(Tiempo de lectura: 2 min)

Netflix ha comenzado a hacer pruebas con una nueva función que busca evitar que sus clientes intercambien la contraseña del servicio de streaming más globalmente difundido.

De esta forma, entiende que obligaría a muchos a sumarse a la suscripción en la plataforma.

El sistema se implementaría mediante el envío de un código de verificación al móvil del cliente original.

Según el reporte de algunos usuarios de Netflix, en los últimos días se ha verificado que al iniciar sesión, el servicio de video on demand ha sumado un paso en la pantalla de la TV: un mensaje en el que se informa que si no se es propietario de la cuenta, se debe generar una.

El mensaje, de acuerdo con lo que ha explicado el sitio The Streamable, es parte de una estrategia que está en fase beta de desarrollo.

La empresa está probando la forma de asegurar que sólo el dueño de la cuenta ingrese a ver series, documentales y películas, y no otras personas con las que el propietario haya compartido la palabra clave.

Para asegurarse de esto, la idea es que se envíe una verificación mediante un código, como sucede con otros servicios, especialmente cuentas de bancos o billeteras electrónicas a la hora de hacer transferencias de dinero.

Es lo que se llama seguridad de dos pasos.

Pruebas periódicas

Consultada la empresa, Netflix ha dicho que se trata de una de las decenas de pruebas que la compañía realiza todos los meses para optimizar el servicio.

En este caso, el desarrollo está pensado para ayudar a garantizar que los usuarios que utilizan las cuentas del servicio de streaming estén debidamente autorizados para ingresar, dijo.

El test, que no ha sido generalizado para todos los usuarios, podría quitarle el incentivo a que los clientes hagan entrega de su contraseña a amigos o familiares con los que no conviven.

Sin embargo, el argumento de la compañía es que también evitaría que puedan acceder otras personas no autorizadas, cerrando una posible puerta de entrada a la cuenta.

Mensaje de Netflix

Uno de los mensajes dicen: “Si no vive con el propietario de esta cuenta, necesita comprar su propia suscripción para poder seguir disfrutando del servicio”.

Cerca del 32 por ciento de todos los clientes de Netflix entregan los datos de su password a al menos una persona más, de acuerdo con la compañía de Magid.

El plan de Netflix más básico se ofrece a casi 9 dólares al mes en la mayoría de los países (hay excepciones).

El plan llamado estándar, en tanto, cuesta 14 dólares y le posibilita a los usuarios tener dos pantallas para ver al mismo tiempo.

Hasta ahora, Netflix nunca había puesto demasiado esfuerzo en evitar que se hiciera un intercambio de palabras clave.

Se entiende que el gran aumento en la cantidad de suscriptores y el avance del precio de las acciones de Netflix en la bolsa estaban compensando cualquier problema de ingresos perdidos.

En enero de 2021, Netflix dijo que había superado los 200 millones de suscriptores en todo el mundo, pero sus papeles ya no gozan del crecimiento de otros tiempos en Wall Street y en 2020 avanzaron menos que el S&P 500.

Esto sucede porque los inversionistas han vendido más de lo que compraron a partir de la aparición de otros servicios similares.

Netflix está ahora en plena “guerra” con nuevos jugadores, como el gigante de Disney, Disney+, HBO Max (de AT&T), Peacock (de NBC Universal) y Paramount + (propiedad de Viacom CBS).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here