(Tiempo de lectura: 4 min)

Los datos favorables relacionados con un aumento de la producción fabril, estimularon una fuerte subida en los mercados bursátiles europeos. Además del aumento de la producción en la región, los inversores observan una aparente calma en los mercados de bonos globales. Mientras tanto, se siguen publicando mejores perspectivas acerca de los efectos de la vacunación masiva contra el Covid-19.

A las 10:05 (GMT), el DAX en Alemania había escalado un 1,1%, en tanto que el CAC 40 de Francia subía un 1,5% y el índice FTSE del Reino Unido aumentaba un 1,7%. A las 15,05 (GMT) el IBEX 35 español subía 1,25% para ubicarse en 8,328 puntos.

El Índice de Gestores de Compras Manufacturero (PMI) de la zona euro superó las expectativas al subir de 54,8 en enero a 57,9 en febrero. Así mismo el sector manufacturero de Alemania que domina la región tuvo un impresionante ritmo de expansión.

Estos números son indicativos de la resiliencia de este sector que ha logrado sortear las dificultades y resistir más eficientemente las actuales restricciones de movilidad, debido a una nueva oleada de coronavirus, que durante los primeros bloqueos.

Por otro lado, las noticias bursátiles provenientes del continente asiático este lunes temprano fueron mixtas. La actividad manufacturera de Japón vio en febrero una expansión récord en más de dos años. Sorpresivamente, no ocurrió lo mismo en China, donde la actividad fabril se desaceleró alcanzando niveles de hace nueve meses.

Caída de los bonos estadounidenses y globales

Comenzando la semana, el rendimiento de los bonos públicos europeos se estabilizó, después de las fuertes ganancias obtenidas la semana pasada. La consecuencia inmediata fue una disminución de la presión sobre los mercados de valores. El aumento de los rendimientos de los bonos provocó que el apetito de los inversores por las acciones disminuyera.

Los bonos de referencia estadounidenses a 10 años quedaron en último lugar. Fueron negociados con rendimientos de 1,40%, después que la semana pasada alcanzara máximos del 1,61%. Los inversores estaban preocupados por un aumento descontrolado de la inflación pues, irremediablemente, los principales bancos centrales tendrían que ajustar su política monetaria antes de lo previsto.

Pero la aprobación del proyecto de ley de estímulo de Biden por 1,9 billones de dólares en la Cámara de Representantes de EE.UU el sábado, ayudó a mejorar las perspectivas. El proyecto de ley pasará ahora a discusión ahora en el Senado, ya sin el obstáculo del salario mínimo de $15 que fue borrado durante la sesión legislativa.

Aprobada vacuna de Pfizer y aumento de las acciones de viajes

Igualmente, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) aprobó la vacuna de Johnson & Johnson que estaba aguardando por autorización. La nueva cura contra el covid-19, requiere solo de una dosis para inmunizar y se suma a las otras dos aprobadas ya: la de Pfizer-BioNTech y la de Moderna.

Tras su aprobación de la nueva vacuna, el presidente Joe Biden dijo que es “noticia emocionante para todos los estadounidenses y un avance alentador en nuestros esfuerzos por poner fin a la crisis». Esta nueva vacuna refuerza la tesis de que el final de la pandemia podría estar más cerca. 

Respecto al sector corporativo de la eurozona, las acciones de las compañías de viajes y ocio subieron con fuerza también. El propietario de British Airways, IAG, lideró el sector con una subida superior al 5%, debido a que los inversores esperan que el negocio de los viajes pueda ser reabierto definitivamente en el verano.

Las acciones de la compañía francesa de alimentos y bebidas Danone se elevaron un 2,3%, después de anunciar la venta de su participación de $ 1000 en las acciones de la compañía china de lácteos Mengniu.

Por otra parte, las acciones de AstraZeneca subieron un 1,7%, luego de que el Times de Londres publicara que el fabricante de medicamentos del Reino Unido vendió su participación de 7,7% en Moderna por más de $ 1000 millones.

Otras acciones que subieron un sólido 3% fueron las de Logitech. El fabricante de productos informáticos mejoró su perspectiva fiscal para este año, gracias al crecimiento del teletrabajo durante los períodos de confinamiento y restricciones causados por la pandemia de origen chino.

El petróleo ya alcanzó su mejor precio de hace un año

También, los precios del crudo siguen escalando a niveles prepandémicos cuando rondaban los $ 65 por barril. Quiere decir que después del frío invierno en Europa y EE.UU, los conductores verán un considerable aumento en los precios del combustible en primavera.

El crudo se ha visto fortalecido por los recortes a la producción y el aumento de la demanda debido al temporal vivido de los últimos dos meses. El lunes los precios del petróleo siguieron su racha ascendente. Los operadores prevén un crecimiento de la demanda en los próximos meses, después del nuevo paquete de estímulo de EE.UU.

Además, la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP +) tiene programada una reunión al final de esta semana. El principal tema de discusión será abrir un poco más los grifos luego del movimiento acelerado de los precios en los últimos días. Uno de los países que más está presionando por el aumento de las cuotas OPEP + es Rusia.

El barril de futuros del West Texas Intermediate (WTI) de referencia estadounidense, subió un 1,9% a $ 62,66, mientras que el Brent de referencia para Europa aumentó un 1,9% a $ 65,63.

Los futuros del oro en algunos mercados también vieron un impulso al subir 1,1% a $ 1,747.75 la onza. En el movimiento de las monedas, el euro con respecto al dólar se cotizó un 0,2% a la baja a $ 1,2051.

Futuros de acciones de EE.UU. aumentan

A medida que se recuperan los bonos estadounidenses, ha aumentado el precio de los futuros de las acciones de los Estados Unidos. Se espera una rápida recuperación de los principales índices de Wall Street, mientras los inversores aguardan por señales de los funcionarios de la Reserva Federal sobre el mercado de bonos.

Este lunes, los futuros de acciones y bonos gubernamentales se elevaron ante la expectativa de los inversores por los datos que ofrezcan los oradores del banco central estadounidense sobre la política económica y el sector manufacturero en particular.

Los futuros asociados al S&P 500 se elevaron un 1,2% y los contratos del Nasdaq-100 crecieron un 1,5%. La semana pasada las acciones de tecnología no fue la mejor. Todas las acciones, pero especialmente las de las compañías tecnológicas, han sido afectadas por la volatilidad de los mercados de bonos del gobierno durante las últimas sesiones.

Al caer los rendimientos el lunes, se impulsó la demanda de acciones por parte de los inversores. Aunque los administradores de dinero actuaron de forma cautelosa ante los nuevos picos, porque podrían provocar una nueva volatilidad en los precios de las acciones.

Los inversores estarán atentos al discurso del gobernador de la FED, Lael Brainard, y analizarán si el banco central adoptará una política de rechazo a los rendimientos más altos.

Según la administradora de fondos de Columbia Threadneedle Investments, con sede en Londres, Andrea Carzana, “esta semana es clave”. Si la Reserva Federal no ayuda a reducir las previsiones del mercado sobre una mayor inflación causada por los estímulos, los rendimientos de los bonos podrían seguir aumentando. Esto evidentemente causará un sacudón en el mercado de valores, prevé Carzana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here