(Tiempo de lectura: 3 min)

Este jueves los mercados petroleros bajaron su rendimiento para los contratos del crudo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos. Los datos de la industria mostraron que hasta la semana pasada la acumulación de existencias de crudo creció de forma inesperada.

La noche del miércoles, el Instituto Americano del Petróleo (API), que patrocina la industria, informó que los inventarios de petróleo de EE.UU llegaron a 8,73 millones de barriles. Este dato contrastó con el consumo de 2.4 millones de barriles que el mercado estaba esperando.

Por su parte, la agencia de Administración de Información Energética (EIA) en su informe semanal corroboró estos datos, al reportar el jueves que los inventarios de crudo estadounidense aumentaron bruscamente en 8 millones de barriles la semana pasada (hasta el 22 de mayo).

En el anterior reporte API de la semana que terminó el 19 de mayo, se informó que las existencias de crudo habían aumentado 7.58 millones de barriles. El informe API sobre los inventarios de crudo de la semana pasada, provocó un retroceso inmediato de los precios de futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI), que descendió hasta un 3,2% al cierre de la bolsa de Nueva York.

Los recortes de producción no son suficientes

Estos datos confirman que comenzaron a revertirse dos semanas consecutivas de caídas de las existencias. Esto indica que los recortes históricos de producción y suministro no han logrado agotar el exceso de crudo en el mercado con la rapidez deseada.

Aunque los precios del crudo se han recuperado un 70% aproximadamente este mes, tal recuperación después del histórico colapso aún es muy frágil. Al aumentar los precios es probable que los productores se sientan estimulados a bombear más petróleo. A pesar de que la pandemia sigue golpeando la demanda de energía global.

Según la EIA, las existencias de gasolina tuvieron un descenso de 700,000 barriles aproximadamente. Muy por encima de las previsiones que se tenían de un aumento de alrededor de 100,000 barriles. Por otro lado, los inventarios de destilados subieron en 5,5 millones de barriles, cuando las expectativas eran de solo 1,8 millones de barriles.

El reporte de API mostró sin embargo que los suministros en el centro de almacenamiento clave de Cushing, Oklahoma, descendieron en 3,37 millones de barriles. Con esta son tres semanas consecutivas de disminución de los suministros de crudo.

Rusia y Arabia Saudita reiteran apoyo al acuerdo OPEP +

El mercado ha reaccionado favorablemente al acuerdo de la OPEP + de detener en casi 10 millones de barriles el bombeo diario de crudo. Los precios han tenido una sostenida recuperación desde entonces para aliviar su colapso de abril.

Los representantes de los dos gigantes petroleros, el ministro de petróleo de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, reiteraron el miércoles su apoyo al acuerdo, previo a la nueva reunión que sostendrán del 9 al 10 de junio.

El miércoles, sin embargo, el crudo volvió a caer después de un máximo de 11 semanas. La incertidumbre de los inversores acerca de si Moscú extenderá su compromiso con el acuerdo de que vence en julio, pesó en el descenso de los precios.

El enfrentamiento entre ambas potencias energéticas desató una guerra de precios que provocó el colapso del crudo a mínimos históricos. Después ambos productores tuvieron que bajar la cabeza y aceptar su error.

El estratega jefe de mercado de Blue Line Futures LLC., Phil Streible, dijo que “es realmente importante proporcionar estabilidad en el mercado en el futuro y tener algún tipo de esfuerzo coordinado en conjunto que ayude no solo a Rusia sino a la OPEP y brinde estabilidad en los precios”.

Precios del crudo cierran a la baja

El crudo marcador estadounidense WTI para entrega en julio se cotizó en Nueva York el jueves en $31.75, después de haber escalado a $ 32.81. El Brent marcador para el mercado europeo para julio por su parte bajó $ 1.43 para ubicarse en $ 34.74 por barril.

Al margen del aumento de los inventarios petroleros, las crecientes tensiones entre los EE.UU y China, por las leyes de seguridad del gigante asiático en Hong Kong, se han reflejado en las jornadas bursátiles de esta semana. Los expertos consideran que la nueva legislación china terminará socavando la semiautonomía de la ciudad.

La relación entre las dos economías más grandes del mundo se ha venido deteriorando desde la guerra comercial. Pero ahora las tensiones han aumentado. Después que se descubriera que China ocultó información sobre la pandemia de coronavirus, las diferencias se ampliaron.

El COVID-19 está conduciendo al mundo hacia una recesión global y a EE.UU a uno de sus peores escenarios económicos y sociales en la historia. Esta fractura en las relaciones comerciales de ambos países, ha impactado duramente la demanda de materias primas y productos terminados. Y ha puesto en riesgo la reelección del presidente Donald Trump y el liderazgo del presidente chino Xi jinPing.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here