(Tiempo de lectura: 2 min)

Texas, conocida por sus bajas regulaciones y su entorno favorable a las empresas, está siendo vista por los mineros como una buena alternativa a las complicaciones que tienen en China.

A medida que las regulaciones de China avanzan sobre las criptomonedas, el estado estadounidense de Texas se muestra como una alternativa interesante gracias a la electricidad barata y a un entorno más receptivo a los activos digitales.

Son los mineros los que están teniendo especialmente problemas en China y ese destino en los Estados Unidos se muestra muy atractivo.

Hasta ahora, la minería de Bitcoin estuvo dominada por China. Se calcula que casi la mitad de las operaciones de esta clase se hacen en el país de Xi Jinping.

Sin embargo, a pesar de su abundancia de combustibles fósiles y energía eólica, el estado está lidiando con sus propios problemas de suministro de energía, por lo que no sería tan fácil.

Traslado a Texas

Por ejemplo, BIT Mining, que ahora tiene sede en Shenzhen, planea invertir 20 millones de euros en un centro de datos de 56 megavatios que se levantará en Texas.

Se uniría a Bitmain, con sede en Beijing, que busca ampliar las instalaciones que construyó allí en 2019.

Los costos de energía son un factor importante en la minería de criptomonedas, el proceso de uso intensivo de energía utilizado para verificar transacciones y generar nuevas monedas.

ARTÍCULO RELACIONADO

2021: ¿El gran momento para invertir en Bitcoin?

Con el Bitcoin cotizando alrededor de los $50.000 muchos lectores se preguntan: ¿Vale la pena invertir con el Bitcoin a este precio?”La respuesta rápida...

China, que ofrecía electricidad a bajo costo y terrenos baratos para los centros de datos, había llegó a albergar más del 59 por ciento de la minería mundial de bitcoin.

Sin embargo, un número cada vez mayor de compañías dedicadas a la minería, como Hashcow, han cerrado sus operaciones en el gigante de Asia como respuesta a las restricciones cada vez más estrictas sobre las empresas de criptomonedas.

Esta especie de “persecución” comenzó el año pasado, pero se ha profundizado en los últimos meses. Además, ya no sólo contra la minería, sino también con las transacciones que involucran monedas virtuales.

Texas, con sus muy convenientes incentivos fiscales para las empresas de tecnología, está posicionada para atraer a estas compañías desplazadas.

El estado del sur de los Estados Unidos tiene uno de los precios de electricidad más bajos de los Estados Unidos gracias, en parte, a las importantes reservas de gas natural.

El gobernador Greg Abbott dijo en mayo que Texas se está convirtiendo en una verdadera “Meca” para la minería de bitcoin.

Mineros de Bitcoin en Estados Unidos

También hay compañías mineras estadounidenses en ese estado.

Blockcap, por ejemplo, llevó su sede central a Austin, la capital del estado sureño, en abril de 2021. Además, planea expandir su presencia hasta 41 mil máquinas, más del doble de su capacidad. Esto la llevaría a minar más del 1,1 por ciento de todo el hashrate total de bitcoin. Esta es una medida que refleja la potencia informática combinada global que hay en la blockchain.

La creciente adopción de la energía eólica en Texas es una ventaja para los mineros que comienzan a preocuparse por el impacto ambiental de las criptomonedas, un tema que los críticos han puesto de relieve recientemente.

Sin embargo, no todo es color de rosa. El mercado de la electricidad altamente desregulado del estado podría presentar riesgos en el futuro. Hay que recordar que en el invierno pasado los precios aumentaron durante la ola de frío de febrero que causó cortes de energía generalizados y por varios días. Esto puede ser caótico para bitcoin.

A medida que aumentan las temperaturas, se les pide a los clientes de las compañías de energía de Texas que reduzcan el uso.

¿Cómo manejará el estado a los mineros de Bitcoin en caso de una escasez de electricidad? Es una pregunta que hoy no tiene respuesta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here