(Tiempo de lectura: 3 min)

Cerca de dos de cada tres trabajadores no  cumplieron con la obligatoriedad de registrar su jornada laboral en 2019. Así lo aseguran los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según los datos recabados en el módulo sobre organización y duración de la jornada laboral, 4,3 millones de empleados españoles (el 25,98%) no registraron en 2019 ni su presencia ni las horas trabajadas en su empleo. Por el contrario, un 28% de los trabajadores registraban solo su presencia, mientras que un 38% registraron también el número de horas trabajadas.

Estos datos contrastan con la ley de obligatoriedad de registro de la jornada de los trabajadores que, con efectos desde el 12 de mayo de 2019 obliga a las empresas a registrar las jornadas laborales de sus trabajadores. Según los datos del INE, el sector de la Construcción es el que más incumple la norma. En concreto, el 32,3% de los trabajadores de la construcción no registra ni su presencia ni las horas trabajadas. Por el contrario, el porcentaje que cumple con la normativa es solo del 36,6%.

En cambio, el cumplimiento es más mayoritario en la industria. En el segundo sector productivo, solo el 14% de los trabajadores no  registran su jornada, mientras que el porcentaje de asalariados que registran tanto las horas como la presencia se eleva hasta el 50%. Un porcentaje que es algo menor en el sector servicios (36,56%). En el caso de la agricultura, solo el 28% de los trabajadores cumple de forma estricta con la ley.

La mayoría de trabajadores no pueden decidir su jornada laboral

Los datos publicados por el INE también muestran que hasta el 70,6% de los trabajadores españoles en 2019 no pudo decidir cómo repartir su jornada laboral. Según los datos publicados hoy, la industria es el sector productivo más inflexible en estos términos. Así, el 76,5% de los trabajadores en el sector industrial no tuvo flexibilidad en torno a su jornada laboral. De esta forma, solo una minoría (el 9,9%) pudo decidir su jornada sin restricciones y un 12,8% aseguraron que tenían cierto margen para repartir su jornada laboral.

Por otro lado, la agricultura representa el sector más flexible en relación a la jornada laboral. Según la encuesta difundida por el INE, el 30% de los trabajadores del sector primario pueden decidir su jornada laboral sin restricciones. Sin embargo, todavía es una mayoría (el 56%) la que no tiene flexibilidad a la hora de trabajar. En el caso del sector servicios y la construcción, la tónica muestra también una mayoría de trabajadores sin flexibilidad horaria. Concretamente, dos tercios de los trabajadores de la construcción y el 70% de los trabajadores del sector servicios deben cumplir un horario fijo.

En todo caso, también es una mayoría el número de trabajadores que aseguran que las reglas de su jornada laboral no se varían de forma sistemática por parte de la empresa. Así, según los datos del INE, el 75% de los trabajadores sufre una o ninguna variación de su horario laboral al mes. El porcentaje de trabajadores que ven cómo su horario cambia al menos una vez por semana es del 12,4%, mientras que un 10% de los trabajadores deben asumir al menos un cambio al mes en su jornada laboral.

Los sindicatos exigen el cumplimiento de la Ley de Registro Horario

Ante el escaso cumplimento de la norma que reflejan los datos del INE, los sindicatos han reaccionado urgiendo al gobierno a hacer cumplir el registro horario en las empresas. UGT ha alertado que el cumplimiento de la ley es una obligación de las empresas, también en el contexto del Estado de Alarma y en la realización de la jornada laboral desde caso. En este sentido, el secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha pedido al ejecutivo español “abrir las mesas de negociación, tanto sectoriales como de empresa para articular el registro horario de las empresas”. 

Según UGT, las empresas han tenido más de un año para adaptarse a la ley y establecer los mecanismos oportunos para registrar las jornadas laborales de sus trabajadores. En este sentido, el sindicato pide al Ministerio de trabajo que vigile el cumplimiento de la ley y que actúe y sanciones a las compañías que abusan de las jornadas laborales de sus trabajadores.

Según los datos que maneja el sindicato, la entrada en vigor de la ley de registro horario hizo descender un 11,6% el número de horas extra realizadas por parte de los empleados. Sin embargo, la propia UGT alerta de cierto relajamiento “en el cumplimiento de la ley”. Un relajamiento que se ha agravado con la práctica del teletrabajo, debido a que deja en manos de la negociación colectiva su cumplimiento.

Cerca del 80% de los trabajadores no emplea el teletrabajo

Y ante el boom que ha supuesto la crisis sanitaria de la Covid-19 para el teletrabajo, la estadística del INE demuestra que no era una práctica asentada previamente en el mercado laboral español. Según los datos de la EPA, el 78,7% de los trabajadores ocupados realizó en 2019 su jornada laboral desde los locales de su empresa. Por el contrario, solo un ínfimo 1,78% aseguró trabajar desde su casa. Otras prácticas establecidas pasan por desarrollar la jornada laboral en locales de clientes (9,17%), o en varios sitios de forma simultanea (7,68%).

Por sectores, la industria y los servicios son los que más desarrollan el trabajo desde sus propias instalaciones. Así, el 87,8% de los trabajadores del sector industrial trabajan desde las oficinas de la empresa. En el caso de los servicios el porcentaje de trabajadores que acuden diariamente a los locales de la empresa es del 81,5%.

Y en relación con el tiempo de desplazamiento desde el domicilio del empleado hasta su puesto de trabajo, la estadística muestra que el 75% de los trabajadores tardó media hora o menos en llegar. Por el contrario, un 15% de los trabajadores emplearon en 2019 entre media hora y una hora para llegar a su puesto de trabajo. Solo un 4% (unos 777.000 trabajadores) tardó más de una hora en llegar a su trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here