(Tiempo de lectura: 5 min)

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), emitió el lunes 13 de julio un Informe especial de la Comisión Sectorial Segunda del Grupo Mixto de Trabajo Covid-19: Turismo, Comercio y Economía Circular

El informe comienza diciendo que de los 1.400 millones de turistas que se movilizaron por el mundo en 2019, según datos de la OMT, “España recibió 82,7 millones de turistas, ocupando la segunda posición mundial por detrás de Francia, primer receptor con 89,7 millones, y por delante de EEUU con 79,6 millones en tercera posición”.

El estudio destaca la relevancia del turismo y el comercio minorista en la economía de España. Así como los efectos del virus y las condiciones necesarias para iniciar la recuperación. En lugar de pedir más ayuda estatal directamente, las propuestas se orientan en un sentido distinto.

En los retirados está la salvación

Se propone la creación de una suerte de Imserso en Europa que estimule la llegada al país de los turistas mayores. De modo que España aproveche la inmensa ventaja competitiva que tiene con el resto de Europa por su clima, paisajes, gastronomía y cultura.

España requiere de la llegada de turistas para no seguir dependiendo de los préstamos del BCE durante la crisis. Análisis realizados hace algunos años indican que el rendimiento de la inversión pública en el Inmerso es sumamente rentable. Por cada euro invertido, se obtendrían un retorno de €1,56, debido al efecto multiplicador del gasto en este sector.

El turismo en España empleó el año pasado a más de 2,6 millones de personas. Esto representa el 13,5% del empleo total en el país, según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Pero puede elevarse hasta un 21,5% si se toman en consideración todas las demás actividades que involucra.

De modo que la inversión en el sector está más que justificada. España no solo es un país receptor de turismo temporal sino de personas retiradas que escogen al país como su residencia habitual y permanente.

Todo esto se traduce no solo en una transferencia directa de capitales sino en generación de renta. Las compras inmobiliarias, la transferencia de pensiones desde sus países de origen y el gasto permanente, suponen un importante ingreso para la economía nacional.

Por esta razón los expertos del turismo están planteando la creación de un marco regulatorio fiscal que sea atractivo para los jubilados europeos. Otros países como Estados Unidos (Florida) y Portugal han aplicado este tipo de políticas con gran éxito.

España también para los españoles

Otra propuesta novedosa con los llamados ‘bonos vacacionales’ que podrían contribuir a financiar el gasto turístico dentro de España. Es decir, fomentar el turismo interno en el país. Ya Italia adoptó un sistema similar mediante el cual se ofrece a familias con menos ingresos la posibilidad de viajar de vacaciones.

La única condición es que el destino sea el mismo país. La subvención que puede ser pagada por el estado o las empresas empleadoras. Dependiendo del tamaño de la familia, el financiamiento puede llegar hasta los €500 por cada hogar.

La primera parte del informe, analiza la situación actual del sector turístico y el comercio minorista español. Se destaca la importancia la economía nacional y el impacto devastador que la pandemia ha tenido en ambos sectores este año.

En tanto que país líder a nivel mundial, el turismo español apalanca a otros sectores de la economía, incluyendo el comercio, el transporte, el inmobiliario, además del ocio y la cultura.

Impacto del virus en el turismo

Los efectos de la pandemia sobre las agencias de viajes, las aerolíneas, la hotelería y la restauración, los deportes, ha sido negativamente alto. El confinamiento obligatorio durante los dos primeros meses de la pandemia, golpearon fuertemente estos subsectores del turismo español.

Junto con el turismo, el comercio minorista también resultó afectado ya que depende de la movilidad y la proximidad física. Es por ello que los expertos creen que su recuperación será lenta.

Desde el comienzo de la crisis, el turismo español se redujo un 50%. En un país cuya economía es altamente dependiente del turismo, representa una pérdida significativa. Más del 6% del PIB se ha evaporado y no hay certeza que este año estos niveles mejoren de forma significativa.

Un informe del banco inglés Barclay’s fechado en junio, prevé que la economía española será la más castigada de la zona euro.

¿Qué hacer para recuperar el turismo?

Comisión Sectorial del Grupo Mixto de Trabajo destaca como condición para recuperar el sector elevar el nivel de estabilidad política, económica y social, algo complicado estos días. Adicionalmente, se debe garantizar la seguridad sanitaria para que trabajadores y consumidores puedan desenvolverse con ciertos niveles de tranquilidad.

La seguridad sanitaria solo puede ser garantizada mediante el establecimiento de protocolos de prevención estrictos y eficaces. Solo así podrá recobrarse la confianza de la demanda extranjera y nacional y los negocios tendrán la seguridad jurídica necesaria para operar.

En la sección dedicada al turismo, el informe acentúa la necesidad de “salvar el verano” 2020. Esto solo es posible asegurando la conectividad aérea de España con aquellos países que figuran como principales emisores de visitantes como Reino Unido, Francia y Alemania. Sin olvidar la importancia que en este momento tiene el fomento del turismo interno.

Debido a que las previsiones de recuperación del sector turístico a corto plazo son bajas y la capacidad empresarial quedará subutilizada, es necesario adoptar medidas agresivas para apoyar a los negocios.

Apoyo financiero, fiscal y laboral

Entre las medidas necesarias se mencionan el apoyo financiero, fiscal, laboral y de lucha contra la pobreza por parte del gobierno español.

“Con este objetivo, se reclama la extensión de los ERTEs y una mayor flexibilidad en su aplicación que permita acompasar la vuelta a la actividad a la evolución de la demanda”, señala el informe.

  • Asegurar la liquidez de la empresas mediante la “concesión de avales públicos (ICO) en garantía de un porcentaje de préstamos bancarios” por 100 mil millones de euros.
  • Aumentar las ayudas directas y los alivios tributarios. Esto incluye suprimir el pago a cuenta del impuesto de sociedades y la reducción de otros impuestos como: IVA, IBI, IAE y la Tasa Turística.
  • Proteger el empleo para lo cual se deben evitar los despidos a través de la “autorización de ERTEs por razón de fuerza mayor”, que posterguen tales decisiones y sean progresivos.

Por último, la Comisión considera que es necesario adoptar “medidas de estímulo a la demanda, incluyendo campañas en el exterior para recuperar la imagen de España como destino seguro”. Se propone, así mismo “estudiar la posibilidad de promover un Imserso europeo y de ofrecer incentivos vía bonos verano”.

Recuperación del comercio minorista

Entre las medidas propuestas para recuperar el comercio minorista destacan:

  1. Diseñar campañas para la promoción del consumo.
  2. Establecer “sellos de garantía sanitaria”, al igual que un “sello de Comercio de Confianza de la CCE”.
  3. Desarrollar campañas de comunicación relacionadas para el comercio con garantías de seguridad sanitaria. Por ejemplo, la campaña “Te estamos  esperando” de la CCE.
  4. Acordar “campañas colectivas de grupos de comerciantes”.

Como corolario el informe también destaca la importancia de tener una hoja de ruta que le permita al país enfrentar con éxito los desafíos en el medio plazo. Tal plan debe estar impulsado con una gobernanza reforzada del sector. Debe existir “una mayor coordinación entre los distintos niveles de la administración y el sector privado y una mayor profesionalización”.

El Informe de Comisión Sectorial Segunda del Grupo Mixto de Trabajo Covid-19: Turismo, Comercio y Economía Circular, propone también:

  • Digitalizar empresas y destinos.
  • Elaborar un plan inversor de infraestructuras de alto impacto turístico.
  • Regular efectivamente las viviendas para uso turístico.
  • Reducir la huella ecológica del sector.
  • Crear y potenciar la imagen social del sector turístico.

Muchas de las propuestas van en consonancia con las prioridades establecidas por la Comisión Europea para el Plan de Recuperación. De tal manera que el turismo español puede aprovechar esta circunstancia para apoyar la hoja de ruta planteada.

Si bien la crisis ha dejado hondas heridas en el sector, también ofrece una oportunidad para cambiar de rumbo y “preservarla posición de privilegio del turismo español y trabajar para mejorar su modelo en el futuro”.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here