(Tiempo de lectura: 5 min)

Los precios de la electricidad y el gas en Europa se han disparado a niveles récords presionando a los gobiernos de la Unión Europea. Para tratar de aliviar el duro golpe a los consumidores de España, el gobierno de Pedro Sánchez anunció varios recortes de impuestos temporales.

Mientras tanto otros gobiernos de la región buscan también amortiguar y minimizar la agitación política que estos aumentos provocan. La elevación creciente de los precios de la energía que está afectando a toda Europa, es impulsada por varios factores. 

A medida que la economía mundial ha venido recuperándose, la demanda de gas natural licuado por parte de Europa y Asia ha aumentado. China está usando más gas para disminuir su dependencia del carbón, los precios del carbono siguen subiendo y Rusia que surte de gas a varios países europeos, ha reducido su oferta.

Esto ocurre en un momento en que la UE está presionando por una transición acelerada hacia fuentes alternas y sostenibles de energía y el abandono más rápidamente del uso del carbón. Al mismo tiempo que el impuesto al carbono ha disparado los precios de la energía en los últimos meses, incrementando con fuerza el importe de las facturas de electricidad.

Precios del CO2 y la escasez energética presionan al mercado

El vicepresidente de la Comisión Europea para asuntos climáticos, Frans Timmermans, dijo que la UE debería asegurarse de que los sectores de población más vulnerables no terminen pagando un precio más alto por la transición energética.

El funcionario prometió la implementación de medidas para garantizar que la carga de los impuestos se reparta de forma justa, en medio de un aumento global en los precios de la energía. “Lo único que no podemos permitirnos es que el aspecto social se oponga al aspecto climático”, señaló.

Agregó que ve “esta amenaza de forma muy clara ahora que tenemos una conversación sobre el aumento de precios en el sector de la energía”.  Explicó que el aumento de los precios de las emisiones de CO2, representan una quinta parte de la factura eléctrica. “El resto es simplemente una consecuencia de escasez en el mercado”, indicó Timmermans. 

En cambio los precios de las energías renovables se han mantenido relativamente bajos y estables. Según afirmó Timmermans ante el Parlamento Europeo durante un debate acerca de una propuesta legislativa para que el bloque de naciones reduzca en un 55% las emisiones de gases de efecto invernadero.

Enfatizó que estos aumentos de precios de la energía deben impulsar a la UE a acelerar la transición hacia las energías renovables. Según Timmermans, si esta transición hubiese comenzado hace mucho tiempo atrás, la situación actual no se habría presentado. Debido a que Europa sería menos dependientes del gas natural y el petróleo.

Gobierno español presionado por las encuestas y la molestia de los consumidores

El presidente español, Pedro Sánchez, dijo que los impuestos a la electricidad serán reducidos en 1.400 millones de euros hasta finales de este año. En una entrevista de televisión el lunes, Sánchez declaró que 650 millones provenientes de las “ganancias extraordinarias” generadas por las empresas de energía se “dirigirán a los consumidores”. 

Dijo que su gobierno se ha “comprometido firmemente a que todos los ciudadanos paguen la misma factura de electricidad [este año] que en 2018”. Consideró que el nivel de ganancias actual de las empresas de energía “no es aceptable”. Las medidas serán aprobadas este mismo martes.

La elevación constante de los precios de la electricidad en el país durante todo el verano hasta alcanzar niveles récord en el mercado mayorista, se ha convertido en uno de los temas más candentes. A medida que la popularidad del gobierno socialista de Sánchez cae en las encuestas, aumenta la presión para calmar los ánimos de los electores.

El gobierno anunció que hará recorte temporal del IVA a la electricidad y el gas para paliar los efectos del constante aumento de precios. En declaraciones para The Times, el economista español Toni Roldán, se mostró escéptico sobre las medidas de Sánchez.  

Los costes del cambio climático

“En este punto, debe tener mucha suerte para que los precios medios bajen al nivel de 2018”, señaló el exdiputado de Ciudadanos y director del centro de política económica de la escuela de negocios Esade en Madrid. 

Roldán expresó también que España tendrá que comenzar a pagar los costes del cambio climático. Señaló que habrá asumir que durante un tiempo las medidas para evitar el cambio climático harán que el coste de la energía sea más caro.

Los precios minoristas de la electricidad en el país están directamente vinculados al mercado mayorista español de la electricidad. Porque muchos consumidores no pagan tarifas fijas sino variables. Además, el aumento de la demanda global también está presionando los precios del mercado.

“En España la gente está sintiendo apuros en sus finanzas personales. Pero este no es un problema español; sino que es un problema europeo y mundial”, dijo Angel Talavera, director de economía europea de Oxford Economics. 

“El problema es que, debido a la forma diferente en la que funciona el mercado español, gran parte del mundo aún no lo ha notado. Pero tarde o temprano ocurrirá una tendencia similar en otros países”, precisó.

Los precios de la electricidad seguirán altos a pesar de los recortes

En Francia, el gobierno de Emmanuel Macron sugirió recientemente que está considerando ampliar la base de consumidores que califican para obtener subsidios directos para pagos de combustible. En Grecia el gobierno anunció la creación de un fondo de transición energética de 150 millones dirigido a compensar los aumentos del precio de la electricidad.

La situación en Alemania es compleja también. Los precios de referencia del megavatio / hora al por mayor la semana pasada para entrega el próximo año subieron a 90 euros. Es decir, el doble del precio en el que comenzaron este año, superando el nivel de precios récord del verano de 2008, cuando los precios del petróleo rondaron casi los 150 dólares el barril. 

Ya algunos analistas han advertido que los precios seguirán creciendo en lo que resta del año. Julien Hoarau, director de EnergyScan, la unidad de análisis de Engie la compañía francesa de servicios públicos señaló que si durante el invierno no aumenta el nivel de suministro de gas ruso a Europa, el mercado permanecería ajustado y los precios elevados.

“Estamos solo en septiembre, así que es bastante preocupante para los próximos meses donde tendremos una mayor demanda de gas para calefacción”, dijo.

El precio de la electricidad a nivel mayorista para el miércoles en España llegará hasta los 172,78 euros el megavatio / hora. Esto supone un aumento de 12,6% con respecto a las tarifas del martes. Se espera que para el final del día alcance los 180,3 euros por MW/h, según datos suministrados por el operador de mercado eléctrico designado OMIE.

Crece la presión para la CE y los eurodiputados

Las constantes subidas de precios de la energía, igualmente están presionando políticamente a la Comisión Europea. En julio esta instancia propuso la imposición de un gran paquete de políticas ecológicas, que incluyó un precio elevado a las emisiones del carbono, tanto para el combustible de coches como para la calefacción de edificios. 

Las reacciones a la propuesta han sido inmediatas. En Francia y España diversos sectores han dicho que este impuesto afectará principalmente a la población más pobre, que no está en capacidad de cambiar fácilmente del uso de combustibles fósiles al uso de energías más ecológicas y menos contaminantes. 

Para tratar de apaciguar las críticas a la propuesta de impuesto ecológico, la Comisión Europea propuso crear un fondo social por varios millones de euros destinados a financiar a las familias más afectadas por el nuevo impuesto al carbono. 

Igualmente, los eurodiputados debatirán las reformas, que serán presentadas a consideración de los estados miembros de la UE y el Parlamento Europeo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here