(Tiempo de lectura: 2 min)

Óscar Arce, director general de Economía y Estadística, señaló que, en comparación a otros grupos, los jóvenes “se han beneficiado menos de la aplicación de los ERTE”. El fenómeno se debe a la temporalidad de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo. Además, mencionó que está más presente en los sectores más afectados por la pandemia, como la hostelería y el turismo. 

De acuerdo con los datos del último trimestre, la probabilidad de que un joven encontrara trabajo era mayor “si no estabas en ERTE que si estabas en ERTE”. Por lo tanto, la medida no está facilitando su regreso al mercado laboral, sino que produce el efecto contrario. 

A juicio de Arce, España necesita una reforma laboral y replantearse sus políticas activas de empleo. Hasta los momentos, el Ejecutivo está negociando con los agentes sociales prolongar la vida laboral a medida que la esperanza de vida aumenta.

El director general de Economía y Estadística considera que las vidas laborales deberían ir a la par con las vidas biológicas. Es decir, cada vez más extensas. No obstante, destacó que, para llevarlo a cabo, hay que proporcionar nuevos conocimientos y herramientas a los trabajadores. De esta forma, pueden reasignarse las tareas a medida que los trabajadores envejecen. 

Respecto a las políticas activas de empleo, Arce dijo que “no son las mejores”. Instó a que haya un cambio, porque los jóvenes enfrentan un gran reto con la crisis a la hora de conseguir empleo. Igualmente, su presencia es necesaria en sectores vinculados con actividades sociales, como el turismo, uno de los más golpeados por la pandemia. 

Las oportunidades de los jóvenes disminuyen

Según el director general de Economía y Estadística, las rentas laborales de los jóvenes sufren el impacto de la crisis de COVID-19. Al cierre del año pasado, el porcentaje de jóvenes sin ingresos llegó al 35%. Además, advirtió que la incertidumbre sobre la renta futura también ha aumentado considerablemente. 

“Hay que hacer mucho en el mercado de trabajo”, insistió. Desde su perspectiva, las últimas reformas laborales no han conseguido atajar algunos de los principales problemas del mercado de trabajo. Uno de ellos es la incidencia y efectividad de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo entre los trabajadores más jóvenes.

Por otro lado, Arce resaltó que es necesario iniciar un proceso sostenido de consolidación en cuanto la recuperación económica se asiente, ya que la pandemia ha exigido un fuerte estímulo fiscal. Se estima que la reconstrucción de la política  presupuestaria sea un proceso prolongado. Por lo tanto, podrá contar con la participación de las generaciones más jóvenes. 

Asimismo, recomendó vigilar y documentar “con cuidado” en los próximos años el efecto de la pandemia en la educación en España. En comparación a otras naciones desarrolladas, el país está en una situación desfavorable en lo que a la crisis sanitaria se refiere. 

La escasez de oportunidades profesionales ha provocado que más jóvenes sigan sus estudios de formación reglada a lo largo de 2020. Sin embargo, aún no hay datos concretos que reflejen el efecto del cierre de colegios y universidades durante el confinamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here