(Tiempo de lectura: 2 min)

Milicom International Cellular anunció el sábado 2 de mayo que declinará el acuerdo por 570 millones de dólares para adquirir el negocio de la compañía española Telefónica en Costa Rica.

El acuerdo de la venta del 100% de la filial fue hecho en febrero del año pasado por un importe agregado de 2.298 millones de dólares. La unidad en Costa Rica conformaba un paquete mayor de operaciones en Centroamérica, que también incluye a El Salvador, Guatemala, Panamá y Nicaragua. 

La empresa con sede en Luxemburgo indicó en un comunicado que ha ejercido su derecho de terminar el Acuerdo de Compra de Acciones (SPA, por sus siglas en inglés). Milicom argumentó que Telefónica no obtuvo el visto bueno de los reguladores para que la venta se concretara antes del primero de mayo. 

Según el contrato, de haber asuntos pendientes sobre regulaciones, a partir del 1 de mayo cualquiera de las partes podía dar por terminado el acuerdo.Por ello, Milicom obtuvo el derecho de retirarse. 

La compañía que opera en Costa Rica bajo la marca TIGO no dio detalles sobre cuáles son las aprobaciones que aún están pendientes. No obstante, afirmó que se defenderá “vigorosamente” en caso de que Telefónica decida presentar acciones legales.

Esta decisión representa un dolor de cabeza para Telefónica. La empresa española de telecomunicación busca redirigir su atención a sus mercados en España, Brasil, Alemania y Reino Unido. En noviembre, la empresa multinacional anunció un plan de reorganización para producir 2.000 millones de euros en ingresos adicionales, concentrándose en dichos mercados.

Amenaza de demanda a Milicom

Una semana antes, Telefónica aseguró que tomaría acciones legales contra Milicom ante los Tribunales del Estado de Nueva York para exigir que cumpliese lo acordado.

La empresa española informó en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que obtuvo las autorizaciones regulatorias, al igual que completó las condiciones estipuladas en el acuerdo para que se diera la compraventa. Por dicha razón, pidió formalmente a Milicom que cerrase la transacción y cumpliera con el contrato.

Sin embargo, Telefónica alega que Milicom se negó a proseguir con el cierre del acuerdo, por lo cual considera que es un “incumplimiento de los términos y condiciones establecidos en el referido contrato”.

Por consiguiente, la empresa multinacional impondrá una demanda contra Milicom en Estados Unidos para “defender sus derechos”. Con esta medida, Telefónica pretende exigir el cumplimiento de lo acordado y el resarcimiento de todos los daños y perjuicios que este incumplimiento injustificado pudiera ocasionar.

Telefónica y Milicom ya han concretaron la venta de la filial en Panamá por 594 millones de dólares y la de Nicaragua por 437 millones de dólares. Por otro lado, la unidad costarricense ha tenido buenos resultados. En 2019, sus ingresos alcanzaron los 235 millones de euros y un resultado bruto de explotación de 88 millones de euros.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here