(Tiempo de lectura: 3 min)

Los gigantes del retail Nike y H&M (Hennes & Mauritz) están recibiendo todo tipo de ataques en las redes sociales chinas luego de que se expresaran preocupadas por el presunto trabajo esclavo (o forzoso) a los que estarían obligados trabajadores algodoneros de algunas regiones del oeste del gigante asiático.

Ante esta situación, y teniendo en cuenta que millones de chinos compran en tiendas H&M y productos deportivos de Nike, una gran cantidad está pidiendo un boicot.

También se han sumado algunas celebridades chinas de renombre y un buen número de plataformas de comercio online.

La situación tiene relación con el reclamo que varios países de occidente hizo esta semana para que se dispongan sanciones internacionales a China.

El país que gobierna Xi Jinping está acusado de cometer graves violaciones a los derechos humanos de la minoría musulmana uigur, especialmente en la región autónoma de Xinjiang. El Estado chino, por supuesto, niega que exista esa situación.

Las sanciones solicitadas incluyen la prohibición de viajes y el congelamiento de activos para los gobernantes y más altos funcionarios de esa región de China.

Nike, H&M y una declaración polémica

A finales de 2020, una investigación periodística mostró que en China se estaba obligando a cientos de miles de ciudadanos, especialmente de la etnia uigur, a efectuar trabajos manuales sin paga y sólo a cambio de comida en plantaciones de algodón de Xinjiang.

En esa ocasión, Nike y H&M hicieron declaraciones públicas relacionadas con esta denuncia, sin embargo, las mismas recién han trascendido ahora, luego del anuncio de algunos países occidentales de amenazar con sanciones.

Nike

Las dos compañías declararon por separado que estaban “muy preocupadas” por el informe que decía que los uigures eran obligados a cosechar algodón en Xinjiang y que la región no recibía ganancias de ese esfuerzo.

El tema volvió a la luz esta semana con las amenazas y luego de una serie de publicaciones en las redes sociales chinas lideradas por la llamada Liga de la Juventud Comunista, un conjunto de personas que forma parte del Partido Comunista de China.

El texto que fue más compartido alude a que las empresas Nike y H&M difundieron rumores “para boicotear la cosecha de algodón de Xinjiang” y, al mismo tiempo, “quieren obtener ganancias” vendiendo sus productos en China. “No se hagan ilusiones”, dijeron en la plataforma Weibo.

Adjuntas a las publicaciones, compartieron capturas de pantalla de los comunicados de Nike y de H&M.

Atacan a H&M en las redes chinas 

Al mismo tiempo que se viralizó el tema en las redes chinas, los medios de comunicación estatales de ese país avanzaron con una campaña en defensa del cultivo de algodón de la región de Xinjiang y con críticas a las marcas que apoyaron la declaración de los países occidentales.

Por ejemplo, CGTN, publicó un video en Weibo que muestra “la realidad de la recolección de algodón en Xinjiang”, con imágenes de que incluyen una avanzada automatización y testimonios de agricultores de origen uigur diciendo que la gente trabaja allí porque obtienen altos ingresos.

Otra emisora china, CCTV, dijo que H&M es una compañía multinacional sueca que se equivocó queriendo aparecer como “héroe” pero que ha “calculado mal” sus acciones y ahora “deberá pagar un precio muy alto” por sus acciones.

Oficialmente, el gobierno chino aún no ha hecho declaraciones respecto de estos temas. 

H&M China, por su parte, dio a conocer un comunicado en Weibo diciendo que respeta la decisión de los consumidores y que no tienen ninguna posición política.

Apoyo

Varias compañías de ecommerce chino se sumaron al boicot a los productos de Nike y H&M, como Pinduoduo, JD.com y Tmall.

En paralelo, celebridades de las redes como Wang Yibo, Huang-Xuan y Victoria Song publicaron comunicados en sus perfiles diciendo que iba a dejar sus contratos con estas marcas y con todas las que se plegaron a esa causa porque los intereses de China están por sobre todo.

En las redes chinas, mientras ha estado escalando la violencia verbal y el pedido de boicotear a estos productos, se viralizó el hashtag “Apoyo el algodón de Xinjiang”.

Sólo en Weibo tuvo más de 2.000 millones de visitas.

A H&M no le conviene tener problemas en China. Desde hace largo tiempo la marca sueca tiene vínculos con el gigante de Asia no sólo en sus ventas sino del otro lado de la cadena de suministros. Buena parte de los insumos para sus productos llegan desde este país.

Plegarse a esta campaña ha sido claramente un error si quiere seguir profundizando estos lazos. Hay que recordar los problemas que Corea del Sur y Filipinas tuvieron en sus cadenas de tiendas y exportaciones de frutas por disputas diplomáticas con China.

Xinjiang y los uigures

Xinjiang es la región más grande de China. Allí se produce una de cada cinco toneladas del algodón del planeta. 

En Xinjian viven millones de uigures, una minoría musulmana que se ve a sí misma como más cercana a las naciones del centro de Asia, tanto cultural como étnicamente.

En los últimos 20 años, la migración de numerosos chinos del otro lado del país hacia Xinjiang (o Sinkiank) ha hecho crecer la tensión con los uigures y las medidas de seguridad.

Informes periodísticos y de países occidentales dicen que se están violando los derechos humanos de los uigures. China, por su parte, asegura que estas disposiciones sobre la seguridad son necesarias para evitar potenciles intentos de separatismo y terrorismo.

Los reportes dicen que se han estado deteniendo injustamente a uigures, con denuncias de tortura, obligación a trabajo forzado y hasta abusos sexuales.

Fuente: Human Rights Watch

China ha negado todo esto y dice que los campamentos son instalaciones destinadas ayudar a los uigures a salir de la pobreza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here