(Tiempo de lectura: 4 min)

Finalmente, PayPal confirmó los detalles de cómo sus clientes estarán habilitados para hacer compras, ventas y pagos con bitcoin.

También cómo será el intercambio de varias criptomonedas (incluida bitcoin) en la plataforma.

Pero hay “letra pequeña” en las últimas informaciones dadas a conocer por PayPal que ha alertado a los especialistas en criptos.

Son detalles relacionados con los servicios que han generado algunas dudas, en especial respecto de la movilización de los fondos en criptomonedas y las reales alternativas de uso a las que tendrán acceso los usuarios.

Uno de los primeros temas que más ha preocupado a los usuarios de PayPal es que ellos no tendrán acceso a las llaves privadas de las criptomonedas. Esto es porque el acumulado en bitcoin u otras criptos estará bajo absoluta custodia de la empresa de pagos.

Esto se puede leer en el apartado de consultas frecuentes de la página de la compañía.

Según la plataforma, sus clientes serán los dueños de las criptomonedas que compren en PayPal, sin embargo, no se les proporcionará “en ningún caso” las llaves privadas.

De acuerdo con lo que se explica, el justificativo es que la dependencia de las llaves privadas es muy peligroso y conlleva riesgos innecesarios.

Es por esto que la empresa dice que los controles de los fondos por parte de PayPal es un sistema de seguridad para el dinero de sus clientes.

Según se puede leer en las condiciones, bastará con acceder a la cuenta en PayPal para tener accesibilidad total a los balances en bitcoin y otras criptos.

bitcoin

Qué se va a poder hacer con los bitcoin en PayPal

Por otra parte, más allá de las dificultades para acceder a la llave, se agrega otro tema: no será posible la transferencia directa de fondos, ya sea en bitcoin como en cualquiera de las demás monedas digitales a las que dará soporte PayPal. Hasta ahora están confirmadas litecoin, bitcoin-cash y ether.

Por un lado, no se podrán enviar criptomonedas a otras cuentas de PayPal y, por otro, no será posible retirarlas hacia los monederos externos.

Y hay más: no estará habilitada la opción de hacer depósitos directos de saldo en bitcoin y las otras criptomonedas aceptadas.

En definitiva: todo el ecosistema criptográfico se dará sólo dentro de la plataforma.

Explicado de otra forma: para sacar las criptomonedas primero habrá que venderlas en el exchange interno y convertirlas a fíat (monedas de curso legal, dólar, euro, pesos) y recién hacer los envíos o extracciones.

Lo mismo, pero al revés, para ingresar criptomonedas.

PayPal

Únicamente estará permitido transferir de fondos en monedas tradicionales a bitcoin y viceversa y abonar con saldo en cripto a comercios adheridos a PayPal (ese saldo, se habrá convertido en dinero fiat para esos comercios).

Dos campanas

Entre las novedades respecto del servicio de bitcoin en PayPal, hay que decir que los EE.UU. será el primer país en tenerlo: antes de que termine marzo.

Con posterioridad se irán sumando el resto de los países.

Hay posiciones encontradas respecto de las bondades de la incorporación de PayPal a la lista de empresas con intereses en las criptomonedas.

Si bien para algunos es un gran paso hacia la adopción masiva del bitcoin y otras criptos, entre los “bitcoiners” hay escépticos.

Fundamentalmente, estos especialistas del tema lamentan que PayPal sólo ingrese como custodio de las criptomonedas y, además, que limite de manera tan extrema el retiro de fondos en bitcoin.

Jameson Lopp, por ejemplo, uno de los cofundadores de Casa e impulsor de statoshi.info, dijo en las redes sociales que no hay que permitir “que PayPal se quede con los bitcoin”. Para Lopp, PayPal no ofrecerá realmente bitcoin, sino que estarán dando pagarés.

Desde Satoshi-Labs, la compañía que creó las billeteras de hardware para criptos Trezor, mencionaron una de las frases más reconocidas en el ambiente: “Si no son tus llaves, no son tus bitcoin”.

Los que critican dicen que hay que tener cuidado porque son habituales las denuncias de clientes de PayPal que dicen que la plataforma le ha congelado o bloqueado el acceso a los fondos, y consideran que esto mismo podría ocurrir con las criptomonedas.

Algo que podría también suceder ahora con las criptos.

Invertir en Bitcoin, ¿qué es el Bitcoin?

Para los críticos, es una incursión a medias de PayPal en el universo cripto que terminará siendo como un activo que se suma a las redes bancarias de pago; y no criptomonedas en su más pura esencia.

Los que están a favor de la iniciativa dicen que el desembarco de un gigante como PayPal, más allá de las condiciones, es una gran noticia para el ecosistema criptográfico.

Son nada menos que 350 millones de usuarios nuevos al sistema, lo que le dará reconocimiento y liquidez.

Un jugdor de élite

La empresa de pago electrónico Pay-Pal anunció su ingreso al universo cripto en octubre de 2020 y fue una de las noticias del año de la pandemia.

No era un tema menor, además de los 350 millones de usuarios, la compañía también tiene 26 millones de comerciantes que están adheridos a la red.

La meta, de acuerdo con PayPal, es que los nuevos servicios aporten a la utilización masiva de criptomonedas y, a la vez, quiere preparar a sus redes para la llegada generalizada de divisas digitales, tanto las actuales como las que puedan lanzar los bancos centrales y las empresas de finanzas privadas.

Lo había confirmado de manera sorpresiva el CEO de PayPal, Dan Schulman. En el anuncio, dijo que estaban realizando acuerdos para poder tener diferentes formas de activos digitales y que buscaban adquirir un papel importante en cada proceso.

Más allá de la decisión, lo cierto es que PayPal llega retrasada a esta movida.

Otras compañías fintech, como la proveedora de pagos digitales Square y la empresa de app de comercio de acciones en la bolsa, Robinhood-Markets, ya hay desembarcado en el universo de las criptomonedas y le llevan una apreciable ventaja.

Igualmente, PayPal es un gigante que procesa pagos por 219 mil millones de dólares por trimestre, según datos de 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here