(Tiempo de lectura: 4 min)

A pesar de que la pandemia de coronavirus covid-19 devastó la economía mundial, los paquetes de los directores ejecutivos de algunas de las más grandes compañías del mundo vieron crecieron de forma extraordinaria. Lo lógico era que vieran amenazadas sus ganancias y retribuciones como todos los demás trabajadores, pero no fue así.

Esos CEOs contaron con juntas directivas en sus compañías condescendientes. Por fortuna, vieron la pandemia como un evento extraordinario que no estaba bajo su control, por lo tanto, no podían calcular las pérdidas. En lugar de disminuir los paquetes de los directores ejecutivos, los aumentaron.

En los Estados Unidos, las juntas directivas decidieron cambiar las fórmulas empleadas para determinar el salario de los CEOs, junto con otros arreglos administrativos tendientes a compensar las pérdidas generadas por la crisis. Pero tal vez no estaban pensando solo en los directores ejecutivos sino en ellos mismos.

El salario de los CEOs aumentó a 12,7 US$ millones

Durante 2020, entonces, los paquetes salariales de los CEOs de las empresas del S&P 500 crecieron significativamente. Sin importar que la crisis pandémica llevó a la economía a registrar uno de sus peores años en la historia y, por lo tanto, las ganancias corporativas de casi todas las empresas en el mundo fueron recortadas.

En promedio, el paquete salarial de un director ejecutivo de las 500 compañías más valoradas en la bolsa, fue de 12,7 millones de dólares el año pasado. De acuerdo con un informe de Equilar, publicado por The Associated Press, el 50% de los directores ejecutivos encuestados ganaba más. Mientras que el otro 50% ganaba menos.

Según los datos de la firma de investigación de liderazgo corporativo, eso es un 5% por encima del salario promedio que tenía ese mismo grupo de directores ejecutivos en 2019. Y representa, además, un crecimiento del 4,1% con respecto a la encuesta realizada en 2020.

Incremento de pagos anuales a los CEOs de las empresas S&P 500

Más salarios aun con menos ventas

Por ejemplo, el CEO de Advance Auto Parts, Tom Greco debió recibir el año pasado un salario muy inferior debido a la disminución de las ventas y el aumento de los costos relacionados con la pandemia. Los beneficios de pago por enfermedad, uso de equipos de seguridad y hasta gastos de desinfección de manos alcanzaron 60 US$ millones en total.

El comité de compensación de la junta consideró tales costos como “extraordinarios e imprevistos” y fueron excluidos de sus cálculos. El resultado inmediato de este movimiento fue que la compensación total de Greco vio un aumento de un 4.7% por ciento en 2020  a 8.1 US$ millones.

El operador de cruceros Carnival, por otro lado, distribuyó subvenciones de acciones entre sus ejecutivos. La compañía buscaba estimular a su liderazgo corporativo para mantenerse en la empresa. Uno de los sectores más afectados por la pandemia fue el de viajes y la compañía tuvo que detener sus operaciones y preservar a sus trabajadores inactivos.

El CEO de Carnival, Arnold Donald, obtuvo subvenciones por el orden de 5 US$ millones en 2020. Sin embargo, el valor total del paquete estará asociado al desempeño de la empresa con respecto a la disminución de las emisiones de carbono y otras medidas que deberá tomar en el futuro.

La compensación total de Donald durante el año alcanzó los 13,3 US$ millones. Es decir, 19% más que lo recibido en 2019, pese a que la pérdida neta registrada de Carnival durante el año fiscal fue de 10,2 US$ mil millones.

Los trabajadores regulares de la empresa también fueron compensados, pero nunca en la misma proporción que sus jefes. Otros, en cambio, simplemente perdieron sus empleos.

Variación salarial oculta

El aumento del 5% del salario promedio de los CEOs el año pasado enmascaró la variación salarial que permanecía oculta. Ciertas compañías ganaron más dinero como resultado de la crisis pandémica. Tal fue el caso de la cadena minorista Lowe’s cuyas ventas se dispararon durante los bloqueos en EE.UU.

En consecuencia, los ingresos del director ejecutivo Marvin Ellison casi se duplican. Debido a que las acciones de la compañía casi doblan su valor con respecto al rendimiento total del S&P 500 en su año fiscal.

A otros CEOs no le fue bien y más bien sufrieron recortes en su compensación salarial. El directorio de Duke Energy, redujo los beneficios por desempeño a corto plazo de su CEO Lynn Good. La decisión fue tomada después de que las ganancias por acción de la empresa no lograron alcanzar su objetivo inicial.

La disminución de los ingresos de la empresa se debió a que durante los bloqueos, los clientes industriales de Duke usaron menos energía. Entonces, el salario de Good fue recortado un 2,6% a 14,3 millones de dólares, no obstante, que las ganancias de la compañía finalmente se mantuvieron dentro de las previsiones de Duke.

Solo que, a diferencia de las demás empresas, Duke no ajustó las fórmulas para favorecer a su CEO. En general, alrededor del 61% de los 342 directores ejecutivos que fueron incluidos en la encuesta de 2021, obtuvieron un aumento en la compensación del año 2020.

Algunas directivas mantuvieron los rangos salariales durante la crisis

Este porcentaje es casi el mismo arrojado en 2019 que terminó en 62%. Excepto que, para ese momento, la situación de las empresas era distinta. La economía del país y la economía global, en general, estaban en franco crecimiento.

Muchos directores ejecutivos con el propósito de ayudar a sus empresas y dar el ejemplo decidieron tomar recortes salariales. De esta forma contribuían al ahorro de efectivo de sus empresas. Uno de casa cinco CEOs encuestados este año, tenía un salario inferior en 2020 con respecto al año anterior.

Sin embargo, ocurre a menudo que el salario de un director ejecutivo apenas representa una pequeña parte de su compensación total. Muchas empresas ajustaron el cálculo de los beneficios de sus directores ejecutivos para que obtuvieran más beneficios.

Tal como muestra la encuesta, lo que hicieron algunas juntas directivas fue mantener su rango de ganancias sacrificando la salud financiera de sus empresas. Algo que seguramente para los accionistas no debió ser de ningún agrado.

Brecha salarial de jefes y trabajadores

Otro aspecto que ha quedado claro de acuerdo con la encuesta, es la enorme brecha existente entre el salario de los trabajadores promedio y los ingresos de los CEOs y demás miembros de las juntas directivas de las empresas.

La diferencia salarial entre jefes y trabajadores, según la encuesta de Equilar, fue de 172 veces en 2021. El año pasado se ubicó en 167 veces. Algunos trabajadores deben dedicar toda su vida para obtener lo que algunos CEOs ganan en un año o menos de trabajo.

En el Congreso de EE.UU. espera por discusión un proyecto de ley en el que se propone equilibrar las ganancias. La norma establece que las corporaciones donde sus directores ejecutivos ganan 50 veces o más salarios que el trabajador medio de la compañía, deberán pagar más impuestos.

No es en vano los accionistas de algunas empresas, están rechazando los paquetes de compensación aprobados solo por el directorio. Quieren participar del reparto y ver que se haga de forma más equilibrada y razonable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here