(Tiempo de lectura: 3 min)

Los precios del petróleo se debilitaron luego de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados acordaran este jueves introducir aumentos graduales en la producción entre los meses de mayo y julio.

Los ministros de petróleo realizaron una reunión virtual de dos días para decidir entre abrir los grifos de forma progresiva o mantener los actuales recortes.

Los 23 países miembros de la alianza petrolera de 23 naciones, convinieron en aumentar la producción de crudo en 350.000 barriles diarios en mayo y en 400 mil barriles por día en julio, según informaron fuentes cercanas.

Previamente, habían circulado informes según los cuales Arabia Saudita planeaba por su cuenta aumentar la producción en 250.000 barriles diarios en mayo. Luego incrementaría su producción en otros 250.000 bpd en junio.

Volatilidad en los precios

De este modo buscaba recuperar parte de los recortes que a los que se obligó para estabilizar los precios del petróleo. Pero, la contradicción de los informes provocó que los precios del crudo se movieran y repuntaran inicialmente más de $2 el barril para luego caer casi $1 hoy.

El Brent marcador para Europa se cotizaba a las 11:35 a.m. ET (15:35 GMT) en 63,11 dólares con una subida de 37 centavos (0,6%). Pero antes había subido a $64,81 para después hundirse a mínimos de $62,45 durante la sesión.

Por otro lado, el crudo de referencia de Nueva York, el West Texas Intermediate subió 54 centavos (1%), a $9,70 por barril. El precio máximo intradiario del WTI durante la sesión fue de $61,17 dólares y el mínimo registrado fue de $58,88.

Desde abril de 2020, la OPEP + integrada por sus 13 miembros y los otros 10 aliados independientes, acordaron recortar su producción total en unos 7,3 millones de barriles diarios.

El objetivo era equilibrar los debilitados precios del crudo que colapsaron a niveles históricos. La guerra de producción y precios protagonizada por Arabia Saudita y Rusia a principios de 2020 y la recesión causada por los bloqueos pandémicos, hundieron los precios del petróleo a niveles históricos. Al punto que el petróleo llegó a no valer nada.

El precio del petróleo ha caído caso 10%

La OPEP es liderada por Arabia Saudita y el bloque naciones productoras aliadas por Rusia. Ambos productores son los mayores productores de petróleo del mundo por detrás de los dos Unidos.

Gracias a los recortes el WTI logró remontar su precio de $36 por barril a finales de octubre a cerca de $68 el 8 de marzo pasado. En tanto que el Brent pasó de cotizarse a $38 a un poco más de $71 durante  el mismo período.

Sin embargo, en las últimas dos semanas, el crudo ha perdido cerca de 10% de su precio de mercado, justo antes de la reunión de la OPEP +.

Las previsiones de Rusia apuntan hacia una demanda mundial de crudo entre 5,0 y 5,5 millones de bpd en 2021. Así lo expresó el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, durante la reunión de los socios OPEP del jueves.

Existencias de crudo se mantienen altas

Un documento de la OPEP + leído durante la reunión, indicó que aunque los recortes de producción redujeron un gran volumen de exceso de petróleo acumulado durante la pandemia de covid-19 desde marzo del año pasado, las existencias de petróleo se han mantenido elevadas. Incluso, por encima del nivel observado entre 2015-2019

El lanzamiento y la aplicación masiva de las vacunas contra el coronavirus junto con el mantenimiento de los recortes en la producción, lograron que el mercado petrolero mejorara sus perspectivas desde diciembre.

Pero hay nuevas preocupaciones en el mercado relacionadas con los nuevos bloqueos ordenados en Europa después de los repuntes del virus nuevamente. La conclusión es que el consumo a corto plazo podría sufrir como consecuencia de estas nuevas medidas para frenar los contagios.

Sobre el tema, el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, apuntó durante la reunión que esta volatilidad del mercado sirve de “recordatorio de la fragilidad que enfrentan las economías y la demanda de petróleo”.

Una decisión cautelosa

Según la vicepresidenta de Wood Mackenzie, Ann-Louise Hittle, la decisión de retrasar la relajación de los niveles actuales de restricción de la producción podría aumentar la rigidez de la oferta en el mercado durante el segundo trimestre de este año.

En su opinión los precios del crudo se verán impulsados antes de la temporada alta de demanda de próximo verano. Al tomar su decisión la OPEP + nuevamente actúa con mucha cautela, porque el mercado sigue siendo muy volátil.

De cualquier forma los informes sobre los planes de Arabia Saudita previos a la reunión lanzaron un alerta a los demás miembros del cartel para establecer los términos del debate de este jueves.

Es cierto que todos los países miembros necesitan equilibrar sus balances financieros después del descalabro sufrido el año pasado. Pero, no menos cierto, es que abrir de nuevos los grifos en un momento en el que el mercado apenas se está estabilizando significa un retroceso en los logros actuales.

La lectura errada que Arabia Saudita y Rusia hicieron del mercado el año pasado llevó a todos los productores al peor escenario histórico del crudo. Nadie se atreve a repetir semejante desafuero en medio de una crisis tan severa como la actual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here