(Tiempo de lectura: 3 min)

¿Qué pasó con Nokia entre 2005 y 2010? Alguien que haya dejado de ver las noticias en esos 15 años no podría entender cómo el líder del mercado de telefonía de comienzos del siglo 21 pasó a ser un jugador marginal entre los grandes del negocio.

En Nokia tampoco lo entienden. 

Lo que sí está muy claro es que el objetivo de la gigante finlandesa es volver a jugar en las grandes ligas.

Para lograrlo, espera bucear en todo lo bueno que hizo en el pasado y avanzar hacia el futuro de la mano de la expansión mundial de las redes de telecomunicaciones 5G.

En el embarque ya tiene timoneles nuevos: el flamante director general, Pekka Lundmark, que asumió el cargo en agosto de 2020, y el también recién llegado presidente Sari Baldauf.

Ambos trabajaron juntos por última vez dentro del grupo finlandés en 2000 en su negocio de redes. Luego, Nokia se convirtió en gigante que llegó a ser el mayor fabricante mundial de teléfonos móviles, con una capitalización de mercado máxima de casi 300 mil millones de euros.

Sin embargo, la compañía a la que volvió Lundmark es muy diferente a aquella que tenía a sus pies al incipiente mercado de las comunicaciones móviles. 

Nokia y su miopía

En la compañía nórdica no supieron ver con antelación la llegada (y la importancia) de las redes 5G y, como es evidente, no capitalizaron todos los conocimientos que tenían en la materia.

No entendieron tampoco la importancia geopolítica de la próxima generación de redes de telecomunicaciones.

Todos coinciden (inversores, banqueros y ex ejecutivos): fue un paso estratégico en falso que dejó a Nokia vulnerable a los ataques desde todos los sectores. Incluso está a la merced de una adquisición compulsiva.

Su valor de mercado hoy es de apenas 23 mil millones de euros, mientras que el precio de sus acciones está en el mismo nivel que en 2013.

Nokia tiene que actuar. Tiene que hacer algo. Los inversores estadounidenses son los que presionan por cambios más rápidos. 

En los primeras semanas en el cargo, Lundmark ordenó una revisión estratégica y se esperan cambios en la cartera de negocios de la compañía, que van desde redes móviles y fijas hasta software, servicios digitales, patentes, enrutamiento IP y redes ópticas.

El nuevo director general habla de una “nueva estrategia que, además, debe evolucionar constantemente”. No quiere que la compañía vuelva a dormirse en sus laureles sin advertir los cambios que haya en el mercado.

Nokia 5G

El 2019 fue un mal año para Nokia, incluso cuando la “guerra” entre Estados Unidos y Huawei perjudicó notablemente al gigante chino, líder del mercado de la infraestructura de telecomunicaciones.

Huawei es la mayor compañía en ese negocio (que avanza geométricamente gracias al despliegue mundial de las 5G), seguida por las nórdicas Nokia y Ericsson.

Huawei

El año pasado, Nokia creció por debajo de su rival sueca y eso es algo que Lundmark no quiere que se vuelva a repetir.

Los analistas no entienden cómo Nokia y Ericsson no supieron aprovechar mejor la disputa de Donald Trump con Huawei. Estados Unidos dijo expresamente que compraría todo lo que la competencia de la empresa china hiciera, y aún así no consiguieron buenos resultados.

Muchos en Finlandia culpan de los pasos en falso de Nokia al ex director ejecutivo Rajeev Suri y al ex presidente Risto Siilasmaa. 

“Fuimos lentos”

No es tan equivocada la presunción, de hecho, Suri admitió en julio de 2020 que Nokia fue lenta cuando comenzó a implementar la red 5G en 2019 porque todavía estaba pagando el costo de la adquisición de Alcatel-Lucent por 15.600 millones de euros. Sin decirlo, dio a entender que las 5G llegaron en un mal año para la compañía finesa.

Suri, en su defensa, dijo que ahora Nokia está muy consolidada y que una compañía saludable podrá hacer grandes desempeños en el futuro. La pregunta es: ¿No será demasiado tarde?

Para los detractores de los anteriores líderes de Nokia, la empresa demoró mucho en relanzar la compañía luego de vender su negocio de telefonía móvil en 2013

Una queja común entre los inversores es que los negocios de Nokia están “demasiado dispersos”, que debería concentrarse en el software y abandonar la fabricación de componentes, como el chipset 5G.

Pero también hay otros inversores que presionan para que la compañía finesa expanda su unidad de negocios. Por ejemplo, en el mercado de vender redes privadas directamente a las empresas, espacio que actualmente representa alrededor del 6 por ciento de los ingresos de Nokia.

Algunos consideran que Nokia Technologies, que alquila patentes y otras propiedades intelectuales de la compañía, es un gran candidato potencial para la venta.

Los activos de las cinco empresas que componen gran parte de su negocio de redes (Nokia, Siemens, Alcatel, Lucent y Motorola) no es sencillo. 

Hace tiempo que Nokia quiere vender las redes submarinas de Alcatel, pero no encuentra interesados.

Mientras tanto, el número de empleados de Nokia se ha mantenido estable en alrededor de 100 mil en los últimos años y muchos entienden que es tiempo de hacer algunos recortes.

Lo que está muy claro es que Nokia no puede darse el lujo de posponer las decisiones.

La posición de Nokia como uno de los tres grandes fabricantes de equipos 5G del mundo tiene vulnerabilidades, y algunos expertos afirman que es un objetivo atractivo para una compra compulsiva.

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, dijo en febrero de 2020 que ese país, directamente o a través de empresas estadounidenses, debería considerar tomar participaciones en Nokia o Ericsson para ayudar a construir un competidor internacional más fuerte para Huawei.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here