(Tiempo de lectura: 3 min)

No hay duda que uno de los grandes ganadores de la pandemia de coronavirus ha sido la aplicación de videoconferencias Zoom, que pasó de ser una ilustre desconocida a la más utilizada en tiempos de aislamiento.

Los últimos números de la app lo confirman: sus ingresos se dispararon, las ganancias se duplicaron y la cantidad de usuarios no para de crecer.

Todo, gracias a la (lamentable) crisis del coronavirus.

Los datos contables del segundo trimestre fiscal de Zoom (que considera los meses entre mayo y julio) hablan por sí solos: sus ingresos aumentaron un 355 por ciento hasta 552 millones de euros, superando las expectativas de los analistas, que esperaban 410 millones.

Las ganancias, en paralelo, crecieron hasta 155 millones de euros.

Y el crecimiento de clientes fue exponencial: 458 por ciento más que en el mismo periodo de 2019, cuando el Covid-19 era una palabra que no existía y nadie en el planeta imaginaba una crisis sanitaria como la que atraviesa.

Al igual que Zoom, otras aplicaciones de videoconferencia han sido cruciales estos meses debido al fuerte aumento del trabajo remoto en todo el mundo.

Esto, por supuesto, provocó que las acciones de Zoom alcanzaran un récord esta semana, superando los 270 euros.

Asimismo, la firma elevó su pronóstico de ingresos anuales en más de un 30 por ciento. Ahora la aplicación espera una recaudación del orden de los 2.000 millones de euros.

La clave del éxito de Zoom fue su gran capacidad para sumar clientes de pago (usuarios corporativos con elevado presupuesto) y no sólo aquellos particulares que utilizan el servicio de forma gratuita.

Según la compañía estadounidense, sus grandes clientes, empresas que generaron más de 100.000 dólares en ingresos en 2019, se duplicaron en el segundo trimestre del año y ya son más de 980.

Todos ganan

Pero no sólo Zoom está en auge. Sus rivales Cisco Webex y Microsoft Teams también han experimentado un aumento en el uso de sus plataformas de videoconferencia desde que prácticamente todos los países del mundo impusieron medidas de bloqueo por la propagación del coronavirus.

Igualmente, no todas han sido rosas en el horizonte de Zoom. La creciente popularidad de la app ha afectado su infraestructura, generando caídas del sistema y denuncias de vulnerabilidad.

Su reputación se vio afectada porque hackers de todo el mundo vieron una gran “oportunidad” para vulnerar la app a partir del fuerte crecimiento de usuarios sin un soporte que estuviera preparado.

Incluso los piratas informáticos revelaron que la empresa había enviado datos de usuarios a Facebook y que aseguró que la aplicación tenía cifrado de extremo a extremo, cuando no era así.

Zoom también tuvo problemas con el gobierno de los Estados Unidos por sus vínculos con China, donde tiene 700 empleados, incluida la mayor parte de su equipo de desarrollo de productos.

Esto hizo que Donald Trump advirtiera que no usarán la app en Washington.

Eric Yuan Zoom
Eric Yuan, CEO y fundador de Zoom.

El fundador y CEO de Zoom, Eric Yuan, debió pedir disculpas cuando recibió críticas porque la app utilizó servidores chinos en algunas de sus video llamadas.

Yuan dijo que fue “por error”, en un momento en que la capacidad tecnológica estuvo a punto de colapsar.

“Fue en la urgencia” y “por ayudar a personas de todo el mundo”, explicó Yuan, al tiempo que aclaró que luego se agregó más capacidad a los servidores.

El problema de este enrutamiento de las video llamadas por China es que ese país no aplica una legislación estricta de encriptación de datos y estos pueden ser “leídos” por el gobierno de Xi Jinping.

El gran ganador: Yuan

El fundador de la empresa con sede en San José, California, cuyo patrimonio neto se compone principalmente de sus más de 50 millones de acciones de Zoom, es uno de los mayores beneficiados.

Yuan, de 50 años, sumó 12.800 millones de dólares en pocos meses ya que las acciones de la app subieron casi cinco veces desde marzo.

Otros de los primeros inversores de Zoom, Li Ka-shing y Samuel Chen, también han visto cómo sus fortunas se multiplicaron.

El 2020 está siendo un año muy bueno para las personas más ricas del mundo de la tecnología: Jeff Bezos, de Amazon, vio crecer su patrimonio neto en 13 mil millones de dólares en un día en julio, y Elon Musk, de Tesla, agregó 8 mil millones de dólares en 24 horas el mes pasado.

Ambos han alcanzado niveles récord de riqueza, con Bezos cruzando los 200 mil millones y Musk los 100 mil millones de dólares.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here