Posible burbuja inmobiliaria en China hunde los mercados de Asia

La probable quiebra de la gigantesca compañía promotora de inmuebles china,  Evergrande, provocó esta semana el hundimiento de los valores asiáticos y el temor por lo que pueda suceder se extendió a las principales bolsas del mundo. Los analistas temen que esta caída afecte de forma significativa a los mercados financieros internacionales.

0
(Tiempo de lectura: 2 min)

Las acciones globales y los futuros de EE.UU. cayeron el lunes por temor a una burbuja inmobiliaria en China. La fuente de preocupación de los mercados es el enorme endeudamiento que registra la gigante inmobiliaria china Evergrande.

Los mercados vieron un pronunciado retroceso de los activos de mayor riesgo, incluyendo los futuros de acciones y el precio del crudo. La amenaza de que Evergrande quiebre y se convierta en un “Lehman chino” (en alusión a la crisis de 2008 – 2009) aumentó los temores.

El temor de los expertos está basado en el posible default de la compañía china. Esta semana la empresa debe pagar a sus acreedores los intereses de los préstamos y bonos. Los expertos temen que Evergrande no pueda hacerlo, tal como lo ha reconocido la empresa.

Es una empresa con un nivel de endeudamiento muy alto

Las obligaciones financieras de la promotora inmobiliaria ascienden a unos 300.000 millones de dólares. Las acciones de Evergrande llegaron a desplomarse en la jornada del lunes cerca de un 19%, aunque terminaron la sesión con un 10% menos. 

En tanto que otras empresas como New World Development y Henderson Land cayeron un 12,3% y un 13,2% respectivamente. La bolsa de Hong Kong registró pérdidas de un 3,3%, mientras que las pérdidas del Índice de Propiedades Hang Seng superaron el 6%. 

La previsión de los expertos es que “habrá más caídas”. A menos que los líderes políticos chinos envíen una señal clara sobre el futuro de Evergrande o suavicen las amplias restricciones impuestas al sector inmobiliario del país, advirtió el analista de BOCOM International Holdings, Philip Tse.

Pero esta no es la única preocupación de los mercados esta semana. También lo son los planes de la Reserva Federal de los Estados Unidos sobre cuando comenzar a disminuir la compra de bonos. 

Así como el aumento de los contagios con la variante Delta del Covid-19. Por otra parte, la recuperación de la economía mundial está mostrando signos de desaceleración. 

Se espera que el gobierno intervenga

Parece lógico pensar que Beijing intervendrá para evitar que Evergrande caiga aún más. Los temores de los mercados globales es que el gigante inmobiliario asiático afecte al resto del mercado financiero mundial. 

El caso Evergrande ya está siendo comparado con el de Lehman Brothers en los EE.UU. Se prevé que la bancarrota de la promotora china tenga un impacto muy amplio en el sector inmobiliario de ese país. 

El nivel de endeudamiento de Evergrande es muy alto y supera a cualquier otro desarrollador o gestor de inmuebles que cotice en cualquier bolsa del mundo.

Hasta las 9:00 (Hora del Este) del lunes los principales índices bursátiles de la bolsa de Nueva York Dow Jones, S&P 500 y el Nasdaq, estaban operando a la baja. Lo mismo ocurría en las principales bolsas de Europa.

Aunque las autoridades chinas están tratando de disminuir las inversiones potencialmente riesgosas, los analistas creen que el gobierno intervendrá antes de que el problema alcance niveles inmanejables. 

Situación de Evergrande se ha agravado

Según Tapas Strickland del National Australia Bank, “la prioridad de estabilidad social del gobierno central hace que la reestructuración sea probable con recortes para los deudores”. 

Los demás mercados asiáticos también sintieron los coletazos de Evergrande. Las pérdidas se reflejaron en los corros de Singapur, Yakarta, Bangkok, Manila, Bombay, Wellington y Sidney. Excepto en Shanghái, Taipéi, Seúl y Tokio, que permanecieron cerrados por ser festivo. 

Evergrande fue fundada en los primeros años del siglo pasado. Durante el boom inmobiliario de China, la compañía creció exponencialmente justamente debido a una importante acumulación de deuda.

Actualmente, la situación financiera de la empresa se ha agravado como consecuencia de las fuertes restricciones que el liderazgo chino ha impuesto para quitarle apalancamiento al sector. 

Al punto que está prohibida la venta de propiedades sin terminar. Esta es una práctica normal de financiamiento de las empresas constructoras e inmobiliarias en todo el mundo y precisamente era lo que sostenía el negocio de Evergrande.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here