, que seguirá a un período de expansión económica tras la superación de la pandemia.

La mala noticia es que el aumento del déficit en 2020 dejará secuelas en las diezmadas cuentas estatales. España podría arrastrar de ahora en adelante un  desequilibrio presupuestario que se haría crónico y tal vez difícil de revertir, de acuerdo con el análisis del FMI.

Mientras la crisis azota a los españoles, el gobierno anunció que está estudiando rebajar el IVA a libros y periódicos digitales. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, hizo el anuncio e indicó que la medida se haría de forma inmediata.

Además de los estragos económicos y fiscales causados por el Covid-19, España registra hasta este jueves 551 fallecidos en las últimas 24 horas por el virus. La cifra total de fallecidos hasta ahora es de 19.130 y el número de infectados llega ya a 182.816 en total.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here