(Tiempo de lectura: 3 min)

Bethesda es uno de los desarrolladores de juegos más grandes del mundo, y sus estudios han producido varios de los más aclamados títulos. Sólo por mencionar algunos: “Elder Scrolls”, “Fallout” y el imperecedero “Doom”.

Bethesda, de la mano de su empresa matriz ZeniMax, también es el desarrollador de “Starfield”, una de las franquicias más esperadas en el mundo de los videojuegos.

En septiembre, Microsoft anunció que está en proceso de comprar la compañía por unos 7.500 millones de dólares, algo que probablemente se termine de concretar el año que viene.

Pero, ¿qué espera conseguir el gigante tecnológico con esta adquisición?

Entre otras cosas, Microsoft busca que la compra lo ayude a impulsar, por ejemplo, la venta del Xbox Game Pass, un servicio de suscripción mensual -similar a Netflix- que otorga a los usuarios acceso a un catálogo de más de 100 juegos.

Game Pass está creciendo (ha aumentado los ingresos de juegos de Microsoft todos los años desde su debut en junio de 2017), pero necesita un impulso mayor.

Según los analistas del segmento, la adquisición de ZeniMax aumenta instantáneamente el valor de GamePass y cierra la brecha de contenido entre Xbox y PlayStation, de Sony, el gran rival de Microsoft en este mercado.

El acuerdo muestra que el CEO de Microsoft, Satya Nadella, está enfocado en hacer crecer la base de consumidores de la compañía, luego de la fallida oferta para comprar TikTok.

En el momento del anuncio, Todd Howard, director de Bethesda, dijo que las trayectorias de su empresa y de Xbox “han ido de la mano” desde el lanzamiento de las empresas, por lo que “no es inesperada esta conjunción”.

Microsoft en perspectiva

La compra de ZeniMax por parte de Microsoft es aproximadamente 1.500 millones de dólares más costosa que los 5.900 millones que Activision Blizzard pagó para adquirir la empresa matriz de Candy Crush, King Digital, en 2014 y tres veces más que los 2.500 millones que también Microsoft pagó para adquirir Minecraft ese mismo año.

Esta compra demuestra que Xbox está lista para dar una gran escalada en la guerra de plataformas de juegos, que se espera que se recuperarán con el lanzamiento de la PS5 de Sony y la Xbox Series X de la misma Microsoft.

Cuando se conoció la noticia, los inversores reaccionaron favorablemente y el precio de las acciones de Microsoft subieron.

Hasta ahora, los juegos para Microsoft han sido siempre un negocio paralelo que ni siquiera aparece como uno de sus principales segmentos comerciales.

Según Investopedia, el valor de Microsoft radica en tres pilares básicos e interconectados:

  • nube,
  • informática personal
  • y procesos de productividad en los negocios.

Xbox Game Studios es (o era hasta ahora) sólo un pequeño subconjunto del segmento informática personal.

Xbox Game Pass se alinea muy bien con el servicio en la nube de Microsoft, Azure. Pero hay un problema, Azure tiene un cliente importante: Sony. 

Hay que recordar que en marzo de 2020 se anunció que las dos compañías están trabajando en una asociación estratégica que involucra la tecnología de procesadores de Sony y la nube de Microsoft.

Sony utiliza Azure para la prestación de servicios de video bajo demanda y juegos de PlayStation Now. 

La segunda mayor adquisición de juegos de la historia

La compra de ZeniMax será la segunda adquisición más grande de la industria de los videojuegos.

La más grande fue la venta por 8.600 millones de dólares de la compañía finlandesa de juegos móviles Supercell por parte del gigante digital chino Tencent, en 2016.

Por ahora, no parece que Microsoft haya comprado Zenimax para realizar muchos cambios en el negocio de Bethesda. El mismo CEO lo dijo: “Nuestro plan es dejarlos en paz, ZeniMax tiene una trayectoria increíble en la creación de grandes juegos”.

Los juegos son la categoría más “explosiva” en la industria del entretenimiento, ya que la gente en todas partes recurre a los juegos para conectarse, socializar y jugar con sus amigos. 

Según Nadella, el contenido diferenciado de calidad será “el motor detrás del crecimiento y el valor de Xbox Game Pass, desde Minecraft hasta Flight Simulator”.

Para el líder de Microsoft, “como desarrollador y editor de juegos probado, Bethesda ha tenido éxito en todas las categorías de juegos, y juntos, fomentaremos nuestra ambición de empoderar a más de tres mil millones de jugadores en todo el mundo”.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here