(Tiempo de lectura: 2 min)

El coronavirus sigue generando graves consecuencias en la economía mundial. En este caso, implica a una de las mayores fabricantes de automóviles: Nissan.

La compañía nipona, que gracias a su alianza con Renault es una de las tres mayores productoras de vehículos –junto con Volkswagen y Toyota–, tiene decidido un plan de reestructuración global que incluiría el cierre de su planta en la zona franca de Barcelona.

Según el diario japonés Nikkei, reducirá su capacidad de producción en un 20 por ciento y, como parte de las medidas, dejará de ensamblar en esa planta en España.

La producción sería trasladará a otras factorías de Renault, con la idea de reducir costos fijos para atender la caída en la demanda.

Como parte del rediseño, la alianza, de la que además de Nissan y Renault también forma parte la japonesa Mitsubishi, analiza aumentar la producción en otras plantas de Europa y de América del Sur.

La decisión demuestra que la alianza que forjó Carlos Ghosn (hoy refugiado en El Líbano tras huir de la justicia japonesa) seguirá adelante a pesar de las versiones que hablaban de una posible ruptura. 

Carlos Ghosn, el ex presidente de la alianza.

Amigos para siempre

La relación entre las compañías ha sido especialmente tensa desde el arresto de Ghosn en noviembre de 2018, pero el coronavirus, la fuerte caída en las ventas y la necesidad de supervivencia provocó un renovado acercamiento entre los socios.

En 2019, Nissan produjo alrededor de 55.000 vehículos en España, lo que representa el 10 por ciento de su producción europea.

La decisión final, según Nikkei, será tomada a fines de mayo luego de que los socios terminen de definir su primer plan de negocios desde que se fue Ghosn.

Uso eficiente de recursos

La planta de ensamblaje en Barcelona fabrica vehículos comerciales y pequeños camiones, pero está funcionando al 30 por ciento de su capacidad.

Decididos a aumentar la rentabilidad haciendo un uso eficiente de los recursos de la alianza, Nissan concentrará la producción de vehículos Renault en el Reino Unido.

Asimismo, el plan prevé fabricar vehículos Renault en las instalaciones de Nissan en Brasil.

También la alianza tiene una planta en Córdoba, Argentina, donde tiene una capacidad productiva de 150.000 unidades anuales.

Según Nikkei, Nissan y Mitsubishi fortalecerán su colaboración en el sudeste asiático, donde el socio minoritario se encargará de la producción de vehículos Nissan en Indonesia y en otros países.

Como parte del plan de reducción de costos, Nissan y Renault están buscando que sus vehículos compartan el 70 por ciento de sus piezas, en comparación con el 40 por ciento de ahora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here