(Tiempo de lectura: 2 min)

La canciller alemana, Angela Merkel ha insistido en que relajar demasiado las restricciones por la pandemia del coronavirus podría “poner en peligro los primeros éxitos”.

En una rueda de prensa, Merkel ha invitado a los alemanes a ser “consecuentes” con las medias que hasta ahora se han tomado para evitar la drástica expansión de la pandemia en el país nórdico. Esto lo ha dicho en el contexto de reapertura progresiva de los negocios en el país, tras los días aislados de la cuarentena.

Después de semanas exitosas, la canciller teme que un crecimiento exponencial de las cifras podría llevar a una “recaída” y un “cierre total” de la economía alemana, que se proyecta que ha caído en un 4,2% desde que las infecciones empezaron en este país.

Hasta ahora se han registrado en Alemania 141.672 casos de COVID-19 y han fallecido 4.404 personas, según el Instituto Robert Koch.

Este lunes 20 de abril, Alemania ha relajado algunas de las medidas restrictivas que se habían impuesto para contener el coronavirus.

Los comercios con una superficie de hasta 800 metros cuadrados podrán abrir otra vez las puertas en algunos estados federados, mientras que otros tardarán un poco más. A partir de la próxima semana las escuelas se reaperturarán, siguiendo el ejemplo de Dinamarca, uno de sus vecinos.

Las escuelas de Berlín

En Berlín aplicarán esta medida paulatinamente, comenzando por los exámenes para
para el último curso del bachillerato. Para el 4 de mayo está contemplado que volverán otros cursos de forma escalonada y en grupos más pequeños.

Peluquerías, concesionarias, tiendas de bicicletas y otros negocios podrían abrir el 4 de mayo o antes.

La actuación del gobierno alemán será “paso a paso” y “despacio”, analizando todos los fenómenos que ocurran a partir de las medidas.

“Los efectos de la apertura de tiendas iniciada hoy se verán en 14 días. Eso es lo que hace difícil la situación”, destacó la canciller.

 

Baviera en mascarillas

También este lunes Baviera anunció que impondrá a partir de la próxima semana la obligación de usar mascarillas, u otro tipo de protección de nariz y boca, en el transporte público y en las tiendas.

Al igual que Merkel, el primer ministro bávaro Markus Söder considera que se requieren medidas especiales de protección, entre ellas está el uso de mascarillas, para afrontar estos nuevos permisos de apertura.

“Esta semana se pide el uso de mascarillas u otra protección de nariz y boca. A partir de la semana próxima será obligatorio. Si relajamos las medidas tenemos que aumentar las formas de protección“, impuso Söder ante el parlamento local.

El ejecutivo aprovechó la oportunidad para manifestar que los efectos económicos de la pandemia se notarán y por ello ha preparado un paquete de ayuda de 60.000 millones de euros, al margen de los planes de todo el país.

“Mientras mercados importantes como EE. UU. estén en dificultades seguirá sufriendo nuestra economía. No se trata sólo de las empresas sino de puestos de trabajo y de nuestro bienestar”, señaló.

Baviera esperará hasta la próxima semana para abrirse. También Sajonia y Mecklenburgo-Pomerania habían impuesto la obligación de llevar mascarillas mientras que para los otros estados federados esto sigue siendo solo una recomendación.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here