(Tiempo de lectura: 2 min)

OnlyFans comenzará a prohibir a los usuarios que publiquen contenidos con “conductas sexuales explícitas” en octubre, debido a las peticiones de los socios y proveedores de pagos. La plataforma permite a los creadores cobrar a sus fans por fotos y vídeos. Es por ello que recientemente ha ganado popularidad  entre los trabajadores sexuales. 

Por los momentos, todavía será posible subir fotos y vídeos de desnudos, siempre que se ajusten a las normas de la plataforma. Sin embargo, la empresa aún no define los parámetros con los que evaluará qué tipo de vídeos sexualmente explícitos caerán bajo la prohibición.

“La decisión es con el fin de garantizar la sostenibilidad a largo plazo de nuestra plataforma y seguir albergando una comunidad inclusiva de creadores y fans. Debemos evolucionar nuestras directrices de contenido”, dijo OnlyFans en un comunicado.

Los cambios se producen mientras OnlyFans busca financiamiento. No obstante, los inversores se muestran cautelosos ante la posibilidad de que los menores de edad se suscriban. De una u otra forma, la empresa corre riesgos, porque puede ahuyentar a los usuarios que la hicieron grande en un principio.

Actualmente, la plataforma cuenta con 2 millones de creadores y más de 130 millones de usuarios. Además, tiene ingresos estimados de 2.500 millones de dólares en 2022, sobre unas ventas totales de 12.500 millones de dólares.

Cualquier otra startup con ese tipo de ingresos no tendría problemas para recaudar dinero. El problema está en que los bancos son conservadores. Igualmente, las empresas porno suelen tener dificultades para encontrar proveedores de pago dispuestos a hacer negocios con ellas. Es por ello que OnlyFans ha estado intentando recaudar dinero con una valoración de 1.000 millones de dólares.

¿De dónde vino OnlyFans?

La plataforma nació en 2016 y fue concebida originalmente como una red social en la que se encontraran los influencers de moda y sus seguidores. Su creador, el británico Tim Stokely, lo planteó inicialmente como una plataforma en la que los usuarios pagaban por el contenido premium.

Dos años después, Leonid Radvinsky, propietario del sitio web de sexo en vivo MyFreeCams, compró el 75% de la compañía. Ahí fue cuando OnlyFans tomó otro rumbo y se convirtió en lo que conocemos hoy en día: una plataforma de contenidos para adultos. 

Durante los meses de la pandemia, OnlyFans pasó de los 20 a los 120 millones de usuarios registrados. Los creadores reciben el 80% de los ingresos por sus contenidos, incluidos mensajes de pago y “propinas”. El 20% restante es destinado a procesamiento de pagos, alojamiento y otros servicios adicionales.

Cualquier cosa menos porno

En 2018, Patreon intensificó su represión contra los creadores de contenido para adultos, con la intención de atraer a los anunciantes. Las directrices de la plataforma de suscripción para el contenido para adultos establecen que “todo el contenido público de tu página sea apropiado para todos los públicos”.

Igualmente, “el contenido con temas maduros debe marcarse como una publicación exclusiva para mecenas”. En varios de estos informes, Patreon advirtió que la “desnudez implícita” era motivo de la suspensión, cuando aparecía en áreas públicas o en niveles y banners de los mecenas visibles al público.

Ahora, OnlyFans aplica el mismo distanciamiento del contenido sexualmente explícito. Recientemente lanzó su primera aplicación para móviles, OnlyFansTV, la cual no contiene desnudos. Debido a las normas de las tiendas de aplicaciones establecidas por Apple y Google, no puede ofrecer sus contenidos más subidos de tono a través de aplicaciones en iOS o Android. 

El director ejecutivo de Onlyfans afirmó que la aplicación cuenta con un catálogo de más de 800 vídeos. Además, aseguró que no se cobrará por el acceso a los mismos.”Se trata de una buena forma de que los usuarios vean contenido de sus creadores favoritos”, afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here