(Tiempo de lectura: 2 min)

El PIB español registró una subida del 16,4% entre julio y septiembre, abandonando así la recesión. También tuvo su mayor avance trimestral en la serie histórica, de acuerdo con los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, el crecimiento es menor al alcanzado a finales de octubre, cuando se esperaba un repunte del PIB del 16,7%.

Igualmente, en el tercer trimestre el PIB tuvo un retroceso interanual del 9%, frente al descenso del 8,7% estimado. Se trata del segundo mayor retroceso interanual de toda la serie. Sin embargo, el descenso es menor al que se registró durante el segundo trimestre, cuando la economía española registró una caída interanual del 21,6%.

Debido a que la mayoría de los indicadores estadísticos sobre la evolución económica ofrecían resultados hasta agosto, el INE tuvo que hacer una “actualización” de los datos. De esta forma, los resultados publicados recientemente incluyen todos los indicadores que marcan la evolución económica de los tres primeros trimestres del año. 

Con el crecimiento del PIB durante el verano, España finalmente dejó la recesión técnica en la que entró en el segundo trimestre del año. En aquel momento, estuvo dos trimestres consecutivos en negativo, con bajas del 5,3% en el primer trimestre y del 17,9% en el segundo.

La demanda nacional restó 7,2 puntos menos a la variación interanual del PIB en el tercer trimestre. En cambio, la demanda externa quitó 1,8 puntos, lo que suponen 1,1 puntos más que en el trimestre pasado.

Retroceso interanual del PIB

El PIB durante el tercer trimestre retrocedió un 9% en tasa interanual. La baja fue menor en comparación al 21,6% del trimestre anterior. El consumo de los hogares tuvo un descenso del 10,5%, casi 15 puntos menos que en el segundo trimestre. En cambio, el gasto público creció seis décimas, hasta el 3,8%. En contraparte, el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro disminuyó un 1,3%.

Por su lado, la inversión bajó un 9,1% a tasa interanual. El resultado fue menor al previsto para el tercer trimestre. Asimismo, moderó en más de 15 puntos el retroceso histórico que hubo en el segundo trimestre (-24,5%).

También las exportaciones sufrieron un retroceso del 19,3%, en contraste con el descenso interanual del 37,8% experimentado en el trimestre anterior. Por su parte, las importaciones bajaron un 15,4% y venían de decrecer un 32,5% en el segundo trimestre.

En lo que respecta a la remuneración de los asalariados, hubo un descenso del 4,8% interanual (-13,9% en el trimestre anterior). Además, el número de asalariados disminuyó en un 5,5%.

El PIB a precios corrientes tuvo una disminución interanual del 7,8% en el tercer trimestre, llegando a los 287.511 millones de euros. Sin embargo, esta cifra supone una subida del 16,9% en comparación al segundo trimestre, el mayor avance intertrimestral de la serie histórica.

Aumento de empleo

El empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, se disparó en el tercer trimestre un 24,7% en comparación al trimestre anterior. La tasa tiene menor magnitud que la de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, debido al aumento observado en las jornadas medias a tiempo completo.

El INE tomó en cuenta las horas efectivamente trabajadas para medir la evolución del empleo, debido a la situación provocada por el coronavirus. “Se considera que esta variable, frente a los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, es la que refleja de manera más clara los efectos inducidos en el empleo por la pandemia y las sucesivas medidas adoptadas”, aseguró. 

Las horas trabajadas bajaron un 6,2% en tasa interanual. Por otro lado, los puestos equivalentes a tiempo completo retrocedieron un 5,5%. Es decir, tan solo en un año se han eliminado 1,01 millones de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here