(Tiempo de lectura: 3 min)

En el segundo trimestre del año con respecto al primero España ha registrado una caída de 18,5% en su Producto Interno Bruto (PIB). Esto debido al efecto de las medidas para contrarrestar la crisis sanitaria que ha surgido a partir de la pandemia por el COVID-19. Los datos los ha dado a conocer en un avance el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La economía española nunca había estado tan deteriorada como hoy en día. Desde que el INE inició la recopilación de datos en 1970 la mayor caída trimestral habría sido el 5,2% de contracción que había alcanzado España en el primer trimestre de este año. Hoy la crisis asciende por 13,3 puntos.

De esa manera técnicamente la economía de España entraría en una recesión, sin embargo, el Gobierno se ha comprometido a mejorar la situación económica para el tercer trimestre del año. Aun así, los expertos prevén que el saldo anual será negativo, con una caída del 9,2%.

El PIB continuó decreciendo entre abril y junio a medida que el consumo y la inversión decayeron en un 16,6% y la demanda externa de las exportaciones disminuyó 1,9%.

A la vez, la paralización de las actividades por la restricción de movilidad produjo una caída histórica en el consumo de hogares de un 21,2% y cayó así mismo la inversión en casi 22 puntos. La inversión en vivienda y construcción cayó un 25% y la inversión en equipos un 25,8%.

Debido a la disminución en el consumo de los hogares, las importaciones cayeron en un 28,8% y la depresión de las exportaciones fue incluso mayor, con un 33,5% de pérdida. La industria se ha hundido un 18,5 %, los servicios 19 puntos porcentuales y la construcción, un 24,1 %.

Mientras tanto, el único gasto que ha subido ha sido el del consumo en la administración pública, con un crecimiento del 0,4%. Aunque este porcentaje de alza no es tanto como el del trimestre anterior encadena catorce trimestres en subida.

 

Agricultura en primer lugar

Al contrario, el sector de agricultura ha tenido un crecimiento positivo, pese a todo pronóstico, pero como consecuencia de un esfuerzo prolongado. En el segundo trimestre el sector pecuario ha crecido 4,4 %.

Sin embargo, debido a la pandemia las horas trabajadas en actividades primarias han descendido 9,3% con respecto a este mismo mes el año pasado, y la variación negativa ha sido seis décimas respecto al trimestre pasado.

Aunque cuando se toman en cuenta a los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, el empleo en la agricultura, la ganadería, la silvicultura y la pesca presenta una variación interanual menor ya que ha bajado 7,5% y, respecto al mes anterior, tres décimas.

También han avanzado las actividades de servicio financiero y seguros en un 3,4%.

El sector peor parado ha resultado ser el de comercio, transporte y hostelería, que ha registrado un 40,4% de contracción interanual.

En comparación interanual el desplome del PIB ha sido de 22,1 %, cinco veces superior a la segunda mayor crisis en la serie, que fue del 4,4 % para la misma fecha de 2009.

El gobierno se pronuncia optimista en medio de una crisis de europa

Este mismo viernes el Ministerio de Economía ha señalado que el desplome del 18,5 % de la PIB que se ha dado a conocer está en línea con las previsiones antes anunciadas y ha insistido en que la recuperación económica se ha iniciado desde mayo pasado.

La cifra “se corresponde con los momentos más duros de la hibernación que preveían que el mayor impacto se produciría en el segundo trimestre” tal como habían indicado los gobernantes, ha señalado Ana de la Cueva, secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa.

La crisis de España viene en medio de una crisis más grande, la del continente. El día de hoy Eurostat también se ha dado a conocer el desplome promedio del 11,9% del PIB para los Veintisiete, un 12,1% de caída para los países de la eurozona.

Se trata de la mayor caída desde que iniciaron los registros en 1995. Además, el organismo de estadísticas ha anunciado un aumento del paro en comparación con el trimestre pasado.

Seguido de España, que ha sido el país más afectado económicamente en Europa por la crisis provocada por la pandemia, en Francia el PIB se ha desplomado en un 13,8 %, en Italia un 12,4 % y en Alemania 10,1 %.

El gobierno comunitario espera palear esta crisis con la asignación del fondo de recuperación, que beneficiará en primer lugar a los países en donde la pandemia ha tenido más incidencia en la economía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here