(Tiempo de lectura: 2 min)

Mientras que algunos trabajadores pudieron abandonar los expedientes ERTE en mayo, los empleados de Alcoa en San Cibrao mantienen las protestas para reclamar una solución al despido de 500 trabajadores.

Este martes 2 de junio han participado entre 1.500 y 2.000 trabajadores de la plantilla de la fábrica de aluminio en una protesta a la factoría. Desde la primera hora de la mañana han bloqueado nuevamente el acceso principal al complejo industrial con una barricada de neumáticos y posteriormente han encendido en fuego.

También los empleados de las empresas auxiliares que prestan servicio en la fábrica se han visto afectados por la decisión de Alcoa del despido de 500 empleados.

José Antonio Zan, presidente del comité de empleados, ha asegurado que las protestas de los últimos días no han sido “más que un calentamiento”, pues las acciones previstas por los representantes de los trabajadores escalarán si obtienen una negativa  por parte de la dirección de Alcoa y de las administraciones, o si no se ofrece una solución que evite el despido colectivo anunciado por la multinacional.

 

387.000 ERTES menos y millones por resolver

Todo esto ha ocurrido en el contexto de la desescalada en las medidas sanitarias de España, que han incorporado casi en su totalidad a los distintos sectores económicos que hacen vida en el país.

Por esto, más de 387.000 personas dejaron de estar bajo un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) durante el pasado mayo, sumando un total de 457.999 personas que han dejado de estar en situación de ERTE por fuerza mayor desde finales de abril.

Sin embargo, la cantidad de trabajadores que han suspendido sus contratos todavía alcanza las 2.998.970 de personas, con 70.094 nuevos ingresos que se han visto incluidas en un ERTE no por fuerza mayor.

En rueda de prensa, el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, ha señalado que son cerca de 600.000 los trabajadores que se han incorporado a la actividad durante mayo, ya que a esos 387.815 trabajadores que han salido de un ERTE se suman los 187.814 nuevos afiliados.

Estos datos, “están muy lejos de recuperar toda actividad económica destruida desde durante marzo, pero la rapidez con la que estamos incorporando trabajadores nos hace ser optimistas para el resto del año”, ha dicho Arroyo, quien ha señalado que el ritmo de salida de ERTE ha sido muy estable y lineal en mayo.

“Si somos capaces de transmitir confianza en el sistema, pensamos que podría haber una aceleración”, ha concluido al señalar que “las empresas han actuado con precaución, probando las aguas”, lo cual ha producido una ligera aceleración de la incorporación laboral en los últimos días.

Sin embargo, mientras la desescalada ha significado la vuelta al trabajo para unos, ha evidenciado que, al atravesar esta recesión económica mundial, otras empresas se verán en la obligación de llevar a sus trabajadores  a paro.

El número de afiliados en un ERTE por fuerza mayor ha sido superior en los sectores producción de alimentos y bebidas, el comercio al por menor, excepto de vehículos de motor y motocicletas, y en los servicios de alojamiento.

Es en Cataluña, Madrid y Andalucía donde hay más ocupados en esta situación

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here