(Tiempo de lectura: 3 min)

Las plataformas de video bajo demanda como Netflix, HBO, Amazon Prime, entre otras, tendrán que pagar la tasa de RTVE a partir del año 2022. Por órdenes del Ejecutivo, dichas empresas deberán destinar el 1,5% de sus ingresos anuales en España al financiamiento de la televisión pública. 

El impuesto hacia las plataformas de streaming está contemplado en la nueva versión del Anteproyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual. El texto fue modificado por petición de las cadenas de televisión y operadoras de telecomunicaciones. Hace una década, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero les impuso un aporte directo del 0,9% para RTVE.

Con esta nueva medida, las operadoras de telecomunicaciones quedan exentas del pago de la tasa, bajo la condición de contribuir  al desarrollo de las nuevas redes 5G de telefonía móvil. De esta forma, se ahorrarán entre 100 y 140 millones de euros anuales, pero aún deben pagar la tasa sobre reserva de dominio público radioeléctrico, calculada en 480 millones anuales.

No obstante, las empresas con sus propias plataformas de televisión paga, como Telefónica y Orange, todavía tendrán que pagar el importe. También los prestadores de vídeo bajo demanda, las plataformas de intercambio de vídeos y la televisión lineal en abierto y la de pago contribuirán al financiamiento. 

Impuestos a las plataformas

Así como las empresas en España, aquellas que están en otros países de la zona euro y que prestan sus servicios al país ibérico deben dar su aporte a la televisión pública. “Se da un paso más en esa propuesta. La idea es establecer un terreno de juego equilibrado para todos los actores del sector y que todos ellos tengan las mismas obligaciones”, dijo la Secretaría de Estado. 

Asimismo, el organismo gubernamental explicó que los cálculos están hechos para que “la financiación que recibe RTVE quede estable”. Entonces, aquello que se perderá con las operadoras será compensado con la financiación por parte de las plataformas de streaming.

En 2020, el Gobierno presentó el anteproyecto de la Ley General de Comunicación Audiovisual. Dicho texto legal establece que las plataformas de streaming deben destinar un 5% de los ingresos generados en España a financiar cine y series europeas. La contribución, también conocida como “tasa Netflix” puede ir directamente al Fondo de Protección de la Cinematografía del ICAA.

Además de pagar la tasa Netflix y la de RTVE, las compañías deberán tomar en cuenta sus ingresos reales para hacer el cálculo, en vez de las declaraciones fiscales. La mayoría de las plataformas de vídeo bajo demanda estadounidenses que operan en España declaran un porcentaje mínimo de su facturación en el país. El grueso de los ingresos es desviado a Estados con fiscalidad más favorable como los Países Bajos.

Por ejemplo, en 2019, Netflix declaró unos ingresos conjuntos de unos 540.000 euros. Al final, pagó apenas 3.146 euros de impuestos, a pesar de tener 4,5 millones de abonados en España.

Regulaciones de la nueva ley

El nuevo anteproyecto de la Ley Audiovisual incluyó otras fuentes de ingresos para la televisión pública española. La empresa pública podrá recibir dinero de patrocinios y de la publicidad en sus canales internacionales, al igual que en los contenidos digitales. También se autorizará la inserción de publicidad en los canales de RTVE en las plataformas de intercambio de vídeos generados por los usuarios. 

El texto resalta el respeto a la igualdad y la no discriminación por cuestión de género. También adjuntó la promoción de códigos de autorregulación que protejan a los usuarios ante contenido sexista, discriminatorio, estereotipado o que atente contra la dignidad de la mujer. Igualmente, la nueva ley busca promover la producción de obras audiovisuales dirigidas o producidas por mujeres.

Por otro lado, queda prohibida la publicidad de bebidas alcohólicas dirigidas a menores de edad. No puede dar la impresión de que su consumo contribuye al éxito social o sexual. Tampoco relacionarse con ideas o comportamientos que expresen éxito personal, familiar, social, deportivo o profesional. 

El horario de emisión de publicidad en televisión de bebidas alcohólicas de menos de 20 grados se mantiene como en la legislación actual. Podrá transmitirse entre las 20:30 y las 5:00 horas. En cambio, la publicidad de bebidas con más de 20 grados solo podrá emitirse en la franja de 1:00 a 5:00 de la madrugada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here