(Tiempo de lectura: 2 min)

En la realización de la última junta de accionistas este viernes 23 de abril, Telefónica presentó un cambio en la imagen.

Así es, de la mano del presidente de la empresa, José María Álvarez Pallete, se dio a conocer un nuevo logotipo corporativo.

Se trata de un rebranding que llama la atención del mundo del diseño por sus características “retro”, ya que el logo nuevo tiene mucha semejanza con uno de los utilizados por la compañía en sus orígenes.

La nueva imagen ya forma parte de todas las representaciones en la web de la empresa, lo mismo que en los pasillos internos de los edificios del holding. También en las redes sociales. Sólo resta que se finalicen los cambios en todos los exteriores.

“Cuando estamos por cumplir 100 años, demostraremos una vez más que telefónica se adelanta a los acontecimiento y hemos actualizado nuestras marcas hacia una identidad que toma el ayer y hace una proyección hacia el futuro”, dijo Álvarez Pallete.

Y agregó: “Estamos presentando este logo de mayor flexibilidad, relevancia y diversidad”.

Un cambio de rumbo

Según el presidente de la compañía que cotiza en la bolsa, este logotipo habla de “dónde viene la empresa” y del “hacia el lugar al que se dirige”. “Estamos rescatando símbolos que ya hemos usado antes y los dotamos de modernidad para que se adapten a los nuevos tiempos”, agregó.

Más allá de la renovada imagen de la empresa de origen español, Álvarez Pallete recorrió algunos de los hitos más relevantes de Telefónica el año pasado.

Uno de los más importantes fue el retroceso del volumen de deuda. Según el presidente de la empresa, el objetivo es que el pasivo neto de la compañía se ubique en “no mucho tiempo”, alrededor de los 25.000 millones de euros.

Llegar a este nivel de “rojo” significa que el pasivo caiga un 50 por ciento, a valores de hace cinco años. Esto, según el directivo, gracias al volumen de inversión realizado por la empresa en los últimos tiempos.

La junta de accionistas, que se materializó vía online como las últimas realizadas por la mayoría de las empresas, Álvarez Pallete recordó que el ejercicio del año pasado finalizó con un pasivo financiero neto de 35.000 millones de euros, 2.500 millones de euros menos que en año previo.

El nuevo logo de Telefónica.

La reelección del presidente 

En la junta también se consolidó el puesto de Álvarez-Pallete como presidente de la empresa, algo que el propio directivo se encargó de resaltar.

Hay que recordar que el líder de la compañía llegó a esta reunión muy criticado por algunos sectores internos que hablaban de una salida. Quienes levantaron la voz en contra de la continuidad fueron algunos proxy advisors.

En números, Álvarez Pallete fue reelegido como consejero ejecutivo de la empresa con un 84,7 por ciento de los sufragios a favor. 

Se trata de un apoyo impresionante que supera incluso lo obtenido en 2017, cuando logró poco más del 80 por ciento.

Telefónica
La última imagen de Telefónica.

El holding español lleva dos años de reestructuración. En 2019, por ejemplo, generó dos unidades distintas para su inversión en los países de Latinoamérica. 

Creó Telefónica Hispam Sur, que se dedicó a los negocios en los países del Cono Sur de ese continente: Chile, Argentina y Uruguay, y también de Perú. Y por otro lado, Telefónica Hispam Norte, asentada en Colombia, México, Ecuador y Venezuela; y América Central. 

Al mismo tiempo, ofreció a la venta filiales de Nicaragua, Guatemala, Costa Rica y El Salvador.

Unos meses más tarde, dijo que escucharía ofertas por sus inversiones en toda la región, con la excepción de Brasil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here